Mikel García y Fran López: "Nuestro sueño y el próximo reto es poder estar en los Juegos Paralímpicos de París"

Mikel García y Fran López acaban de conquistar varios oros a nivel europeo

18.03.2021 | 00:47
Fran López y Mikel García posan con las medallas conseguidas en el Campeonato de Europa de pista cubierta.

Sacrificio, pasión y muchas ganas. Sobre la pista, Mikel García y Fran López, integrantes del Club de Atletismo Adaptado -Ascensores Bertako- Javi Conde se esfuerzan al máximo, y lo hacen practicando el atletismo, un deporte que les aporta solo cosas positivas, que les hace sentirse bien. "Nuestro sueño y próximo reto deportivo es estar en los Juegos Paralímpicos de París", comentan ambos después de haber llegado recientemente a Basauri con varias medallas de oro colgadas al cuello. Ese reto, en el caso de García, además, se une a la reivindicación, ya que por el momento no se ha incluido a la categoría Síndrome Down en los Juegos.

Solo un entrenamiento de las y los deportistas que forman parte del equipo basauritarra sirve ya para darse cuenta de que se trata de atletas que miran hacia adelante con ganas de seguir superándose, y con ganas de demostrar que el deporte adaptado merece un hueco aún mayor que, por el momento, no se le ha dado.

Tanto García como López acaban de participar en el Campeonato de Europa de pista cubierta celebrado en Nantes. En el caso del primero, se hizo con el oro en las pruebas de 400 y 800 metros lisos, así como en lanzamiento de peso, y una plata en 200 metros. López se ha traído un merecidísimo oro en la prueba de relevo 4x200. Lo han hecho tras ser seleccionados por la selección española.

Ambos llevan alrededor de cinco años en el club, y antes practicaban otros deportes. Mikel lo que quería era "estar en un equipo y hacer amigos, y por eso me apunté a atletismo". López escogió este deporte porque "una amiga atleta de mi madre me convenció, así que me animé a probar y me gustó mucho".

En lo deportivo, sus carreras deportivas son meteóricas, "la progresión es grande y todas y todos en el club vamos superándonos", comenta López. Desde que comenzara, su nivel ha mejorado mucho y lo ha llevado a hacerse con varios oros, como el logrado en el campeonato celebrado en Francia, el oro conseguido en Cross (3.000 metros) a nivel estatal, etc. Sobre todo se queda con "las marcas, los tiempos" logrados.

Mikel García es ya un habitual en los podios, y desde muy pronto cosechó medallas de peso. Pero los dos últimos años lo han llevado a estar siempre entre los mejores, y además compite tanto en velocidad como en otras modalidades, como en peso, donde se ha hecho con el oro, marcando su mejor marca y el récord de España.



 

El covid les ha afectado y el último año "perdimos algo de nivel por la falta de pruebas", pero contaban con "un plan personalizado de entrenamientos" y de una manera u otra, se apañaban para poder entrenar. El objetivo era que les afectase lo menos posible, y en eso ayudó el poder entrenar cuando ya se permitió hacerlo a las personas federadas. Entrenan prácticamente seis días a la semana, por lo que la exigencia es máxima.

El trabajo que se hace desde el club es muy destacable, así como la profesionalidad y el compromiso que demuestran las y los deportistas del club de Basauri. Las marcas que logran y los resultados de estos deportistas dejan claro que se deben dar más pasos hacia una mayor profesionalización del deporte adaptado.

Para López, "de lo mejor que tiene este equipo es que es como una familia, es un club de atletismo, pero para mi es muy importante que además hay un ambiente muy familiar. Todos y todas nos apoyamos, y estamos juntos en los bueno y en lo malo. Nos queremos muchísimo, si cae uno nos ayudamos a levantarnos porque somos un club familiar y eso lo hay en pocos sitios". Lo mismo opina García, que asegura que "nos damos consejos, y si se necesita ayuda siempre hay alguien que está ahí".

Ambos, además, remarcan la gran labor de "los entrenadores y todas las personas del club. Si no fuera por ellos está claro que no conseguiríamos esos resultados". La exigencia es máxima, y aunque al principio les costó hacerse a ese ritmo de entrenamientos, "ahora lo agradecemos, porque nos exigen y eso nos hace mejorar, ellos se lo toman en serio y nosotros también". Asimismo, disfrutan mucho de los viajes, algo que les ha regalado el poder conocer muchos destinos distintos, "aunque normalmente no tenemos mucho tiempo de conocer lugares del todo porque vamos a lo que vamos, pero sí intentamos visitar algunos sitios". Pero sobre todo "lo más bonito es cuando viajamos todos juntos, pensando en la competición, son momentos muy bonitos e ilusionantes".

noticias de deia