Sopela estudia que Akilino Arriola sea de sentido único

Se contempla también crear un bidegorri que una el centro con las playas

03.07.2021 | 00:15
La calle objeto de estudio.

Sopela – Sopela quiere seguir avanzando en el proyecto de dar mayor protagonismo al peatón en el centro urbano del municipio y para ello el Área de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Sopela ha propuesto una reordenación del esquema de tráfico del área de la calle Akilino Arriola, que discurre desde Loiola Ander Deuna hasta el cruce de la plaza del Ayuntamiento.

El objetivo del Consistorio es dotar a la calle de un "carácter peatonal" y para lograrlo se pretende eliminar "uno de los sentidos de circulación y ampliar las zonas de esparcimiento para peatones y bicicletas", explican fuentes municipales.

Actualmente, el vial dispone de una calzada de doble sentido, con aceras de una anchura que oscila "entre dos metros y dos metros y medio", lo que a juicio de los responsables municipales "dificulta el tránsito de varias personas al mismo tiempo por la acera debido a la existencia de locales comerciales".

Por tanto, el Ayuntamiento está estudiando la supresión de un carril de tráfico de la calle Akilino Arriola, comprendida entre la calle Loroño y la rotonda junto a la iglesia, a la altura de la calle Sipiri. Además, se encuentra también dentro del ámbito la isleta y cruce de las calles Landabe y Enrike Urrutikoetxea en su encuentro con la calle Akilino Arriola.

De esta manera, se plantea utilizar la nueva superficie disponible para cambiar la configuración del uso de los espacios urbanos de la zona centro, de tal manera que "el espacio ganado al tráfico sea utilizado por peatones y bicicletas ocupándose con mobiliario urbano y con un bidegorri", apuntan.

Al mismo tiempo, este mobiliario urbano hará de elemento separador "entre la zona rodada y la peatonal, de manera que sirva como elemento de seguridad y ornamental a la vez", agregan.

Por otra parte, el carril-bici acercará el colegio público Zipiriñe al futuro bidegorri de próxima construcción que discurrirá por la calle Loroño y que a su vez unirá la zona de playas con el edificio consistorial y el aula de cultura de Kurtzio. Esta actuación se considera de "carácter provisional" y dentro del marco de la futura semipeatonalización de la calle Akilino Arriola, donde se actuará de manera mucho más ambiciosa, ya que se dotará de nuevos servicios y elementos a toda la zona. "Se trata de una actuación limitada, pero rápida y sencilla de ejecutar, para dotar de este carácter semipeatonal a la zona, de manera que los vecinos puedan hacer uso de los nuevos espacios de manera inminente", señalan.

noticias de deia