Un estudio del Gobierno vasco localiza en Durango la fuente del benceno en el aire

Los altos valores de 2017 se localizan en una fundición que ya ha tomado medidas

08.05.2021 | 00:56
Gobierno vasco dio a conocer las conclusiones del informe de la calidad del aire.

Si a finales de septiembre de 2020 el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Durango, liderado por EH Bildu y Herriaren Eskubidea, apuntaba a que los altos índices de benceno localizados en la villa provenían de Iurreta, las concusiones del informe de Gobierno vasco determinan ahora que aunque "la calidad del aire es buena y se cumplen holgadamente no solo los valores que marca la normativa europea, sino también los valores objetivo de la OMS, los índices registrados en 2017 estarían localizados en una fundición de Durango", explicaron desde Lakua. Y es que fue el pasado jueves cuando responsables municipales del Ayuntamiento de Durango se reunieron con el departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco para conocer los datos provisionales del nuevo estudio de la calidad del aire que desveló que "existe una problemática muy local de benceno en una zona cercana a una fundición y aunque no tenemos datos de un año completo para decir si se cumple o no, en ese punto la normativa dice que los datos no son buenos", puntualizaron.

Desde la Viceconsejería dieron a conocer que están dedicando una "especial dedicación y esfuerzo" para reducir a la mayor brevedad estos valores y que mantienen "un contacto estrecho con la Dirección de Salud Pública para que sea conocedora de esta situación". Con el propósito de solucionar los problemas existentes en una fundación durangarra, en las conclusiones de Gobierno vasco se recoge también que "la empresa ha tomado cartas en el asunto desde el momento de conocer esta situación y está trabajando en varias estrategias diferentes para disminuir esos niveles a la mayor brevedad".

Por último, garantizaron que seguirán de cerca el tema mediante procesos autorizatorios, seguimiento de emisiones, asesoramiento experto, inspecciones programadas y no programadas, seguimiento de quejas y subvenciones, "con el objetivo de seguir reduciendo los aportes industriales de contaminación y olor en la zona de Durango", zanjaron.

En lo que a la Mancomunidad de Durangaldea se refiere, consideraron necesario continuar trabajando desde la transparencia y la colaboración de todos los agentes para mejorar la calidad del aire en la comarca. Para conseguirlo, solicitaron al Gobierno vasco "total transparencia e información continua a la ciudadanía" proponiendo también "organizar una sesión informativa sobre la calidad del aire en la comarca".

En el caso del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Durango emitieron una nota de prensa en la que solicitaron al Gobierno vasco que destine más recursos para atajar el problema. "Tienen desde septiembre del año pasado un estudio encima de la mesa, pero, según técnicos del Gobierno vasco, no se ha podido profundizar en dicha investigación por falta de recursos, algo que creemos que no es aceptable". Además, representantes municipales solicitaron la creación de protocolos para que, cuando se produzcan episodios por contaminación, como sucedió hace unas semanas con la llegada de un frente sahariano que trajo consigo una alta concentración de partículas contaminantes, los distintos consistorios puedan informar a sus vecinos y vecinas de la situación, y se proteja a la población frente a estos episodios: "Al igual que hay protocolos para días de nevadas o fuertes lluvias, necesitamos protocolos para cuando sucedan episodios puntuales de alta contaminación atmosférica", demandaron.

A finales 2017

Se detectaron niveles de benceno en un punto de Durango superiores a los de otras zonas de Euskadi aunque inferiores a los 5 microgramos por metro cúbico previsto en la normativa. Se creó un grupo de trabajo para estudiar las posibles fuentes contaminantes que concluyó que el origen del benceno provenía de dos empresas de la zona.

noticias de deia