Alcalde de Güeñes

Juan Andrés Iragorri: "Nuestro propósito es cumplir con las acciones y actividades del programa electoral"

08.11.2020 | 01:23
Juan Andrés Iragorri, trabajando en su despacho del Ayuntamiento.

Aunque el coronavirus no lo pondrá fácil, el nuevo regidor se compromete a presentar una hoja de ruta de 2021 a 2023 con planes que se actualicen cada año

"Todo tipo de experiencia es útil y adecuada para desarrollar un buen trabajo en cualquier ámbito. Se puede aprender de toda labor que se desempeñe", defiende el nuevo alcalde de Güeñes. Así que su bagaje previo como presidente del Sodupe Unión Club de fútbol puede ayudarle en la trayectoria que acaba de emprender. Si ya resulta complicado aterrizar al timón de una localidad, hacerlo durante la peor emergencia sanitaria del último siglo con la crisis económica que lleva aparejada, multiplica esfuerzo y preocupaciones. Su antecesor, Imanol Zuluaga, y su equipo de gobierno habilitaron en primavera 340.000 euros en ayudas: 200.000 destinados a paliar la reducción de ingresos de comerciantes y autónomos derivada del confinamiento, y 140.000 en concepto de Ayudas de Emergencia Social. Iragorri toma como referencia el programa de las últimas elecciones: mejorar la accesibilidad, ampliar instalaciones polideportivas, crear una haurreskola en el colegio Eretza Berri, más planes de prevención para personas mayores, apoyo al empleo y emprendimiento, así como al centro de innovación para formación en diseño y moda o elaboración de un nuevo plan joven, entre otros puntos. Sin embargo, prefiere no aventurar si el impacto económico del coronavirus obligará a postergar ciertos proyectos. Además, justo antes del encierro decretado a mediados de marzo se abrió el plazo para que los grupos políticos presentaran sus aportaciones al estudio de calidad del aire de Güeñes y Zalla que realizarán el CSIC, la Universidad del País Vasco y el Ciemat –Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas–, bajo la coordinación de Xavier Querol, en relación a las incidencias de la planta de biomasa de Glefaran.

¿Había formado parte de la corporación antes o se estrena en el Ayuntamiento al asumir la Alcaldía el pasado 20 de octubre?

—Trabajo desde hace años en la junta municipal de EAJ-PNV de la que he sido secretario y lehendakari, por lo que conozco de primera mano la labor municipal desarrollada por parte de mis compañeros de partido. Ahora me corresponde realizar el mejor trabajo posible desde la Alcaldía.

La correlación numérica entre las fuerzas políticas de Güeñes está muy ajustada: seis representantes del PNV, cinco de EH Bildu, uno de Elkarrekin Podemos y uno del PSE que ha decantado la investidura, tanto tras las elecciones de 2019 como ahora. ¿Qué significa en este contexto el espíritu de colaboración y no oposición al que aludió en el discurso de investidura?

—Para llevar adelante la labor municipal considero que no solo hay que desarrollar el programa electoral que presentó en su momento mi partido político, siempre hay que prestar atención a las opiniones y aportaciones del resto de partidos que conforman la corporación municipal, puesto que algunas de ellas pueden encajar y resultar viables. Ahí radica el espíritu de colaboración, en ser capaces de llevar proyectos adelante pensando en la sociedad.

Y ¿cómo se recibe la makila con este panorama: en plena segunda ola del coronavirus y apenas iniciada la legislatura?

—Como en cualquier circunstancia, afronto esta etapa que comienza con mucha ilusión, ganas de trabajar y de sacar adelante el proyecto iniciado hace poco más de un año por el equipo de gobierno. Independientemente de la etapa que nos toca afrontar, siempre hay que trabajar y dar lo mejor. El covid-19 nos está poniendo a prueba a todos y todas y debemos hacer lo posible por garantizar el cumplimiento de las normas y conseguir que se reduzca al mínimo la incidencia de los efectos colaterales de esta pandemia.

En este sentido, dentro de Enkarterri, Balmaseda y Zalla han rebasado el nivel rojo de alerta de contagios y Güeñes, sin llegar ahí, mantiene un nivel de transmisión preocupante. ¿Proyecta el Ayuntamiento pedir restricciones adicionales si se llega a cruzar la línea de 500 casos por cada 100.000 habitantes?

—Pienso que debemos tener cautela y no tomar decisiones a la ligera. Por tanto, habrá que ver las indicaciones que nos marcan desde el Departamento de Salud del Gobierno vasco que es quien tiene competencia en esta materia y evaluar todos los factores.

¿Cómo está funcionando durante la pandemia el observatorio de personas mayores? ¿Se está contactando con los vecinos que viven solos?

—Antes de la pandemia, se llevaba a cabo un acompañamiento los cinco días: de lunes a viernes. Una vez que acabó el confinamiento y comenzamos a volver a una situación más normalizada, las personas que se encargan del observatorio de personas contactan por teléfono con nuestros mayores tres días a la semana para ver qué necesidades tienen y controlar su estado de ánimo y salud, mientras que los otros dos días realizan labores de acompañamiento con todas las medidas de seguridad para prevenir el contagio del virus.

¿Cómo está siendo la atención en el nuevo consultorio médico? ¿Ha sido una suerte que estuviera terminado antes de la emergencia sanitaria?

—El nuevo consultorio médico de Güeñes, al igual que el de Sodupe, presta la misma atención que cualquier centro de salud de Euskadi. Siguen el protocolo marcado desde Osakidetza y desde el Ayuntamiento se les ayuda en todo lo posible en las necesidades que nos plantean para lo que estamos en contacto en todo momento.

¿Se están desarrollando con normalidad cursos municipales, actividades del servicio de Juventud, Gugaz, etc.?

—En estos momentos ningún aspecto de nuestra vida social se desarrolla con normalidad. En el caso de los cursos municipales, de Gugaz o de cualquier actividad o iniciativa municipal sigue los parámetros y medidas de seguridad para evitar la expansión del covid-19 que nos marca el Gobierno vasco.

¿Ha cambiado la perspectiva de Güeñes en 2020 con el coronavirus con respecto al programa electoral jeltzale de las últimas elecciones municipales?

—La perspectiva sigue siendo la misma, trabajamos por el bienestar de la ciudadanía. Pero ahora en estos momentos, hay una pandemia mundial que hace que el trabajo municipal, al igual que el resto de aspectos de nuestra sociedad, se haya visto alterado.

En su primer discurso como alcalde mencionó que se elaborará un plan de legislatura, ¿qué acciones contendrá y cuáles serán prioritarias?

—Nuestro propósito consiste en cumplir con las acciones y actividades que están reflejadas en el programa electoral que EAJ-PNV presentó en campaña en 2019. El reto es claro: aumentar la calidad de vida de las personas que viven en nuestro municipio de una manera sostenible, avanzando hacia un municipio limpio, bien mantenido, amable, inclusivo, con servicios, euskaldun y solidario. Para ello, lo primero que haremos será elaborar un Plan de Legislatura para los años 2021 a 2023 que iremos desarrollando a través de planes de acción anuales, estableciendo como prioridad la elaboración del proyecto de las cuentas para el ejercicio 2021 que será lo que marcará la evolución de este plan.

¿Cómo marcha la preparación del presupuesto?

—Ya se ha activado una campaña de participación ciudadana para la elaboración del presupuesto municipales. De esta forma, hasta el próximo 16 de noviembre la población podrá presentar sus aportaciones on line directamente desde nuestra página web www.guenes.eus o por correo electrónico, mientras que pensando en las personas que no disponen de medios telemáticos, se han habilitado unos buzones verdes en diferentes instalaciones y oficinas municipales para que también puedan depositar sus iniciativas.