La coral Babcock retrasa su fiesta

El coronavirus suspende el primer concierto de celebración de los 25 años de trayectoria de la agrupación vocal

16.03.2020 | 10:47
Fernando Aguado dirige desde su fundación hace 25 años al grupo de voces mixtas de la Agrupación Musical Babcock.

AL igual que multitud de grupos culturales, la Agrupación Musical Babcock de Trapagaran ha visto trastocado este fin de semana su actividad pública por culpa de las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias para atajar la expansión del coronavirus Covid-19. La singularidad es que el concierto extraordinario que iban a celebrar este viernes en la iglesia de Santa María de Sestao junto la Sociedad Coral Atxaspe de Sopuerta y el Orfeón Jarrillero de Portugalete significaba el pistoletazo de salida a los diversos actos programados a lo largo de este año para festejar sus bodas de plata. Dedicada desde sus orígenes al cultivo de la música coral, promoviendo la afición del pueblo a cantar y ayudando al perfeccionamiento musical de los integrantes de la Coral de la Babcock -como se la conoce popularmente-, la Agrupación Musical Babcock surgió en 1995. Esa primavera, y por iniciativa de un grupo de hombres y mujeres de la compañía siderometalúrgica, que, si bien nunca habían cantado en grupo, tenían una gran ilusión por hacerlo, se dieron los primeros pasos para unirse y formar la coral.

"Cuando Fernando Aguado, compañero del departamento de Organización de la fábrica recibió la propuesta de ser el director de la nueva coral, la aceptó encantado, ya que contaba y cuenta con una gran experiencia en esas tareas. No en vano, desde 1977 dirige el coro Atxaspe de Sopuerta, su pueblo natal, así como desde 2001, el Orfeón Jarrillero de Portugalete, donde reside", reseña Koldo Hierro, secretario de la agrupación con sede en Trapagaran y único vocalista que no ha trabajado nunca en la empresa.

A partir de ese momento, las cosas discurren con rapidez, y por fin llega el día del primer ensayo, en lo que será la sede del coro, la iglesia de Ntra. Sra. de Begoña de Elguero y pocos meses después, en diciembre del 95, con la Sociedad Coral Atxaspe como madrina, se celebró la presentación de la Agrupación Musical Babcock, en la ya mencionado templo. "Precisamente será el 12 de diciembre la fecha en la que cerraremos la conmemoración de estos primeros 25 años de vida", apunta Hierro quien destaca que, desde su presentación en público, han sido numerosos los conciertos realizados por esta singular agrupación musical que en la actualidad cuenta con 40 voces mixtas que ensayan regularmente en el barrio trapagarandarra de Elguero donde reside Koldo Hierro, coralista desde hace 20 años.

Viajeros En este sentido Hierro reseña que los conciertos más destacables de esta larga trayectoria son los ofrecidos en la biblioteca de Bidebarrieta en Bilbao, en las fiestas patronales de Frías-Burgos, en la fiesta de las Letras Galegas en Barakaldo, en el auditorio de la Escuela de Música de Sestao y en varias parroquias de Ezkerraldea (Santurtzi, Portugalete...). Asimismo, son reseñables las actuaciones tanto en el Teatro de Barakaldo, en las IV Primaveras Musicales Pejinas de Laredo (Cantabria) y en la Muestra de Habaneras en La Pérgola de Bilbao y la participación en la Muestra de Habaneras y Canción Marinera de Getxo, así como la Santa Misa y Concierto en Encinas de Esgueva de Valladolid y en la preciosa localidad de Saldaña en Palencia o en la Santa Misa y Concierto en Lodosa-Navarra.

"Precisamente un grupo coral de Nafarroa iba a venir a Trapagaran para actuar en nuestro programa conmemorativo en el mes de mayo, pero mucho tienen que cambiar las cosas para que no se suspenda este acto también entre otras cuestiones porque tampoco se puede ensayar y para colmo la edad de la gran mayoría de los coralistas se acerca mucho a la edad de riesgo", reconoce Hierro quien se consuela porque aún les queda el recuerdo de todo lo cantado estos años por tantos lugares. "Hemos cantado en distintas localidades de La Rioja, tales como; Uruñuela, Matute, Huércanos, Badarán y Nájera. Más recientemente Santa Misa y Concierto en la Villa Marinera de Llanes-Asturias, en la Feria Internacional Sinaval y en la de Alguto en el BEC de Bilbao, en el Museo Marítimo Ría de Bilbao, en el Festival de Habaneras y Canción Marinera de Erandio, en el Festival de Masas Corales de La Calzada, en Gijón; en las Jornadas Corales de San Nicolás de Bari en Gijón, en Villarcayo (Burgos)", enumera.

Con todo este periplo, a lo largo de estos 25 años, el repertorio de la Agrupación Musical Babcock es variado y numeroso y está compuesto, entre otras piezas, por música religiosa y popular profana, interpretadas unas a capela y otras con órgano, acordeón, txistus, banda de música etc., con las que dar respuesta si ello es posible, a todas aquellas celebraciones que van desde la Santa Misa de una festividad patronal, pasando por bodas, simposiums profesionales, presentaciones y representaciones sociales e institucionales, congresos, inauguraciones, etc., alternando canciones marineras con habaneras, zortzikos, biribilketas, güarismos de ópera y zarzuela, con otras canciones populares del mundo, interpretadas siempre a cinco voces mixtas. "Estamos muy contentos por celebrar esta efeméride que condensa una vida coral llevando la música allí donde nos llaman, aunque también hemos grabado un CD con 12 canciones", comenta.