Las casas viejas de José Miguel de Barandiarán en Santurtzi serán derribadas

Se levantarán pisos nuevos tras un acuerdo entre los dueños y una constructora

15.07.2021 | 00:31
Los números 24 y 26 de José Miguel de Barandiarán serán derribados antes de que acabe el año para dar lugar a 36 nuevas viviendas.

Las casas antiguas ubicadas en los portales número 24 y 26 de la céntrica calle José Miguel de Barandiarán apuran sus últimos meses de vida. Y es que los 16 propietarios de las viviendas que se alzan en estos dos portales han llegado a un acuerdo con una constructora para que esta empresa derribe este grupo de casas y cree en el mismo solar un total de 36 pisos nuevos. Con este acuerdo entre particulares, se comienza a vislumbrar el final de uno de los problemas más importantes a nivel urbanístico y de convivencia con los que cuenta Santurtzi a día de hoy. Si los plazos marcados por ambas partes se cumpliesen, el derribo de los bloques se ejecutaría este mismo año y las casas nuevas se edificarían en un plazo de entre 18 meses y tres años.

Aunque el acuerdo entre ambas partes está cerrado a falta de algunos flecos lógicos en este tipo de operaciones, al Ayuntamiento de Santurtzi no ha llegado ninguna confirmación oficial del acuerdo, por lo que, en voz de su edil de Urbanismo, Joseba Ramos, recibieron la noticia con cautela. "Parece que los vecinos han alcanzado un acuerdo satisfactorio con una empresa, nos han trasladado de forma extraoficial que se ha procedido a la firma de un precontrato y falta materializar un programa de actuación por parte de la empresa y la licencia de derribo, que el Ayuntamiento comenzará a gestionar en el momento en el que se presente la documentación con las firmas y el consentimiento de los propietarios", explicó Joseba Ramos, edil de Urbanismo del Consistorio marinero.

En los últimos años, los portales 24 y 26 de la céntrica calle José Miguel de Barandiarán han sido una fuente de malas noticias en Santurtzi. Primero, el 24 de julio de 2018, un incendio en el tercer piso del número 26 no causó daños personales, pero además de los numerosos daños materiales que generó, dejó muy a las claras el problema de convivencia existente en este punto de Santurtzi. Ya en octubre de 2019, los focos volvieron a centrarse en estos portales por la okupación de una vivienda. Tras varios días de tensión y manifestaciones ciudadanas, el piso volvió a sus propietarias y, meses después de aquel episodio, los propietarios de estos dos bloques de viviendas se pusieron en contacto con el Ayuntamiento para que mediara en la labor de búsqueda de una constructora que se interesase por este céntrico solar. "Una vez los vecinos nos presentaron por escrito la solicitud de mediación, nosotros enviamos una carta certificada con acuse de recibo a los constructores que en los últimos años han edificado en Santurtzi", confirmó Ramos. Dos de esas empresas se pusieron en contacto con ambas comunidades y, finalmente, una de ellas ha alcanzado el acuerdo.

En estos dos bloques hay un total de cuatro pisos okupados de forma ilegal y desde el Consistorio santurtziarra se ha dejado meridianamente claro que, en el caso de que esas familias solicitasen un realojo al Consistorio, "no se va a dar de ninguna de las maneras realojo a aquellas personas que okupan ilegalmente viviendas en Santurtzi", señaló Ramos. De este modo, los propietarios de las viviendas de los números 24 y 26 de José Miguel de Barandiarán ven cómo su anhelo de que se creen viviendas nuevas en el solar sobre el que hoy se levantan sus hogares está mucho más cerca, buscando acabar así no solo con una cuestión urbanística, sino con un problema de convivencia que en los últimos años ha quedado muy patente.

en corto

36 viviendas. En el solar que dejen los dos bloques de viviendas que actualmente ocupan los portales número 24 y 26 de José Miguel de Barandiarán se alzarán 36 viviendas. De ellas, 16 irán destinadas a los 16 propietarios de los pisos que serán derribados.

Entre 18 meses y tres años. Las labores de creación de las nuevas viviendas durarán entre 18 meses y tres años. El primer paso de todo el proceso será la demolición de los dos edificios, labores que, se estima, se puedan hacer antes de que concluya este año.

Sin realojo a okupas. En los portales 24 y 26 de José Miguel de Barandiarán hay, actualmente, cuatro pisos que están okupados ilegalmente. El Consistorio confirmó que, en el caso de que lo pidieran, no habrá realojos para ellos por la ilegalidad de su situación.

noticias de deia