Rotación extrema del Bilbao Basket

El Surne Bilbao Basket sigue buscando su identidad con un reparto de minutos que aún no permite identificar los claros referentes de su juego

07.10.2021 | 00:57
El entrenador del Bilbao Basket, Álex Mumbrú.

Los datos de las cuatro primeras jornadas de la Liga Endesa confirman las palabras que dijo ayer miércoles Álex Reyes en el sentido de que varios jugadores del Surne Bilbao Basket están todavía buscando su sitio en un nuevo equipo y en una nueva competición. El reparto de minutos también refleja que el técnico está tratando de distribuir esos roles y buscando fórmulas que hagan que el conjunto gane en consistencia y en regularidad. Álex Mumbrú siempre ha defendido la idea de hacer largos sus equipos para que todos sus jugadores se sientan involucrados y preparados para aportar en cualquier momento. Y los números le dan la razón, incluso cuando los resultados no acompañan.

Los diez jugadores principales del Bilbao Basket están hasta ahora entre los casi 15 minutos que juega Reyes y los 22 y 29 segundos de Ángel Delgado, el único que ha sido titular siempre. Puede ser que esta gestión de la plantilla sea consecuencia de que aún hay jugadores que no están en su mejor momento, que no se ha acompasado la condición física de los doce, o que, al contrario, algunos no la hayan alcanzado porque van cortos de minutos. Valentin Bigote y Regimantas Miniotas son los casos más llamativos de jugadores que han perdido la chispa y la confianza que mostraron en pretemporada cuando su presencia en cancha fue más constante por la ausencia de otros compañeros. El francés, en concreto, asume mucho protagonismo con el balón cuando está en cancha, pero presenta unos muy pobres porcentajes de tiro con siete lanzamientos por partido, pierde casi dos balones y a día de hoy parece el jugador más desubicado, a medio camino entre el puesto de escolta y el de alero, en los escasos 19 minutos de que dispone.

Mumbrú no ha repetido quinteto en ninguno de los cuatro partidos y ha probado varias configuraciones, como jugar con tres pequeños en el exterior, con Masiulis de tres o sin ninguno de los cincos en el juego interior. Pero en esa búsqueda del sitio, del protagonismo, quizás de más minutos, los jugadores fuerzan acciones y el equipo se desordena en tramos que cuestan caros. Realmente, solo Delgado y Andrew Goudelock están cumpliendo con lo que se esperaba de ellos. El dominicano es la referencia interior, aunque no llega a siete tiros por partidos, y el estadounidense es el máximo anotador con 14 puntos por partido, once lanzamiento de media y unos porcentajes correctos. Eso sí, produce a rachas porque aún tiene que entender lo que las defensas de la Liga Endesa le van a dejar hacer.

Podría decirse que en este inicio de curso el Bilbao Basket es un caso extremo porque la mayoría de los equipos tiene dos, tres o cuatro hombres con más minutos de media que esos 22.30 de Delgado. De hecho, nadie del equipo vizcaino está entre los 50 jugadores con más presencia en pista. El tiempo dirá si el técnico moldea una propuesta que, incluso, mantuvo la pasada temporada con una plantilla con menos recursos o si, al final, el juego del equipo empieza a fluir a partir de tener claros los conceptos y los brazos a los que agarrarse a la hora de buscar los triunfos.

los apuntes

22 minutos y 29 segundos juega Delgado, el más utilizado por el técnico y el único que ha sido titular en los cuatro partidos.

Ningún jugador del Bilbao Basket figura entre los 50 con más minutos en este arranque de curso.

14 puntos de media lleva Goudelock, el máximo anotador de los hombres de negro.

noticias de deia