Amorebieta multa a un grafitero por sus murales en la calle

Sanciona con 2.000 euros al artista local 'Martz', quien exige libertad artística a través de una concentración

29.06.2021 | 01:18
Martzel Do Nascimiento, en la comparecencia de ayer lunes.

"Me da la sensación de que hay una obsesión en contra de mis grafitis", aseguró ayer lunes el zornotzarra Martzel Do Nascimiento Goiria, minutos antes de la concentración que tuvo lugar en la Herriko plaza para denunciar la decisión del Ayuntamiento de sancionarle con más de 2.000 euros por diferentes trabajos que ha venido realizando en los últimos años en la localidad. Y es que a sus 23 años, Martzel lleva desde 2012 pintando murales en la calle. Muestra de ello, la localidad zornotzarra cuenta con medio centenar de sus obras repartidas en paredes, fachadas o persianas. "Hace dos años desde la concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento me empezó a amenazar pidiéndome que no pinte. Obviamente no les hice ni caso y al de unos meses me llegó un expediente sancionador administrativo solicitándome la desproporcionada cantidad de más de 2.000 euros. Además, comienzan a borrar expresamente los murales que tengo por el municipio", lamentó el joven zornotzarra.

Firmando sus trabajos como Martz, con la concentración de ayer lunes quiso protestar por la sanción aplicada desde el Ayuntamiento. Es en septiembre del año pasado cuando Martzel recibe su primer expediente sancionador administrativo por parte del Consistorio. Tras un recurso de alegación del artista, la administración local lo desestimó. "Oficialmente nadie me dice nada. Es en abril cuando recibo la orden de embargo de la Diputación; soy consciente en ese momento de que el alcalde ha firmado el documento y siguen queriendo multarme. Por la vía legal hemos preparado un recurso a la orden de embargo", puntualizó el artista.

El alcalde, Andoni Agirrebeitia, dejó claro que "se mantuvieron reuniones con él para explicarle la situación. Se le dijo que si persistía en su actitud tendríamos que aplicar la ordenanza municipal con las consecuencias que ello conllevaría. De lo contrario estaríamos prevaricando", defendió el primer edil quien incidió en que las normativas municipales son "iguales para todos".

Según Martz, el Ayuntamiento "cogió diez murales de manera aleatoria y por ellos me multaron". Martzel estuvo acompañado por amigos y vecinos disconformes con la decisión tomada por el Ayuntamiento. Entre los asistentes, rostros conocidos de la localidad vinculados con la música, el teatro, la pintura y la cultura en general. En el comunicado, Mar-tzel exigió la libertad de expresión artística, defensa de la cultura en la calle y suprimir la sanción interpuesta. " También es curioso que me pagan para exposiciones y talleres y ahora están tapando mis murales en la calle", opinó el joven.

noticias de deia