Movilidad sostenible

La Diputación y el Puerto de Bilbao 'amarran' el bulevar ciclable de Bilbao a Getxo

Ambas entidades han firmado un protocolo para ejecutar las obras que incluyen un puente móvil entre Erandio y Getxo

10.05.2021 | 13:11
La plaza del embarcadero de Erandio, donde se edificará el puente que cruzará la ría y conectará con Barakaldo.

El bulevar para bicis y peatones que unirá Bilbao y Getxo por la vieja carretera de la ría va recorriendo kilómetros. El diputado de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao, Ricardo Barkala, han firmado esta mañana un protocolo de actuación en el que se define las actuaciones de cada entidad en este proyecto que va más allá de un simple bidegorri. La iniciativa conjunta, que cuenta con el apoyo de todos los ayuntamientos implicados (Bilbao, Barakaldo, Erandio, Leioa y Getxo), propone un bulevar en todo el recorrido de siete kilómetros para los ciclistas acompañado de un paseo peatonal y la construcción de un puente móvil que unirá las dos orillas entre Erandio y Barakaldo.

El proyecto presentado por el diputado general, Unai Rementeria, el pasado febrero a pie de cauce supondrá "un proyecto fundamental para el entorno de la ría" ha asegurado Imanol Pradales poco después de firmar esta mañana el protocolo. Un acuerdo necesario porque "sin la Autoridad Portuaria de Bilbao este proyecto sería absolutamente imposible", específico ya que esta entidad sigue siendo la competente en la lámina de agua de la ría hasta la altura del puente de Euskalduna.

En esencia, el acuerdo firmado indica como el Puerto de Bilbao aportará los espacios necesarios para ejecutar las obras, la autorización de las mismas que se desarrollen en el dominio público portuario y también "revisaremos el estado de los muros de ribera", ha concretado su presidente, Ricardo Barkala.

Por parte foral, se redactarán los proyectos constructivos del bulevar y el puente sobre la ría así como la financiación de los 36,5 millones que se invertirán en la construcción de esta solución de movilidad hasta verla culminada en el segundo semestre de 2024.

Proyectos para finales de año

Pradales ha adelantado que "para finales de este año estarán redactados los proyectos", de forma que después se saquen a concurso las obras para iniciarlas el próximo ejercicio. Ahora mismo se trabaja en cómo se diseñará el puente entre Erandio y Barakaldo, pieza clave de este proyecto para conectar los bidegorris de ambas márgenes del cauce, y cuya fisonomía va a estar supeditada al tráfico marítimo existente en la actualidad y el del futuro, sobre todo mirando a la navegación turística y de ocio.

Ricardo Barkala ha desvelado que los barcos de carga que suben ahora aguas arriba de Lutxana para servicio de la empresa Bilbaina de Alquitranes serán los que marquen el tope de medidas "con sus 140 metros de eslora, 22 de manga y diez de calado", dejando como referencia para el calado aéreo (el que se eleva desde la cubierta hacia arriba) el de los veleros que suben la ría para amarrar en los muelles del Museo Marítimo y que llegan a alcanzar los 33 metros de altura. El presidente del Puerto ha informado que el pasado año se registraron un centenar de tránsitos de buques por la ría de los cuales la mitad pertenecieron a la firma Bilbaina de Alquitranes.

Por su parte, Imanol Pradales ha asegurado que todos estos condicionantes "se están teniendo en cuenta en el diseño del paso para bicis y peatones" en el que se encuentran inmersos actualmente. La estimación con la que trabajan es que "el puente se abrirá una media de 120 ocasiones al año" para dar paso a los grandes barcos descritos. En esta cifra no se incluyen los 200 viajes que de media realizan las embarcaciones turísticas de Bilboats ya que se prevé que el puente tenga suficiente gálibo para que puedan navegar por debajo sin necesidad de abrirlo.

Pradales dio gran importancia a esta nueva conexión sobre la ría ya que "nos va a permitir coser ambas márgenes y conectar el nuevo bulevar con Barakaldo y la red ciclable configurada en torno al eje del Ballonti y Urban-Galindo".

La Diputación pretende también extender el 'efecto Bilbao' a los municipios de la ría con este proyecto que supondrá no solo generar una vía de movilidad ciclable y de peatones, también calmar el tráfico de la carretera de la ría, la BI-711, en siete kilómetros de longitud prácticamente llanos. Se va a buscar la máxima anchura posible al bulevar por lo que en algunos tramos tendrá que sobrevolar el cauce de la ría en su margen.

Este proyecto de vía ciclable ha sido solicitada desde hace más de una década por colectivos sociales y ciclistas que ven en esta carretera de la ría un recorrido perfecto por su caracter llano y la posibilidad de conectar toda la metrópoli con un sistema de transporte ecológico y alternativo a los pequeños recorridos de no más de ocho kilómetros que se pueden efectuar en vehículo privado.

noticias de deia