Trueba Zentroa, una década de orgullo encartado

Trueba Zentroa lleva diez años promoviendo actos de calle para dar a conocer las encartaciones históricas, de las que atesora información de incalculable valor

02.04.2021 | 00:58

El Enkarterri Eguna de 2016 celebrado en Balmaseda, una de las tres villas que formaban parte de la tradicional comarca de Las Encartaciones junto con Portugalete y Lanestosa, tenía como lema general Algo está cambiando, en alusión al trabajo de recuperación de las señas de identidad que diferentes grupos sociales y culturales estaban llevado a cabo para frenar el retroceso y olvido cultural de esta zona de Bizkaia. Un trabajo que desde hace una década empezó a tomar la calle a través del Centro Trueba Zentroa mediante diferentes recreaciones culturales que pretenden poner en valor elementos históricos de aquella comarca como la común herencia minera desde los tiempos del emperador Trajano o las guerras carlistas sufrida por esta tierra sin olvidar el papel de destacados escritores y otros artistas como por ejemplo Antonio Trueba, Luis de Castresana o Marcelino Bañales.

"En estas últimas cuatro décadas diversos estudios, promovidos por las instituciones, han definido las causas del estancamiento socio-económico de las Encartaciones. En ninguno de los casos se tomó en cuenta la división territorial, heredada de los planes de desarrollo franquistas puestos en marcha a finales de los años sesenta, que representa el principal factor que condiciona el crecimiento de la comarca y que se ha conservado en beneficio de la comarca no oficial del Gran Bilbao sostiene Ricardo Santamaría, presidente de Trueba Zentroa, constituido hace 15 años tras unas jornadas de reflexión celebradas en Galdames donde se planteó la creación de un Centro de Documentación de las Encartaciones y emprender acciones de divulgativas con objeto de recuperar del olvido pasajes de la historia encartada y a sus principales personajes.

Ricardo Santamaría, presidente del Centro Trueba Zentroa.

El área de trabajo del Centro Trueba Zentroa comprende las Encartaciones históricas, es decir, el actual Enkarterri y el Valle de Somorrostro. Por otra parte prestamos especial atención a las tierras colindantes como Valle de Mena y Merindades, parte oriental de Cantabria, Valle de Ayala, etcétera, manteniendo relación con sus agentes y asociaciones culturales. "Desde Centro Trueba Zentroa son varios los problemas que impiden el desarrollo como comarca. Por una lado la división territorial el olvido de la historia encartada, la pérdida de la idiosincrasia y del orgullo de pertenencia y finalmente la falta de cohesión social entre valles y villas", expone Santamaría que destaca que Trueba Zentroa no depende de las instituciones ni de entes privados.

"Está formado por gente vinculada a la cultura encartada que realizada trabajos de voluntariado o investiga y elabora temas que les proponemos por considerar que son imprescindible rescatar del olvido. Desde los inicios de este proyecto se ha intentado potenciar el voluntariado, tratando de asegurar una independencia y potenciando la cohesión.

Divulgación
 

Después del trabajo de preparación, que incluyó la creación de un fondo documental que atesora miles de documentos de todo tipo, Trueba Zentroa puso en marcha escenificaciones creando eventos festivos, divulgativo y reivindicativos, con objeto aumentar la divulgación y trabajar la cohesión social. "Con ayuda de la familia hemos recuperado la Vida y Obra de Luis de Castresana, así como la Figura de varios escritores, pintores y escultores. También organizamos varias campañas recuperando al escritor Antonio de Trueba, la última coincidiendo con el bicentenario de su nacimiento", remarca Ricardo Santamaría, quien recuerda que "todos los años convocamos el Enkarterri Eguna día de fiesta y reivindicación encartada con objeto de potenciar la cohesión social, el orgullo de pertenencia y la relación entre las gentes encartadas".

Dentro de este capítulo de divulgación cabe reseñar la recreación de la importante "Batalla de Somorrostro" (1874) que para Encartaciones significó la pérdida de sus Fueros y el comienzo de la explotación minera de sus montes comunales y del declive. "También organizamos Pobeña 1890 con objeto de recuperar del olvido los siglos de explotación minera sostenible, los años de la venaquería, tratando de mostrar que la minería en las Encartaciones no comenzó a finales del siglo XIX", asegura Santamaría.

noticias de deia