Getxo inyecta 200.000 euros más a las ayudas sociales

El Ayuntamiento amplía las subvenciones para hacer frente a gastos específicos

13.06.2020 | 00:23

Getxo – El Ayuntamiento de Getxo dota de más crédito a las subvenciones de carácter social por el impacto causado por el coronavirus y, en este caso, amplía en 200.000 euros las ayudas municipales no periódicas, es decir, las que pueden solicitar vecinos cuyos recursos resulten insuficientes para hacer frente a gastos específicos, de carácter extraordinario, con la intención de prevenir, evitar o paliar situaciones de exclusión social.

Estos 200.000 euros, que se suman al importe de 180.000 autorizado hasta ahora, implica que 380.000 euros se destinarán a getxotarras que tengan que hacer frente a un gasto concreto con el objetivo de promover la integración social de personas y familias durante el año 2020. Hasta el momento, el Consistorio ha tramitado 213 ayudas por un importe de 176.863 euros, y de ellas 177 han sido para paliar gastos de necesidades básicas ocasionados por la pandemia, por un importe total de 122.020 euros. Estos gastos (alimentación, vestido, soportes informáticos, enseres básicos€) están contemplados en los apoyos económicos, a través de un nuevo concepto incorporado el pasado mes de abril, con el fin de ayudar a hacer frente a la pérdida de ingresos ocasionados por el estado de alarma.

Esta medida se suma también a la anunciada de que el Gobierno vasco concederá al Ayuntamiento de Getxo alrededor de 478.000 euros más para ampliar las ayudas de emergencia social. Así que esa partida se sumará a la de cerca de 688.000, aprobada a principios de año. "En cualquier caso y como todos los años, el Consistorio, cuando es necesario, cubre con sus fondos el total de las peticiones de estas ayudas que se registran durante el año", según recuerdan fuentes municipales.

Durante el primer trimestre de este año, la institución getxotarra distribuyó más de 168.000 euros entre 245 ayudas, concedidas a 92 unidades familiares. De ellas, setenta solicitudes fueron para sufragar gastos de mantenimiento de la vivienda, 69 para hacer frente a gastos de energía, 48 para necesidades primarias y 38 para alquiler y alojamiento.