Bea, ingeniera mecánica de Sopuerta: "Me he sentido menospreciada en el trabajo por ser mujer"

Sopuerta se une para recopilar testimonios de vecinas profesionales en sectores masculinizados

25.03.2021 | 00:44
Bea es ingeniera mecánica.

Con el lema Izan aske, egin hegan, Sé libre, vuela, el Ayuntamiento de Sopuerta, el centro San Viator, La Baluga Eskola y la asociación local Gaurko Emakumeak están trabajando la igualdad en el contexto de las conmemoraciones del Día Internacional de la Mujer del 8 de marzo a través de un trabajo "conjunto", el proyecto contempla la recopilación de testimonios de mujeres de la localidad que desempeñan labores profesionales en sectores tradicionalmente masculinizados e información sobre otros referentes femeninos en la historia.

La intención es "transmitir a todo nuestro alumnado y a la sociedad, que cualquier persona sin discriminación por su género sea capaz de cumplir sus sueños de futuro".

Así, los estudiantes han podido conocer la trayectoria de Loreto, ingeniera eléctrica, que ha enfrentado el machismo en su carrera profesional. Echando la vista atrás "y pensando un poco en los problemas por ser mujer en estas áreas tan masculinizadas, recuerdo una de las empresas en las que trabajé", rememora. El gerente, "un señor de en torno a 65 años, me llegó a decir que las chicas por naturaleza somos menos inteligentes que los hombres", palabras que la dejaron atónita. "No me entraba en la cabeza que me hubiesen seleccionado para incorporarme con ese tipo de pensamiento y tuve la gran suerte de que después de un año no me renovaron el contrato", relata. Desde entonces, "en ninguna de las diferentes empresas por donde he pasado me he sentido infravalorada". Por ello, anima a las niñas a que "no les dé miedo estudiar ciencia porque nadie les va a poner freno si están preparadas".

Loreto, ingeniera eléctrica, se ha topado con estereotipos machistas en su carrera. Fotos: San Viator

Bea, ingeniera mecánica, cuenta que en la Universidad las alumnas representaban "aproximadamente un 15%, pero nunca tuvimos problemas porque probablemente las nuevas generaciones sí están cambiando su mentalidad". Sin embargo, "me he sentido menospreciada en el trabajo por ser mujer y dar instrucciones a hombres", lamenta.

noticias de deia