Más deporte urbano al aire libre en Bilbao

Bilbao abre nuevos espacios e instalaciones para incentivar la actividad deportiva sin riesgo al contagio de coronavirus

22.02.2021 | 01:05
Varios jóvenes realizan calistenia en las instalaciones del parque de Sarriko, unas de las más usadas.

El Ayuntamiento de Bilbao quiere sacar el máximo partido posible a los parques y espacios públicos de la villa para que el deporte al aire libre sea más protagonista en estos tiempos de pandemia. Los espacios y servicios que se están creando en todos los distritos de la villa "son como pequeños gimnasios al aire libre, públicos y gratuitos", define Asier Abaunza, concejal de Área de Obras, Planificación Urbana y Proyectos Estratégicos

Siempre en colaboración con Bilbao Kirolak, el impulso que está dando el área municipal a la práctica de todo tipo de deporte en áreas comunes es de altura. Abaunza desvela que "antes de la pandemia ya estábamos desarrollando un plan de dinamización, pero ahora esta situación que vivimos nos ha afianzado en que, no solo vamos bien en esta dirección, sino que hay que reforzar el facilitar a la ciudadanía instalaciones adecuadas para la práctica de deporte al aire libre".

En Bilbao hay infraestructuras para practicar basket, parkour, calistenia, skate, ping-pong, running, escalada, pelota o frontenis en frontón así como máquinas para que hagan gimnasia los jóvenes y otras biosaludables orientadas para las personas mayores. También son libres de uso las pistas multideportivas con campos de futbito, baloncesto y voleibol.

Existe ya una buena oferta tras la puesta en marcha de diferente espacios en años pasados que va a ser reforzada con la inauguración de nuevas pistas e instalaciones en el presente año. Abaunza recuerda cómo las primeras barras y fijaciones para practicar calistenia, el sistema de entrenamiento donde solo se requiere tu propio peso corporal, se colocaron en el parque de Doña Casilda antes de 2010 "y casi nadie las utilizaba", indica.

Hoy es todo lo contrario. Son varios los puntos de referencia en la villa que casi todas las tardes están ocupados para desarrollar músculos con esta práctica y el parque de Sarriko acoge uno de los más grandes de Euskadi. En este gran zona verde también se practica crossfit en cuatro módulos que permiten la realización de 15 tipos de actividades físicas diferentes en un área de 100 m2.

Similares dependencias también están disponibles en Jardines de Garay, en Txurdinaga, en Punta Zorrotza y desde finales del pasado año en el parque Ibaider de La Peña.

Otro de los deportes con más tirón orientados a los jóvenes es el parkour, esa actividad que permite sortear vallas, obstáculos y distintas alturas dando saltos y rodando por el suelo. Además de en Sarriko, el Ayuntamiento ha creado también espacios parkour en la pinza de Uribarri bajo la autovía.

Una joven salta haciendo parkour en los elementos construidos en la zona de la pinza de Uribarri. Foto: Oskar González

Otros que están de enhorabuena son los skaters tras la modernización de las pistas ubicadas en los parques Europa y Etxebarria y las nuevas instalaciones estrenadas en Olabeaga el pasado año.

El último espacio con material deportivo fue estrenado en enero tras la renovación integral del parque de La Floresta, en San Adrián. Allí se quiere crear cantera con un área de escalada para niños y niñas, una tirolina que salva la diferencia de altura presente y una cancha de baloncesto con gradas, que sirve también de punto de encuentro para los jóvenes del barrio.

En cuanto al impulso de la actividad físicas entre las personas más mayores, prácticamente casi todos los espacios urbanos nuevos cuentan con máquinas biosaludables, "ya que son muy solicitadas en todos los distritos", indica el concejal jeltzale.

Precisamente en el mencionado parque de La Floresta, se han instalado los más nuevos los cuales, por primera vez, se encuentran a cubierto de inclemencias climatológicas. Otros recién estrenados son los acondicionados en las terrazas del nuevo parque creado en la ladera de Arangoiti.

Y este año, seis instalaciones más
 

A lo largo de este ejercicio se estrenarán más espacios deportivos abiertos, se prevén seis, una vez concluyan las obras ahora en ejecución. Destaca la creación en el parque de Ezkurtze, en Irala, de un completo gimnasio al aire libre, una zona de fitness con aparatos como banco de abdominales, bicicletas para spinning y elípticas, remo hidráulico, extensor de piernas o un banco presa hidráulico. "Son como las de un gimnasio pero adaptadas a la intemperie", destaca Abaunza.

Los artefactos dispondrán de ocho niveles distintos para que los usuarios, sea cual sea su condición física, puedan utilizarlos. Además, esta instalación será inicio y final de dos circuitos para correr de diferente intensidad, aprovechando las pendientes y escaleras existentes en el parque de 1,3 y 2,2 kilómetros de longitud. La inauguración será en breve.

En Otxarkoaga también se trabaja en una zona de deporte enfocada a niños y jóvenes en la vaguada de Lozoño, y al otro lado del frontón cercano se estrenará en breve el campo de fútbol de Aduriz-Cruyff, que también "va a quedar como un espacio multideporte", apostilla Abaunza. Resta por definir con Bilbao Kirolak, el uso de una bolera que queda debajo de la calle Pau Casals, para rematar toda la intervención.

También en la parte alta del Parque de Europa, se van a crear nuevas canchas de basket para solventar los problemas de uso existentes en el campo que comparten los que practican futbito y basket.

Así, la actual pista quedará de uso exclusivo para los futboleros y también se instalarán tres canastas sobre un solo poste para lanzar tiros libres. Los entusiastas del basket que quieran competir en condiciones podrán disfrutar del primer campo de baloncesto reglamentario y cerrado que se está terminando en los Jardines de Emiliano Arriaga, entre los barrios de Miribilla y San Adrián.

Es una instalación singular ya que contará con un cierre metálico, construido a base de tubos que forman balaustradas, y con dos puertas de acceso. Todo ello para garantizar la seguridad de otros usuarios del parque y del tráfico rodado colindante.

En marcha está así mismo la mejora del veterano rocódromo ubicado en los túneles de Txurdinaga, el más utilizado de Bilbao y que es gestionado por los propios usuarios. "En acuerdo con ellos, vamos a reforzar la luz, mejorar la recogida de agua de lluvias para que el suelo no esté húmedo e instalaremos elementos de escalada para los más pequeños, además de unas máquinas de calentamiento y entrenamiento de fitness fuera del túnel", describe el edil. En total se está invirtiendo más de 1,2 millones de euros en todos estos proyectos sin contar la intervención para crear el campo de fútbol Aduriz-Cruyff.

Otras zonas que se están diseñando para albergar a corto plazo nuevos puntos deportivos son la zona de Barinaga en Punta Zorrotza, la almendra central de Artxanda y la vieja de cantera del Peñascal que será recuperada una vez concluyan las obras de la segunda fase de la Supersur. "Queremos sacar el máximo partido a las zonas verdes y urbanas, que sean lo más usadas posible en todo el conjunto de la ciudad", concluye Abaunza.

Al detalle

Y para los mayores más Máquinas biosaludables

En la apertura de instalaciones y aparatos para practicar deportes no solo se piensan en los jóvenes. Los mayores también disponen de numerosos lugares con las denominadas máquinas biosaludables para ejercitarse con la intensidad adecuada. Son de los artilugios más solicitados al Ayuntamiento, indica Abaunza.

La cifra

1,2

Las intervenciones en marcha para generar nuevos espacios deportivos o mejorarlos supera este año los 1,2 millones de euros de inversión por parte del área de Obras y sin contar los 140.000 euros del coste del campo de fútbol Aduriz-Cruyff que asume la fundación del conocido futbolista holandés.

"Queremos sacar el máximo partido a las zonas urbanas, que sean los más usadas posible"

Asier Abaunza

Cjal. de Obras, P. Urbana y P. Estratégicos