La asociación Betelgeuse de Enkarterri anima a mirar al viejo cielo con nuevos ojos

Organiza un concurso astronómico para niños y jóvenes de Enkarterri nacidos entre los años 2004 y 2014

12.04.2021 | 01:09
Una pareja admirando la Vía Láctea.

Decía el reputado astrofísico Edwin Hubble, en cuyo honor se nominó al telescopio espacial que órbita la tierra desde 1990, que "la historia de la astronomía es una historia de horizontes que se alejan". No en vano este científico estadounidense certificó con su observaciones a mediados del pasado siglo los cálculos de la relatividad de Einstein que sostenían que el espacio no para de expandirse, añadiendo un misterio más si cabe a la fascinación que desde los albores de la humanidad ha tenido para el ser humano para observar un firmamento inabarcable. Tal vez por ello los apasionados de la astronomía, esa ciencia que primero se fijó en el ying y el yang del sol y la luna y se percató de su influencia en la naturaleza y en la vida, son antes incluso que astrónomos, narradores de historias que encandilan a mayores y pequeños por igual. "Siempre recuerdo que cuando empecé a dar charlas sobre astronomía en los colegios, a los profesores les sorprendía la atención que ponían los alumnos. Lo cierto es que la astronomía engancha", señala Aitor Acasuso, presidente de la Asociación Astronómica de Las Encartaciones Betelgeuse, con sede en Zalla.

"El nombre de nuestra agrupación proviene de la estrella Betelgeuse de la constelación de Orión, una estrella supergigante roja que ya ha agotado el combustible de su núcleo y que por eso ha aumentado su tamaño hasta las dimensiones que tiene actualmente", explica este aficionado precoz que ya con 7 años pidió su primer telescopio y que estos días ultima la carta que van a dirigir a todos los centros escolares de Enkarterri para animarles a participar en el concurso astronómico on line para niños y jóvenes de la comarca y del Valle de Villaverde.

una impresionante imagen de la nebulosa de Orión a la que pertenece la estrella Betelgeuse. Foto: Aitor Acasuso

Tik Tok
 

En el concurso, que tendrá lugar entre el 1 y el 15 de mayo, podrán participar los menores de edad nacidos entre los años 2004 y 2014, ambos incluidos, y que estén empadronados en cualquiera de los pueblos de Enkarterri o que uno de sus progenitores o tutores legales lo esté, aunque el menor resida fuera de la comarca mencionada. Habrá dos categorías para participar con pruebas diferentes, pero un único premio para ambas categorías consistente en un telescopio astronómico valorado en 246 euros. "Nuestra asociación se compromete a ponerlo a punto y a enseñar a utilizarlo porque la calibración es muy importante sobre todo para iniciarse en este mundo", apunta Acasuso.

En la primera categoría, para los nacidos entre 2004 y 2008 (ambos años incluidos) deberán hacer un vídeo de Tik Tok astronómico con una duración mínima de 30 segundos. El formato es libre, pueden salir los chavales en las imágenes, crear un vídeo con imágenes astronómicas... lo que se le ocurra a cada participante. La única condición es que trate sobre astronomía y que se marque con el hastag #concursoAAEBetelgeuse. La segunda prueba consiste en crear una poesía, relato, canción, escultura, dibujo o cualquier otra forma de arte que tenga como base la astronomía. En la segunda categoría, para los nacidos entre 2009 y 2014 (ambos incluidos), las pruebas serán una Sopa de letras con 16 definiciones para buscar palabras astronómicas, un puzzle de 16 piezas del cielo nocturno y sus constelaciones y un Busca las 10 diferencias en el logotipo de la asociación Betelgeuse. Estos recursos pueden descargarse desde la web de la asociación (https://aaebetelgeuse.wixsite.com/aaebetelgeuse). Para poder optar al premio todas las pruebas deberán estar resueltas de forma correcta.

En citas de observación se reunían hasta 50 personas. A.A.E. Beteleguese

"La pandemia nos lo ha puesto difícil ya que todas las actividades al aire libre se han tenido que suspender tanto por el confinamiento, toque de queda, aforos y además porque no se puede compartir el telescopio ya que el ojo puede ser un punto sensible al contagio", explica Acasuso que en 2010, junto con otros cuatro amigos del entorno encartado, fundó Betelgeuse que hoy cuenta con 15 miembros activos que seguro saben las dos preguntas que todos los participantes deberán responder: "¿Cuantas veces aterrizaron en la Luna las diferentes misiones Apollo de la NASA? ¿En total, cuántas personas han pisado la Luna?"

"La astronomía es una ciencia que engancha. A los profesores les sorprende la atención que ponen los alumnos en las charlas"

"La pandemia nos lo ha puesto difícil porque además no se puede compartir telescopio"

Aitor Acasuso

Presidente A.A. E. Betelgeuse

 

noticias de deia