"Esperanzador" primer fin de semana de regreso del turismo en Enkarterri

Enkarterri pone a prueba las medidas de prevención y el potencial de las salidas de proximidad

09.06.2020 | 00:13
Más de setenta personas recorrieron la cueva de Pozalagua en las diferentes visitas del sábado.

El sábado volvieron a dar la bienvenida a los visitantes la cueva de Pozalagua y el centro de acogida de animales silvestres Karpin Fauna en Karrantza y el domingo lo hacían la fortaleza de la Torre Loizaga de Galdames con la imponente colección de vehículos clásicos de Miguel de la Vía, siguiendo el ejemplo del Museo de las Encartaciones y el parketxea de Armañon, que retomaron el contacto el martes. Con los movimientos entre autonomías todavía restringidos, la primera prueba de fuego del fin de semana evaluó la respuesta del público vizcaino, las restricciones de público y nuevos hábitos de prevención con un resultado "esperanzador" de cara al verano, como lo calificó Leyre Barreras, de la empresa Leykatur, que gestiona la cueva de Karrantza, la oficina de turismo del valle y el museo Dolomitas. La comarca aspira a convertirse en referente de las excursiones de proximidad y pernoctaciones en alojamientos rurales en una campaña estival atípica.

Al principio "estábamos nerviosos", reconocía, "por si a la gente le daba cierto reparo" entrar en Pozalagua al tratarse de un espacio cerrado". Se llevaron la grata sorpresa de que solo el sábado más de setenta personas admiraron las estalactitas excéntricas en los diferentes recorridos. Además de pedir reserva previa, el aforo en la cueva se ha reducido de ochenta a 16 personas por cada pase "porque en todo momento el Ayuntamiento ha primado la seguridad", con itinerarios delimitados, distancia de seguridad y mascarilla. "Veremos cuando se abra el tránsito a otras comunidades; habrá quien marche a Cantabria, pero nosotros también esperamos recibir turistas de allí", expone.

Precisamente, de Cantabria proceden "al menos el 40%" de las personas que acuden a Karpin Fauna, según informan desde la Fundación Ortzadar, gestora de las instalaciones. "Bien en cuanto al funcionamiento de las medidas de prevención, mal por la climatología, ya que el domingo llovió", es el balance que hacen del primer fin de semana de apertura en tiempos de coronavirus, que congregó a unas 160 personas el sábado y cerca de cien el domingo. "Nos ha venido bien para realizar un ensayo general", señalan. Desde el 13 de junio el bar restaurante funcionará con normalidad adaptándose a los aforos autorizados.

Esta semana, Balmaseda A lo largo de esta semana regresan los recintos turísticos de Balmaseda. Hoy reabre el museo Boinas La Encartada y el jueves, los de historia y la Pasión Viviente.

Noticias relacionadas

noticias de deia