Ezkerraldea

El confinamiento, en los trazos de las viñetas de un cómic

Adrián Cortadi edita 'The Fucking Virus' un diario sobre sus 70 días de encierro

13.09.2020 | 01:19
El confinamiento, en los trazos de las viñetas de un cómic

Sestao – "Hasta para pasar algo tan duro como una pandemia hace falta tener suerte". Esta frase la pronuncia el sestaoarra Adrián Cortadi, quien a sus 33 años lleva cuatro residiendo en Cambridge. A diferencia de lo que ocurrió en Euskadi, el confinamiento en el Reino Unido se inició a finales de marzo. Cuando se decretó ese encierro forzoso para frenar el contagio del covid-19, Adrián y su pareja decidieron pasar juntos ese periodo que, en total, fue de 70 días. Dos meses y medio de encierro que Adrián ha decidido retratar en The Fucking Virus, un cómic en el que muestra cómo fue su día a día. "He querido reflejar cómo fue nuestro confinamiento siempre con un punto de humor, pero con mucho respeto por la situación que está viviendo el mundo", explica este sestaoarra que estudió Bellas Artes y que con este peculiar diario ha dado el salto de la pintura al mundo del cómic.

Así, Adrián ha estructurado la obra en una viñeta que refleja lo más curioso o destacable que vivió en cada día de encierro. "Fui haciendo las viñetas según iban sucediendo las cosas porque eso le daba frescura y autenticidad. Todo lo que aparece en el cómic ha ocurrido realmente", indica el artista sestaoarra. Mirando cada viñeta, se puede reconocer la montaña rusa de emociones que, como la gran mayoría de las personas, vivieron Adrián y su pareja durante el confinamiento. "Creo que la gente se puede sentir identificada con el cómic porque refleja lo que todos hemos vivido. Etapas como las de comprar algo compulsivamente, la preocupación por lo que está sucediendo...", relata Adrián. De hecho, en este cómic aparece hasta el primer ministro británico, Boris Johnson, quien ha destacado en esta pandemia por pasar de posiciones muy laxas, por relativizar en exceso la gravedad de la situación, a ser uno de los gobernantes más tajantes ante esta situación... tras haber pasado el virus. "Sin duda, por la importancia que tiene en el Reino Unido y por su cambio de parecer ante el virus tenía que aparecer en alguna viñeta del cómic", comenta este sestaoarra que recibió a finales de esta semana el primer ejemplar físico de su obra. Ese ha sido un paso más dentro de una historia que ha tenido muchas emociones en un periodo delicado. "El día en el que acabó el confinamiento aquí en el Reino Unido y en el que, por extensión, acabé el libro, sentí un gustazo. Este libro es un capricho que nos hemos dado mi pareja y yo porque ella ha sufrido y ha disfrutado todo esto conmigo", reconoce Adrián.

Aunque The Fucking Virus lleva ya un par de semanas en Amazon, Adrián no ha mostrado aún su obra a muchos conocidos. La primera persona a quien enseñó su trabajo fue a su padre, quien se hizo una idea de cómo había vivido su hijo el confinamiento. "Al ver el cómic, mi padre me dijo que se alegraba mucho de que hubiese vivido el confinamiento como una especie de luna de miel", recuerda Adrián. Y es que el hecho de estar confinado le permitió estar más con su pareja. "He hecho casi todo lo que me propuse en el confinamiento, mi familia está bien y sigo siendo feliz. ¿Qué más puedo pedir?", se felicita Adrián.

Idea adaptada La idea de crear un cómic con una parte de su vida era algo que ya se había planteado Adrián. "Ya tenía la intención de reflejar en un cómic mi estancia en el Reino Unido, pero no había tenido tiempo. Digamos que The Fucking Virus podría ser la segunda parte de esa historia", apunta el sestaoarra. Una historia, un cómic que, dentro de unos años servirá de recuerdo de unas semanas muy delicadas en las que Adrián estuvo confinado con ZR, su pareja, y que, sin duda, han marcado un antes y un después en sus vidas.