Alcalde de Barrika

Roberto Muñoz: "Habrá que controlar que no se produzcan aglomeraciones en nuestra costa"

El regidor barrikoztarra hace un llamamiento a la "responsabilidad" para volver a disfrutar pronto del atractivo natural del municipio en la nueva realidad

23.05.2020 | 00:13
Roberto Muñoz, alcalde de Barrika

Barrika ¿Cómo vive Barrika la crisis sanitaria?

—Nuestra principal preocupación es la salud, además de la situación económica y las consecuencias provocadas por el covid-19. Por ello, desde el inicio de la pandemia, el Ayuntamiento ha puesto en marcha diferentes acciones para paliar los posibles efectos del coronavirus, como el refuerzo en el servicio de limpieza y la atención a las personas más vulnerables.

¿Cómo es la gestión municipal?

—Nos ha hecho descubrir nuevas formas de trabajo, explorar las vías del teletrabajo y adaptarnos. También hemos mantenido la atención telefónica y, bajo cita, la presencial. Además, el personal de la brigada ha estado disponible solventando las incidencias y los trabajos que no se podían posponer. Por ello, quiero agradecer el esfuerzo realizado para seguir prestando el mejor servicio posible.

¿Qué recursos han destinado a limpieza y desinfección?

—Se ha llevado a cabo un servicio diario, aplicando desinfectantes en parámetros donde los vecinos han podido incidir más, como papeleras, contenedores y barandillas, así como en los accesos a zonas de afluencia como ambulatorio, farmacia, panadería, estancos, cajeros o ultramarinos.

A nivel económico, ¿qué actuaciones contemplan frente a la crisis?

—Debemos activar medidas que ayuden a solventar los efectos de la pandemia. Queremos analizar las ayudas que se trasladarán desde otros organismos para intentar complementarlas. Somos un municipio que no dispone de mucho tejido industrial y comercial, lo que facilitará personalizar más las ayudas.

La costa de Barrika es uno de sus grandes atractivos. ¿Cómo puede afectar la pandemia al turismo?

—Habrá que dar pasos de plomo para la nueva realidad que nos espera. Tendremos que controlar que no se produzcan aglomeraciones, cumplir las normas de seguridad sanitaria y volver a disfrutar de nuestro municipio con responsabilidad.

¿Cómo está la situación en las residencias? ¿Le constan positivos?

—Hemos mantenido contacto directo con las residencias y no tenemos constancia de contagios entre las personas mayores del municipio. Lo cual es motivo de mucha alegría y más viendo que han sido, con diferencia, uno de los colectivos más afectados.

Por eso se han volcado con ellos.

—Hemos llamado personalmente a las personas mayores de 65 años para interesarnos por su situación y ver en qué podíamos ayudarles. Esta medida tuvo una acogida muy buena. Más tarde, se nos ocurrió juntar el mundo de los barrikoztarras más pequeños con el de las personas mayores de las residencias y se realizó una actividad donde los niños y niñas les mandaron vídeos con mensajes de ánimo.

Además, han combatido el aburrimiento con actividades desde casa.

—Apostamos por la creación del blog Barrika Etxean, en el que diariamente hemos ido colgando actividades para que los niños se entretengan de una forma creativa y lúdica. Además, el lunes habilitaremos un sistema de apoyo educativo.

¿Qué repercusión tendrá esta crisis en las arcas municipales?

—Estamos redibujando el presupuesto para valorar el impacto y adoptar medidas que mejoren la situación.

¿Qué proyectos han quedado frenados?

—De momento, mantenemos los que teníamos en el presupuesto, pero sí que es verdad que esta nueva situación nos obligará a retrasar alguno.

¿Vislumbra la normalidad?

—El lunes nos acercaremos más. Abriremos las puertas del Consistorio con atención presencial, la biblioteca con préstamo de libros y el servicio de apoyo educativo. Además, estaremos atentos a la nueva normativa para la apertura al público de las actividades deportivas.

Un mensaje para la ciudadanía.

—Es momento de ser responsables. Soy consciente de que son más de dos meses de confinamiento, pero quiero mandar un mensaje de ánimo a los barrikoztarras y decirles que pronto nos volveremos a ver por las calles.

"Somos un municipio que no dispone de tejido industrial y comercial, lo que facilitará personalizar más las ayudas"

"No tenemos constancia de contagios en las residencias del municipio, lo cual es motivo de mucha alegría"