Pequeñas piezas, grandes ideas

El avión de Lego más grande del mundo y otras cien maquetas invaden Zubiarte hasta el domingo

03.09.2021 | 01:07

Exposición junto a otras cien maquetas de Lego, desde 'Los Vengadores' hasta un esqueleto

Once metros de largo y siete de ancho; esas son las medidas de la maqueta de Lego del avión del presidente de los Estados Unidos, el Air Force One, a escala 1:7. Para construirlo, el equipo de Expo Piezas Lego ha dedicado seis meses de trabajo y ha utilizado aproximadamente un millón de piezas, que tienen un valor cercano a los 50.000 euros.

"Hicimos una tormenta de ideas, alguien propuso el Air Force One y nos gustó, así que comenzamos con el diseño. Hay un software de Lego con el que enfocas a un objeto con una cámara y te lo calcula en piezas, pero en este caso no servía porque estaba compuesto por un millón de bloques y era una construcción demasiado grande" cuenta Mario Rozmiarek, responsable de la exposición.

Dedicaron un mes solamente a este apartado porque, además de añadir puntos de apoyo para que no se partiese, tuvieron que dividirlo en 73 módulos distintos para poder separarlo cuando quisieran desplazarlo sin tener que desmontarlo entero. Luego se encargaron de conseguir las piezas y tampoco fue tarea fácil, según cuenta. Hasta 100.000 no hay problema porque se hace un pedido a Lego y te las envían enseguida, pero para comprar un millón tuvieron que esperar bastante. Ellos calculan que cada bloque cuesta cinco céntimos, por lo que el valor del avión solamente en piezas es de 50.000 euros, aproximadamente.

Por último, un equipo de veinte personas trabajó durante tres meses construyendo y dándole forma al avión. Para ello, cada uno recibía una bolsa gigante de piezas y una imagen de cómo tenía que ser el resultado final y cuando acababan con un segmento cogían otra bolsa y repetían el proceso. Así explica Rozmiarek el proceso que siguió la empresa para construir el avión más grande del mundo hecho con piezas de Lego, con cerca de un millón.

Esta maqueta del Air Force One, un Boeing 747 al servicio del presidente de los Estados Unidos, está hecha a escala 1:7 y tiene casi 11 metros de largo, 10 de ancho de ala a ala y cerca de tres metros de altura. Además, a través de las ventanas es posible contemplar a algunos de los presidentes más emblemáticos, como Abraham Lincoln y Barack Obama, a quien pertenecía el mandato durante la construcción de este modelo. También hay recreaciones de algunos de los momentos más importantes de su historia, como George Bush en el pentágono tras los atentados terroristas del 11-S y la aceptación de la presidencia de John F. Kennedy, asesinado durante un paseo en el coche presidencial.

Es la mayor obra de la exhibición, pero está muy lejos de ser la única. Las más de cien maquetas instaladas en el local abarcan todo tipo de temáticas, entre las más celebradas se encuentran los dioramas de Star Wars y las figuras de más de un metro de altura de Darth Vader en un duelo con Obi Wan, armados con espadas láser.





Harry Potter y Batman

También cuenta con la presencia otras grandes franquicias como Harry Potter con dos dioramas y tres modelos de alrededor de 1,80 metros de altura de Spiderman, Iron-Man y Hulk representando a Los Vengadores. En este campo, destaca una recreación de la ciudad de Gotham en la que se puede observar a Bruce Wayne tomando el sol en el jardín de su mansión sobre la batcueva, al policía James Gordon sobre la comisaría encendiendo la batseñal y al Joker peleando con Batman.

"La exhibición es espectacular. Yo he venido por Star Wars, que siempre he sido muy fan. Lo bueno es que no se han quedado en las figuras sueltas, hay dioramas de escenas legendarias como Obi Wan y Luke en la cantina", cuenta Alberto López, quien acudió con su mujer desde Santander a ver la exposición. Por su parte, Raquel Colina asegura que había alucinado con el nivel de detalle del Air Force One.

Entre las maquetas también hay modelos del cuerpo humano, como un esqueleto gigante con todos los huesos y varios órganos como el corazón o el cerebro, además del aparato respiratorio. La historia también tiene un protagonismo importante en la muestra: hay 18 modelos de aviones históricos utilizados en diferentes conflictos. Entre ellos el caza y bombardero monomotor estadounidense P-51 Mustang de los americanos y el Mitsubishi A6M5 de los japoneses.

"Mi favorita ha sido la mesa de Alicia en el País de las Maravillas, que es mi cuento preferido. Tiene hasta la escena de los soldados de naipe jugando al ajedrez", comparte Colina. Del mismo modo, el matrimonio destaca que a pesar de no ser especialmente fans de Lego, muchas de las maquetas tienen pequeños detalles que sacan una sonrisa a todos, como Chewbacca defendiendo la base de los rebeldes en el planeta Hendor con una ballesta láser mientras la princesa Leia descansa y se come un polo.

Otro visitante, Unai Sánchez, se acercó con su padre, Emilio Sánchez, con quien pasa las tardes montando todo lo que se les ocurre. A sus ocho años, Unai sabe reconocer una buena obra en cuanto la ve, y en esta ocasión lo tiene claro: le ha encantado. "Tenemos una caja gigante de Lego para construir lo que nos da la gana, pero además tenemos un coche teledirigido y una pistola de 700 piezas que nos costaron mucho hacer y nos da pena desmontar", apunta su padre.

"No se han quedado en las figuras sueltas, han construido escenas legendarias como Obi Wan y Luke en la cantina"

"Un equipo de veinte personas trabajó durante seis meses para construir un Air Force One con alrededor de un millón de piezas"

noticias de deia