Marcelino de cerca

El entrenador del Athletic habla de la primera semana en el banquillo de los rojiblancos y retos

12.01.2021 | 16:52
Marcelino García Toral en su presentación como entrenador del Athletic.

Apenas una semana después de la llegada de Marcelino García Toral a la factoría rojiblanca, el servicio de comunicación del Athletic se ha sentado con él y ha distribuido un vídeo para descubrir su faceta más personal.

El nuevo técnico rojiblanco se muestra "muy ilusionado con el proyecto iniciado en este gran histórico Club. Con total sinceridad, es difícil plantearte que puedes entrenar algún día al Athletic. Estamos muy contentos por la confianza depositada en nosotros y trataremos de devolverla con nuestro trabajo".

Marcelino destaca el sentimiento de "arraigo" y "pertenencia" de los jugadores de Lezama: "Es algo que siempre se ha comentado en el mundo del fútbol, pero cuando llegas aquí, lo piensas realmente. Te das cuenta de que el Athletic es la gran ilusión de estos futbolistas. Crecen aquí, en Lezama, hasta que pasan por la puerta del primer equipo. Es algo que sin duda merece la pena probar y experimentar".


"ES UN GRUPO ÚNICO Y UNIDO"


Tras completar su primera semana al mando del banquillo zurigorri, el técnico del Athletic ha subrayado la unión de la plantilla: "Enseguida ves cómo se llevan entre ellos. Es un grupo único, unido, y con una clara intención de servir al Athletic, dar todo por este Club que llevan en el corazón. Nosotros nos unimos a ese sentimiento e intentaremos junto a ellos sacar su máximo rendimiento para que esta afición se sienta orgullosa de todos nosotros".

A lo largo de la entrevista, Marcelino habla de los viajes en el camión de su padre cuando cuando tenía cinco años, de las primeras patadas al balón en las campas de Villaviciosa, y de sus primeros pasos en Mareo, "siempre unido al fútbol, mi pasión. Disfruto ejerciendo esta profesión, y lo que sientes es lo que transmites a los jugadores".
Pasión que, según Marcelino, es lo que "sin duda se respira en San Mamés. Los partidos aquí siempre han sido de los grandes. Me sabe mal no poder disfrutar de la grandeza de este campo desde el banquillo local y con su afición en las gradas. Sueño con vivir ese gran momento. Seguro que llegará".