Morga emprenderá en 2021 la mejora de un tramo de la BI-3148

La Diputación Foral de Bizkaia otorga una ayuda de 300.000 euros para remozar parte de la travesía de Oñarte

16.11.2020 | 01:04
Zona urbana de Morga, al paso de la carretera BI-3148.

La Diputación Foral de Bizkaia, a través de su departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, y el Ayuntamiento de Morga han aprobado recientemente un convenio de colaboración a suscribir entre ambas instituciones para la ejecución de los trabajos de mejora del tramo de la BI-3148 que atraviesa el término municipal. Así, el Ayuntamiento de Morga, que contará con la ayuda económica de la institución foral, ejecutará las obras de mejora de parte del tramo de la vía "que pasará a ser de titularidad municipal". En un principio, los planes pasan por arrancar con las obras en primavera de 2021, para concluirlas para mediados de año. El propósito de las obras, por su parte, consite en dotar de mayor seguridad al tramo viario morgatarra, de medio kilómetro de longitud, instalando además para ello el equipamiento necesario para convertirse en una zona con velocidad máxima de veinte kilómetros por hora.

"Los 500 metros comprendidos entre el punto kilométrico 31+450 y el 31+950 corresponderán al Ayuntamiento de Morga y la obra de mejora se realizará en 420 metros ubicados entre los puntos kilométricos 31+480 y 31+900 de la BI-3148 (Travesía Oñarte)", según señalaron ayer fuentes forales a través de una nota publica. La dirección de la obra y el mantenimiento del tramo incumbirán al Ayuntamiento de Morga, mientras que la Diputación Foral de Bizkaia revisará el proyecto de las obras de mejora de la carretera y financiará los trabajos. En un principio, la entidad foral desembolsará 300.000 euros para poder ejecutar los trabajos.

El objetivo de la remodelación del tramo de la BI-3148 a su paso por Morga "persigue pacificar el tráfico rodado, permitir el uso compartido de la calzada y adecuar y modernizar las redes de servicios de la carretera", según puntualizaron. Entre las actuaciones a realizar "destacan la ampliación del ancho de la calzada, la instalación de un sistema de iluminación y de señalización específica de zona 20, la colocación de bandas reductoras de velocidad y la señalización horizontal y vertical, entre otras". Las obras arrancarán en primavera del año próximo, para concluir en verano.