“Pelearé por la portería de San Mamés”

Jokin Ezkieta, pese a no descartar una cesión “si el club cree que es lo mejor para mí”, trabaja “a tope” con el objetivo de que Garitano “se decante por mí”

09.02.2020 | 09:01
El guardameta Jokin Ezkieta se ejercita en Lezama junto a sus nuevos compañeros.

Jokin Ezkieta, pese a no descartar una cesión “si el club cree que es lo mejor para mí”, trabaja “a tope” con el objetivo de que Garitano “se decante por mí”

LEZAMA. El desarrollo del mercado veraniego mantiene a Jokin Ezkieta (Villava, 17-VIII-1996) como único fichaje del Athletic de cara a una temporada en la que sobrevuela la amenaza de un nuevo debate en torno a la portería. Hasta cuatro guardametas, no en vano, trabajarán durante la pretemporada en curso a las órdenes de Gaizka Garitano, quien deberá decidir qué portero abandona el barco en calidad de cedido, quién permanece como tercer cancerbero con la opción de reforzar al Bilbao Athletic y quienes se disputan la titularidad en un mano a mano en el que parte con ventaja Iago Herrerín. En medio de dicho escenario, aún por resolver con Unai Simón y Hodei Oleaga entre medias, asoma el recién llegado Ezkieta, que aceptó "sin dudar" la oferta lanzada desde Ibaigane tras militar en el Barcelona B (2015-19), Sabadell (2016-17) y Osasuna B (2014-15).

En su aspiración de convencer a Garitano para hacerse con una ficha definitiva en el primer equipo rojiblanco, el de Villava reconoció ayer en rueda de prensa que fichar por el Athletic era su opción "primordial" y que no dudó por ello en desestimar la oferta de renovación que le presentó el Barça, pues convertirse en león suponía para él "una gran ilusión y un orgullo". "Siempre he admirado al club por su filosofía", agregó asimismo Ezkieta en su primera comparecencia pública como rojiblanco, en la que se congratuló de haber tenido la oportunidad de entrenar junto a grandes porteros como Marc-André Ter Stegen y Jasper Cillessen, con quienes cada entrenamiento se convertía en una "master class".

Ahora, sin embargo, solo piensa en "pelear por la portería de San Mamés", un reto mayúsculo que no le impresiona, pese a ser consciente de la dura competencia que encontrará en el camino. "He venido plenamente confiado en mis posibilidades y a competir. Voy a dar el máximo y será el míster quien diga quién juega y quién no, pero trabajaré a tope para ser yo quien esté ahí. Sé que la competencia es dura, pero por trabajo no va a ser", remarcó el navarro, sabedor de que es el Athletic quien tiene "la última palabra para ver qué pasa conmigo", por lo que "tampoco descartaría una cesión si el club cree que es lo mejor para mí; estoy abierto a todo, pero trabajaré a tope para que el míster pueda decantarse por mí". Con tamaña naturalidad y ambición se expresó en la matinal de ayer Ezkieta, quien también confesó que "desde que se realizó el fichaje sueño todos los días con mi debut en San Mamés, pero es el momento de dejar de soñar y de empezar a trabajar para que ese sueño se pueda realizar".

No descarta, de hecho, poder estrenarse como titular en la primera jornada de liga ante el Barcelona, su ya exequipo, en un choque que le resultaría "especial". "Para mí sería una gran ilusión jugar contra ellos y pelearé por ello; si no, no vendríamos aquí cada día a entrenar. Ese tiene que ser el objetivo, aunque el míster tendrá la última palabra y respetaremos lo que decida", apuntó al respecto el propio Ezkieta, que tiene pendiente una charla con Garitano, quien "me dio la bienvenida, pero no nos ha dado tiempo a hablar todavía y creo que necesitará unos días para formarse una opinión deportiva sobre mí". Ya la tiene formada el guardameta navarro sobre sus compañeros bajo palos, hacia quienes se rindió en elogios al destacar que "son grandes porteros". "El Athletic siempre saca muy buenos porteros y puedo aprender mucho de ellos. Lo poco que he podido ver hasta ahora, además de grandes porteros, son muy buenas personas y hacen muy fácil el trabajo diario", remarcó.

En defensa de Herrerín

En cuanto a sus primeras impresiones personales sobre Herrerín, el nuevo cancerbero rojiblanco aseguró que "lo poco que he podido conocerle me parece una grandísima persona y estoy muy contento de poder aprender de él, porque es un portero con muchos partidos". Tampoco dudó Ezkieta en salir en su defensa tras las acusaciones de sobrepeso lanzadas por algunos aficionados a través de las redes sociales, ante lo que aseguró que Herrerín no se ha visto afectado, pues "está bien". "Es un profesional como la copa de un pino, trabaja a tope y Josean Lekue ya dijo en rueda de prensa que todos los jugadores habíamos llegado en buen estado. Te puede gustar más o menos como portero, pero hay que respetarle, porque es un profesional y estoy encantado de poder compartir equipo con él y aprender de él cada día", finalizó Ezkieta.