Laudio-Nerbioi

Asasam pide un alojamiento para enfermos mentales del Alto Nervión

Considera que es un recurso vital para que estas personas mantengan su arraigo social

08.07.2020 | 00:09
Usuarios de Asasam en un taller ocupacional que impulsa la asociación. Foto: Asasam

Laudio – Asasam, Asociación Ayalesa de Familiares y Personas con Enfermedad Mental, reclama a la Diputación Foral de Araba la creación de un recurso de alojamiento de alta densidad en la localidad de Laudio para dar servicio a las necesidades de la comarca del Alto Nervión. No es una reivindicación nueva ya que, tal y como recuerda la entidad en nota de prensa, "desde las instituciones hemos recibido promesas esperanzadoras que se vieron truncadas por la crisis de 2008", y justo una década después desde el Instituto Foral de Bienestar Social se trasladó el compromiso de su puesta en marcha "cumpliendo así el acuerdo adoptado en Juntas Generales de Álava, en el cual se informó que había una partida de gasto presupuestada en prórroga, a falta de la localización del inmueble".

Dos años después, Asasam sigue sin información ni noticias sobre la implantación de un servicio de vital importancia para mantener a personas con problemas de salud mental "en su entorno, favoreciendo así el arraigo personal, social y familiar". Sin embargo, la falta de este tipo de alojamientos en la comarca está obligando a algunos afectados a "trasladarse a Vitoria, a pesar de no ser ese su deseo inicial y, como consecuencia de ello, también a su familia para mantener sus vínculos afectivos".

En una comparecencia ante las Juntas Generales de Álava, el pasado 12 de junio, responsables de Asasam ofrecieron datos claros y contundentes para respaldar su petición. "En la actualidad, el número de plazas residenciales para personas con enfermedad mental en la comarca es de 3, con una atención no permanente y de baja supervisión, más 7 apoyos educativos para la vida autónoma. Como se puede observar es un recurso limitado teniendo en cuenta que la población diana aproximada es de 1.038 personas". Y esta necesidad, aseguran, "se ha hecho notar aún más durante el estado de alarma y confinamiento" ya que la incertidumbre y el estrés generado entre la población fue "más notorio en el colectivo de personas con trastorno mental" y desencadenó una serie de hechos que evidenciaron la conveniencia de disponer de un recurso de supervisión de 24 horas. "Asasam, en la actualidad, no dispone del entorno adecuado ni de personal suficiente ya que el recurso de alojamiento es de baja supervisión y con solo una persona trabajadora", explicaron. La consecuencia de todo ello es que "se ve limitada la autonomía y la calidad de vida de las personas con enfermedad mental, al no disponer de recursos residenciales que se ajusten a sus necesidades, dentro de su entorno social", insisten.

Convenio con Bizkaia Otra de las peticiones de la asociación se refiere a la situación de las personas con enfermedad metal residentes en municipios vizcainos limítrofes como son Orduña, Orozko, Arakaldo y Arrankudiaga, a los que se atiende en el programa Psicosocial tanto en actividades como a través del servicio de asistencia psicológica. "Desde Asasam se considera imprescindible que las diferentes instituciones lleguen a acuerdos, por los cuales personas con enfermedad mental de Bizkaia puedan acceder a recursos de Álava, y así mejorar su calidad de vida. Este no sería el primer servicio que se comparte; ya que ya se hace con sanidad y seguridad, pero una vez más no se ha tenido respuesta a la problemática planteada", lamentan.

Por último, Asasam reclama a la Diputación de Araba "que se replantee la reestructuración de los Convenios de Mantenimiento y Autonomía para así garantizar el mantenimiento del Servicio de Centro Psicosocial, que da atención a estas personas de la zona".

Debido a la falta de respuestas a estas problemáticas, la asociación anuncia una concentración el viernes a las 12.00 horas frente a la sede de la Diputación de Araba, "para denunciar las carencias sociales de nuestro colectivo y que se vienen reclamando desde hace años".

noticias de deia