Día del Carmen de Amorebieta

Mikel Etxebarria, 45 años tocando el txistu

Mikel participó ayer en el pasacalles del Día del Carmen

Es integrante de Udazken Txistulari taldea de Amorebieta

La entidad ofrece todos los domingos del año un pasacalles

09.02.2020 | 09:28
El zornotzarra Mikel Etxebarria lleva toda una vida haciendo sonar el txistu.Foto: K. Doyle

Amorebieta - Fiel a su cita anual, el zornotzarra Mikel Etxebarria Etxeita participó en la jornada de ayer en el tradicional pasacalles que los txistularis de Udazken Txistulari Taldea ofrecen el Día del Carmen. Coincidiendo con el día grande de las fiestas patronales, la agrupación volvió a recorrer las céntricas calles de la localidad para dirigirse a Larrea donde se llevó a cabo la misa a mediodía. "El txistu me aporta muchos amigos y una cercanía con el folclore vasco", explicó satisfecho Etxebarria instantes antes de comenzar junto a sus compañeros el popular pasacalles.

Han pasado cuarenta y cinco años desde que Mikel descubriera la magia de lo que supone tocar el txistu. Fue con 15 años cuando le animaron a probar el tradicional instrumento. Integrante de Udabarri Dantza Taldea desde los nueve años, la falta de txistularis preocupaba y el joven aceptó entusiasmado el reto de hacerlo sonar. "En el grupo de danzas teníamos dos txistularis: uno se hizo cura y el otro se marchó a vivir fuera. No quedaba otra que animarme porque la necesidad era máxima y también aprendí a tocar el atabal", recordó con nostalgia.

Fundado hace casi dos décadas, Udazken Txistulari Taldea es una asociación cultural sin ánimo de lucro que promueve el folclore y la música vasca, especialmente entre los más jóvenes. Su objetivo prioritario es lograr que el txistu sea un elemento habitual en la sociedad, en sus celebraciones y en la oferta musical local.

Ofreciendo conciertos en las fiestas populares y participando en festejos de todo tipo, siempre con el txistu como protagonista, la entidad zornotzarra ofrece desde el año 2001 pasacalles todos los domingos del año, excepto los del mes de agosto. "Estaremos una treintena de txistularis en el grupo y nos organizamos para celebrar un pasacalles por Amorebieta todos los domingos. Es un compromiso adquirido con el Ayuntamiento que lo cumplimos gustosamente", aseguró Etxebarria añadiendo entre risas que "para organizarnos tenemos un grupo de WhatsApp y nos repartimos en función de la disponibilidad de cada uno".

Por otro lado, desde hace veinte años, en las fiestas patronales del Carmen, se organiza el Concierto de Txistularis, que cuenta con músicos de otras localidades, así como con un coro, metales y cantantes invitados. El consolidado concierto de este año se celebrará el viernes a las 20.30 horas en el parque Zelaieta y contará con la participación de artistas invitados como Mikel Urdangarin, Alex Sardui, Unai Ormaetxea, Peio Ospital, Norton, Beñat Egiarte, Xabi Solano, Jaurne Gaminde, Keu Agirretxea, Niko Etxart, Aitor Gorosabel y componentes de la Asociación para la Integración de Discapacitados de Amorebieta-Etxano (AIDAE), txupineros de las fiestas de este año.

Cantera El hecho de que la Musika Eskola también ofrezca la posibilidad de aprender a tocar el txistu fue decisivo para acercar el instrumento a los más jóvenes. El encargado de impartir las clases es Iban Ibarretxe, director de Udazken Txistulari Taldea. "No tenía lógica ofrecer la posibilidad de las clases si luego los chavales no podían tocar. El problema de las escuelas de música es que, por ejemplo, ofrecen la posibilidad a los niños de tocar el saxofón y lo hacen tres veces al año en las tres audiciones a los padres; al final terminan hartos del instrumento porque se pasan todo el año estudiando para tocar muy poco", puntualizó Etxebarria.

En la actualidad, gracias a las clases que se imparten en la Musika Eskola, los pasacalles de Udazken Txistulari Taldea se nutren de jóvenes que están aprendiendo a tocar el instrumento y veteranos que han sido txistularis del grupo de danza y quieren seguir ligados a este mundo. "Lo mejor es que de momento el futuro está asegurado; los más jóvenes tienen sobre 13 años y el mayor supera los 70", zanjó satisfecho Mikel Etxebarria.