Quiere recaudar 9.168 euros

De Basauri a la India: katilus rebosantes de solidaridad

Manu Orozko espera lograr pronto la cantidad necesaria para construir un embalse en Anantapur

02.03.2020 | 06:15
Los Katilus solidarios pueden comprarse en el Bar Katilu de Basauri, ubicado en la calle Lehendakari Agirre.

Basauri - 9.168 euros. Esa es la cifra que Manu Orozko, que regenta el Bar Katilu en Basauri, está intentando recaudar para una iniciativa solidaria en la India. El objetivo principal es conseguir construir un embalse en la región india de Anantapur. Y el medio a través del cual está recaudando el dinero que necesita para ello es la venta de unos 900 katilus, esos tazones tan típicos y que tal y como explica Orozko, "quería que fueran de calidad, para que se pudieran utilizar y que duren como los de antes, que estaban en todas las casas".

Como ha hecho en sus anteriores proyectos solidarios -lleva once iniciativas- colabora con la Fundación Vicente Ferrer. El katilu representa "algo muy especial" para Orozko. "Me recuerda a casa, a esa tradición y me trae muy buenos recuerdos", explica. Pero es que además, su bar ubicado en Basauri recibe también ese nombre. Precisamente, en su local es donde comienza el que ya es su undécimo proyecto solidario.

Orozko se ha mostrado "muy sorprendido de la acogida que ha tenido el proyecto en Basauri". Y es que admite que "no sabía cómo iba a reaccionar la gente, porque era la primera iniciativa que ponía en marcha desde que estoy en el bar". Pero Basauri ha respondido de la mejor manera posible y "en tres semanas se han recaudado ya unos 6.000 euros que irán íntegramente a construir el embalse". En este sentido, cada katilu se vende por 20 euros, de los cuales 13,50 se destinan al proyecto y los 6,50 restantes los utiliza para pagar cada una de las tazas, "decoradas con la figura de dos mujeres indias" y de una calidad excelente para el uso diario y "para llevarla al monte", anima Orozko.

Las beneficiarias directas de este proyecto de construcción del embalse van a ser las 20 familias que ceden sus terrenos para la creación de la estructura y "aportan su apoyo durante la construcción como mano de obra no cualificada. Son beneficiarias directas de la acción ya que los pozos de los que son propietarios se recargarán con el aumento de los niveles freáticos", explica. En total, 68 personas a las que el embalse "les permitirá trabajar mejor sus campos gracias a la disponibilidad de agua".

Distintos proyectos Orozko no para, y desde que comenzara en 2006, cuando puso en marcha su primer proyecto solidario que partió desde el Bar Lepanto de Bilbao, ha llevado a cabo un total de once. Orozko subraya que "se hacen en base a las necesidades que se van viendo", y han ido desde este último, que busca un mejor aprovechamiento del agua, hasta la formación de la población o el posibilitar que "muchos niños pudieran desayunar todos los días durante un año entero".

Orozko calcula que "en unas dos semanas" podría haber completado el objetivo que se marcó, el llegar a esos 9.168 euros y poder contribuir a que el embalse sea una realidad lo antes posible, "porque es muy necesario para mejorar la calidad de vida de quienes podrán beneficiarse de su utilidad", indica.

Embalse Katilu

Familias

20

noticias de deia