Laudio-Nerbioi

El Orozko de Blas de Otero

09.02.2020 | 15:16
El punto de partida del homenaje será Muñoz Etxea, la casa originaria de la familia materna de Blas de Otero en Orozko.

Poesía, música y danza. Las tres disciplinas artísticas se fundirán para rendir homenaje a la figura del poeta

EL lánguido valle de mi adolescencia donde la luna derrama una luz compasiva sobre la muerte soñada de mis antepasados. Pequeña patria mía, cielo de nata sobre los verdes helechos, la hirsuta zarzamora, el grave roble, los castaños de fruncida sombra, las rápidas laderas de pinares". Así describió Blas de Otero, en uno de sus poemas, el idílico paisaje de Orozko, localidad natal de su familia materna y donde pasó temporadas de su infancia y de su juventud al cuidado de su abuela, Pepita de Sagarminaga.

Ese Orozko que tanto marcó e inspiró al autor, prepara ahora un homenaje a su figura para conmemorar el 40 aniversario de su muerte. La cita será el próximo sábado, 21 de septiembre, bajo el epígrafe Blas de Otero: jornada de poesía, música y danza y ha sido organizada por la agrupación Orozkoko Batasuna Taldea -que en 2016 escenificó una boda vasca y en 2017 colaboró en la recreación viviente del cuadro Romería del pintor costumbrista José Arrue- y la Fundación Blas de Otero. "El 23 de junio de 1980, un año después de su fallecimiento, ya realizamos un reconocimiento al poeta con la presencia de Paco Ibáñez y Xabier Amuriza, entre otros", recuerda Pedro Martín, portavoz de Orozkoko Batasuna Taldea. "Ahora planteamos un acto diferente. Creemos que puede ser una tarde muy emotiva y, si acompaña el tiempo, preciosa", añade.

Cinco escenarios

En esta ocasión, los actos se desarrollarán en cinco escenarios diferentes, todos ellos emplazados "en lugares emblemáticos de la vida y obra poética de Otero en Orozko y que suponen un recorrido por las calles más significativas del barrio de Zubiaur por donde jugaba, paseaba, se enamoraba...", precisa. En concreto, la jornada arrancará, a las 18.00 horas, en Muñoz Etxea, casa originaria de su familia materna y en donde el autor disfrutaba de la lectura y de momentos de paz y tranquilidad divisando la cima de Santa Marina, el Gorbea o el huerto de su abuela. "Orozkoko Batasuna Taldea y la Fundación Blas de Otero harán allí una presentación del evento y dos rapsodas, Julio Flor y José Fernández de la Sota, recitarán varios poemas acompañados de música en directo de viola y violonchelo", avanza Martín.

El siguiente alto en el camino será La Txopera, un bello parque natural ubicado tras el campo de fútbol "y entre los dos ríos en los que tanto se bañó y jugó Blas de Otero", indica el portavoz de Orozkoko Batasuna Taldea. En este paraje, el sonido de la flauta travesera servirá de fondo a la lectura de poemas, en castellano y en euskera, por parte del periodista Rafa Muntión y de la directora de teatro Agurtzane Intxaurraga. "Además, con la música del tema Me queda la palabra de Paco Ibáñez, se ha preparado una coreografía que bailará la dantzari Maialen Bilbao".

El homenaje continuará en la Fuente de San Antón, escenario donde Julio Flor, Agurtzane Intxaurraga y José Fernández de la Sota volverán a deleitar al público asistente con versos en euskera y castellano con música en directo de acordeón. La cuarta parada tiene como protagonista el frontón donde el escritor disfrutaba de su afición a la pelota a mano, tal y como recuerda en sus poemas a través de versos como "frontón en que tendí, diariamente, los músculos de muchacho". Mientras unos jóvenes simulan la disputa de un partido y el característico toque de la pelota sobre las paredes de piedra invade el ambiente, "alumnos de la Escuela Pública de Orozko que han trabajado el tema del escritor en clase y de la Escuela de Bertsolarismo darán lectura, sobre el escenario ubicado junto a la fuente, a unos poemas". En este caso, la música será de txalaparta y habrá también actuación de bertsolaris.

En estos primeros cuatro espacios habrá varios paneles con frases, en castellano y en euskera, "que van a ir componiendo un poema del escritor". Y la jornada de poesía, música y danza en reconocimiento a la figura de Blas de Otero se cerrará en la Plaza de Zubiaur por donde deambulaba los días de sol y de fiesta y que estará adornada, para la ocasión, con una docena de fotografías en gran tamaño cedidas por la Fundación Blas de Otero. "Van a ir colocadas de manera cronológica para mostrar a Otero por los distintos lugares por los que pasó o vivió el poeta como el propio Orozko, Bilbao, Madrid, París o Cuba". Otra imagen del autor iluminada presidirá el escenario de la plaza y desde allí, la organización volverá a tomar la palabra "para agradecer la participación y presencia de los asistentes al acto" y, a continuación, tendrá lugar una actuación por parte del Coro Agate Deuna y Rafa Muntión recitará una última poesía, la titulada Orozco.

El broche final del evento llegará con el concierto en la plaza de la cantautora sevillana Lucia Socam "que tiene un trabajo musical dedicado a Otero", apunta Pedro Martín.

Desde Orozkoko Batasuna Taldea entienden que "hemos preparado un acto muy digno y de un alto nivel en el que llevamos varios meses trabajando con mucha ilusión". Lo que esperan ahora es que "la gente responda y asista a este homenaje a Blas de Otero y con el que queremos poner en valor su vinculación con Orozko y que quedó plasmada en su obra poética".

El reconocimiento del municipio al autor nacido en Bilbao el 15 de marzo de 1916 y fallecido el 29 de junio de 1979 en Majadahonda, Madrid, se extenderá durante las dos semanas siguientes al evento con la exposición de fotografías que se podrá ver y visitar en el Museo Etnográfico de la localidad.