Uno de los supervivientes del naufragio del Villa de Pitanxo vuelve a contradecir la versión del patrón

Samuel Kiwesi ha declarado de nuevo ante la Guardia Civil para ratificar su versión de los hechos de la noche del naufragio, según la cual el motor no se paró en ningún momento

21.04.2022 | 17:44
Samuel Kiwesi, superviviente del naufragio del Villa de Pitanxo.

Uno de los tres supervivientes del naufragio del Villa de Pitanxo, el marinero ghanés Samuel Kwesi, ha ratificado este jueves ante la Guardia Civil su versión sobre lo ocurrido en esta catástrofe marítima, que difiere de la ofrecida por el patrón del buque, Juan Padín, y por su sobrino, Eduardo Rial, que también sobrevivieron al hundimiento.

Kwesi ha asegurado, a diferencia de la versión del patrón del buque y de su sobrino, que el motor no se paró, como estos dicen que ocurrió, sino que las maquinillas que recogen el aparejo dejaron de funcionar bien, tensando pero no recogiendo, lo que provocó la escora.

Acompañado por su abogado, el superviviente del Pitanxo ha acudido a la comandancia de Pontevedra, según han confirmado a Efe este jueves fuentes de la investigación, para concretar ciertos aspectos de su declaración y resolver las dudas que generan las diferentes versiones del suceso.

Así, entre otras cuestiones, el superviviente ha relatado de nuevo a los agentes cómo ocurrió el naufragio, cómo actuó el patrón y qué pasó durante los días que estuvieron en el barco Playa de Menduíña Dos, la embarcación que los rescató y los llevó a tierra.

En un primer momento, su declaración respaldó la versión aportada por el patrón y la armadora del pesquero gallego, pero días después trascendió que había cambiado su testimonio, denunciando presiones para no contradecir a sus compañeros.

La versión del patrón

Juan Padín, el patrón del Villa de Pitanxo, sostiene que el motor del buque se paró a las cuatro de la madrugada y que las condiciones meteorológicas existentes provocaron la sucesiva entrada de agua por la aleta de babor, lo que originó una cada vez mayor escora.

Fue entonces, según su testimonio, cuando dio a la tripulación la orden para que se colocaran el traje térmico de supervivencia, el chaleco salvavidas y abandonaran el buque, tras lo cual, a las 4:24 horas de la madrugada, realizó la llamada de emergencia.

Pero Samuel Kwesi se ha ratificado, como hizo ante la Guardia Civil por primera vez, en que el motor no se paró sino que las maquinillas que recogen el aparejo dejaron de funcionar bien, tensando pero no recogiendo, lo que provocó la escora.

También explicó que el resto de la tripulación exigió a gritos al patrón que soltara los aparejos, pero este se negó y, ya con el buque muy ladeado, se paró el motor y se incrementó la escora de babor.

Además, frente a lo que aseguró el responsable del barco, el marinero ghanés afirma que en ningún momento este dio orden de ponerse los trajes de supervivencia, aunque él y su sobrino sí los llevaban cuando fueron rescatados en aguas de Terranova.

Tanto la Guardia Civil como la Fiscalía dan credibilidad a este último testimonio.

El informe del ministerio público sostiene que, tras analizar las actuaciones realizadas hasta el momento sobre esta causa, hay "indicios de que la versión primeramente ofrecida puede no ajustarse a la realidad, tratando con ello de eludir las posibles responsabilidades".

noticias de deia