Elur, solución informática para facilitar los rescates en montaña

La tercera edición del BBSC reconoce también a Alterity y a Solum, que apuestan por una movilidad sostenible

26.09.2020 | 01:20
La entrega de los galardones del certamen Biscay Bay Startup Campus (BBSC) se celebró el viernes en Bilbao

La supervivencia del ecosistema del emprendizaje está más que asegurada. Así lo certifica el certamen Biscay Bay Startup Campus (BBSC), el mayor encuentro de estas características del sur de Europa que estos días se ha celebrado en Bilbao y que en esta tercera edición ha reconocido la apuesta de Elur. El proyecto comandado por Jon Barredo, June Sáenz de Urturi y Asier Palacio, entre otros, propone una solución informática para facilitar los rescates en montaña.

El galardón de 10.000 euros, asesoramiento profesional y espacio físico donde poder desarrollar el despegue de la idea de negocio durante el próximo año se convertirán en el mejor aliado de Elur, un dispositivo que mejora la precisión en la localización y que ya ha sido testado por el propio Alex Txikon en su expedición invernal al K2. A esos logros materiales habría que sumar esos otros impactos positivos invisibles en forma de repercusión y de reconocimientos en redes sociales y plataformas digitales especializadas en materia de innovación y de emprendizaje y que tienen especial relevancia en este mundillo.

De hecho, los triunfadores de la noche, emocionados y sorprendidos por la gloria conquistada en esta edición del BBSC, trabajan ya en un plan para darse a conocer y promocionarse en círculos especializados. No fue esa la única buena noticia de este certamen cuya celebración en Azkuna Zentroa ha estado marcada por la omnipresente pandemia, con aforo reducido y exposiciones virtuales de participantes. Así, la segunda Startup distinguida fue Alterity, firma vizcaina especializada en la movilidad sostenible. Los 5.000 euros, la oficina y el servicio de consultoría de que consta el premio irán destinados a profundizar el desarrollo de su empresa: diseño y fabricación de baterías de litio. Y la medalla de bronce (2.500 euros) recayó en Solum, una idea de negocio centrada en los puntos de carga para patinetes eléctricos.