10.000 euros por el perdigonazo a los barrenderos de Ondarroa

La Policía busca a los atacantes que también tiraron huevos y pintura al coche municipal

04.05.2021 | 18:23
10.000 euros por el perdigonazo a los barrenderos de Ondarroa

Dos operarios municipales de limpieza fueron objeto de un ataque el pasado sábado a la mañana, sobre las 09.30 horas, tal y como ha dado a conocer el Ayuntamiento de Ondarroa. En una nota pública, el Consistorio dio a conocer unos desagradables hechos, sucedidos en la zona de Itsas Aurre, que ha condenado rotundamente, además de expresar su "apoyo" a los dos trabajadores, que no han sufrido lesiones.

Según reza el texto, "primero les lanzaron huevos desde alguna vivienda de las inmediaciones", ubicada en una zona  urbana de Itsas Aurre, "después pintura roja y finalmente un tiro de perdigones. Por suerte, cuando efectuaron el tiro los dos trabajadores no se encontraban" en el vehículo de la limpieza" que habitualmente utilizan para esas labores. En todo caso, el automóvil sí que sufrió algunos daños, ya que "los perdigonazos reompieron el cristal trasero" del mismo. Estará inutilizable unas cuantas jornadas.

Evidentemente, la Policía Local ondarroarra ha emprendido las investigaciones pertinentes para esclarecer los hechos. han recabado información sobre el tiro, "y ya tienen encaminado" el esclarecimiento del suceso, sobre todo desde el emplazamiento del que se pudo realizar. "Es un perdigón del calibre 5'5, tirado desde una arma de categoría 4.2", han agregado desde la policía local. Toda esta información será remitida al Gobierno vasco", además del propio informe policial, para tratar de hallar al autor y se tomen las medidas pertinentes.

Según una ordenanza aprobada recientemente –Ondarroa cuenta con una normativa espercífica sobre usos de armas de airsfot o armas ligeras, siendo de los pocos municipios de la CAV que dispone de una reglamentación municipal al efecto–, el autor se podría enfretar "a una sanción de 10.000 euros, por realizar el tiro desde casa a un paso público y generar desperfectos a un bien público. Aún así, adelantan que será "el Gobierno vasco el que tenga la última palabra en cuanto a las deciciones a tomar".

El Ayuntamiento de Ondarroa ya ha condenado el lamentable incidente, y el propio alcalde Zunbeltz Bedialauneta se ha felicitado porque los dos operarios de la limpieza viaria "no hayan sufrido daños" y se encuentren bien. "Eso es lo más importante", tal y como aseveró.

noticias de deia