El baloncesto no se rinde

Ante la incertidumbre por el corto y medio plazo, los clubes vizcainos buscan nuevas vías de ingresos y las federaciones adoptan medidas para que puedan competir con garantías

08.07.2020 | 00:10
Imagen de uno de los derbis de la pasada temporada en la Liga Femanina-2 entre el Ibaizabal y el Barakaldo.

Hace casi cuatro meses que el coronavirus detuvo el mundo y poco después, en una decisión inevitable, la Federación Española decretó la cancelación de sus competiciones. Desde entonces, los clubes vizcainos que no están en la élite comenzaron a pensar sus proyectos para la próxima temporada en la que van a tener que hacer encaje de bolillos con sus cuentas. El baloncesto semiprofesional y el amateur lo van a pasar muy mal porque la captación de recursos económicos se va a complicar, más aún si el público no regresa a los pabellones, pero nadie quiere rendirse.

Por ejemplo, el Ibaizabal y el Barakaldo, que ya han empezado a armar sus plantillas, han recurrido a la misma iniciativa, una campaña de crowdfunding o micromecenazgo, para conseguir fondos y competir lo mejor posible en la Liga Femenina. El club galdakoztarra se ha propuesto conseguir por esta vía 20.000 euros que le permitan mantener su estructura de equipos y el sitio que se han ganado en la competición desde hace una década. Por su parte, la entidad fabril aspira a conseguir 12.000 euros para costearse los viajes en su segunda campaña en la LF-2 a la que tanto les costó llegar. Y es que "entidades que colaboraban con nosotros ya no podrán hacerlo como antes", explican.

Esta es la misma idea que acompaña al Zornotza, cuya directiva trabaja con "el principal objetivo de asegurar la continuidad de la mayoría de los apoyos y ayudas con las que contaba" para afrontar una nueva campaña en la LEB Plata. Habrá que apretarse el cinturón y el club ha empezado a construir con la garantía que supone la renovación del técnico Mikel Garitaonandia y el capitán Joseba Estalayo.

ayudas federativas
 

Para estos clubes y para todos, las incertidumbres son grandes aún a estas alturas. Por eso, la Federación Vasca y las tres territoriales han acordado una serie de medidas económicas por importe de 400.000 euros para que los clubes pueden continuar su actividad con las máximas garantías. Entre ellas, destacan la congelación del importe de inscripciones, arbitrajes y licencias y la devolución a cada club de 4.94 euros por cada ficha, correspondiente al seguro de accidentes deportivos de la pasada temporada. Además, de momento solo en Bizkaia, existe la posibilidad de desgravar un 25% en el IRPF de las cantidades abonadas en concepto de licencia federativa durante 2020.

Germán Monge, presidente de la Federación Vasca, asegura que había que atender a una situación excepcional ya que, a su juicio, "el deporte amateur de equipo ha sido el gran olvidado en toda esta crisis". "Siempre digo que juntos sumamos más. Hemos hecho un ejercicio de responsabilidad y cautela e hemos podido implementar estas medidas porque, al menos a día de hoy, las federaciones están saneadas", añade. Pero el corto y el medio plazo se presentan complicados y "no lo vamos a pasar bien, como no lo va a pasar toda la sociedad".

En lo deportivo, las federaciones han buscado soluciones, alternativas, por si hubiera que suspender de nuevo todo en caso de una nueva emergencia sanitaria. "Hemos tenido que resolver sobre un escenario desconocido e imprevisible, pero hemos aprendido. Hemos decidido empezar en octubre, pero hemos generado dos modelos de competición y en caso de que haya que cerrarlas, si se ha celebrado el 80% de las competiciones se darán como válidas", explica Monge.

El covid-19 obligó a suspender, además de las competiciones federadas y escolares, el primer Día del Entrenador Vasco, también la fase presencial del Curso Superior de Bilbao y el tradicional Torneo de Barakaldo. En las próximas semanas se conocerá si pueden disputarse las Euskal Kopa de este año. El presidente de la Federación Vasca aclara que "están incluidas en las bases de competición, pero dependemos de fechas e inscripciones". Germán Monge añade que otras de sus preocupaciones es "cuándo se va a poder disponer de las instalaciones municipales, que son las que usan el 80% de nuestros clubes. Estamos en julio y este tema, como el de los aforos o cuándo se van a poder iniciar las competiciones, ya debería resolverse, necesitamos unas pautas a seguir".

"Para la celebración de las Euskal Kopa dependemos de fechas, inscripciones e instalaciones"

Germán monge

Presidente de la Federación Vasca

 

noticias de deia