La durangarra Ainhoa Méndez, ganadora del coche de la JAED

Afincada en Iurreta, "nunca me había tocado nada y cuando me enteré, no me lo creía"

05.02.2021 | 01:26
Ainhoa Méndez recibió ayer de manos de Milagros Tellería la llave del Renault Clio, primer premio del sorteo de la JAED.

 La durangarra afincada en Iurreta Ainhoa Méndez recibió el coche del sorteo solidario de la JAED (la Junta de Ayuda a Enfermos de Durango y Iurreta) de las pasadas navidades. Portadora del boleto 38.587, recibió de manos de Milagros Tellería, integrante de la junta directiva de la asociación, las llaves del vehículo. "Nunca me había tocado nada hasta ahora. Cuando me enteré al día siguiente de que tenía el número ganador lo miré varias veces por no me lo podía creer. Al principio pensé que no me había tocado por un número, pero al poco tiempo me di cuenta de que solía comprar los boletos de dos en dos y debajo tenía el boleto premiado", reconoció agradecida la ganadora del vehículo.

El acto de entrega tuvo lugar en el concesionario Gaursa del barrio iurretarra de Arriandi. La ganadora, participante habitual del sorteo, reconoció que "siempre suelo comprar de dos en dos y este año tenía unos ocho boletos. La verdad que este año tenía menos boletos que en otras ocasiones porque hace unos años compré coche y participé sin esperar nada. Te gusta comprar para ayudar a la JAED, pero no estaba con la cosa esa de que me toque el coche", reconoció satisfecha la durangarra. Preguntada por lo que hará con el vehículo, un Renault Clio rojo, dejó claro que "lo venderé porque es más pequeño que el mío".

Desde la junta benéfica valoraron muy positivamente los 59.999 boletos vendidos. Aunque su presencia estuvo muy en el aire, finalmente la pandemia no pudo con el stand para la rifa de la JAED que abrió sus puertas el 20 de noviembre. Con dudas y la incertidumbre de si las ventas serían tan positivas como en años anteriores, la directiva decidió dar el paso y poner en marcha el sorteo, la fuente de ingresos más importante de la entidad benéfica.

Finalmente, y a pesar de que el número de días abierto se ha visto reducido considerablemente, la JAED logró despachar todos los boletos puestos a la venta. "Tuvimos muchísimas dudas y la posibilidad de no abrir el stand estuvo en el aire durante semanas. Afortunadamente, no sin miedo, decidimos lanzarnos y ha sido un acierto. Nos hacía falta más que nunca vender muchos boletos y lo hemos conseguido", recalcaron desde JAED.

Las dudas de si las ventas serían positivas eran lógicas entre los directivos de la junta benéfica. Y es que el hecho de que este año no se celebrará la Durangoko Azoka, las limitaciones a la hora de desplazarse que impedían acudir al municipio e incluso el cierre de la hostelería, que no permitió vender los boletos en los bares, apuntaban a que el número de boletos vendidos se vería reducido considerablemente. Finalmente, tras un ritmo de ventas frenético, se colgó el cartel de no hay billetes el día de Reyes, jornada en la que se llevó a cabo el sorteo. "Nos quedamos muy sorprendidos desde el inicio de las ventas. Entre semana se despachaban cifras que en otros años se vendían los fines de semana. Ha sido súper gratificante ver cómo todo el mundo se ha volcado en un año tan complicado. Al principio nos marcábamos el objetivo de por lo menos cubrir los gastos de lo que costaron los 50 regalos. El ritmo de ventas siguió siendo terrible y pudimos vender todos los boletos", recordaron muy agradecidos los impulsores de la consolidada iniciativa.

En la recogida de llaves de ayer, la ganadora del coche también se mostró muy contenta de las ventas obtenidas este año. "Siempre compras con la ilusión de que te toque algo, pero sobre todo por la causa y más aún, este año con todo lo que estamos pasando. Cuando leí que se habían agotado todos los boletos me alegré mucho de que los vecinos del entorno se hubieran volcado de esta manera", insistió.

En la actualidad, la JAED, apoya a las personas más desfavorecidas con alimentos, ropa, aportaciones económicas e incluso ayudas para aquellas personas que no pueden poner la calefacción en invierno. Y es que la denominada pobreza energética se ha convertido también en un problema para muchas familias de la comarca.

ganadora del coche

Clio rojo. La durangarra afincada en Iurreta Ainhoa Méndez recogió ayer las llaves del vehículo que todos los años entrega la JAED. Convertido en el premio estrella del sorteo solidario, la ganadora probó suerte con la compra de ocho boletos.

Sorpresa. Fue al día siguiente del sorteo, 7 de enero, cuando la durangarra se enteró de que había sido la agraciada del ansiado vehículo.

'No hay boletos'. La respuesta ciudadana volvió a ser excepcional y la JAED logró despachar los 59.999 boletos puestos a la venta.x

Agradecimiento. La Junta de Ayuda a Enfermos de Durango y Iurreta (JAED) volvió a agradecer la respuesta recibida por la ciudadanía.

noticias de deia