Suceso en Almería

Prisión por arrojar un perro vivo a una jauría malnutrida para alimentarla

Un joven habría entregado como comida para seis perros peligrosos de su propiedad a otro can vivo

15.07.2020 | 10:23

Un joven de 23 años de El Ejido (Almería) identificado como F.J.R.S. ha ingresado en prisión acusado de haber arrojado un perro vivo a una jauría de seis canes que se encontraba malnutrida para que se alimentaran con él, por lo que se le atribuyen un delito de maltrato animal entre otros, ya que también fue encontrado en posesión de una importante cantidad de droga.

Según informa la Comisaría Provincial en una nota, el joven habría entregado como comida para seis perros potencialmente peligrosos de su propiedad a otro can vivo, el cual presentó heridas de gravedad pero pudo ser salvado por los agentes antes de ser devorado.

La investigación se inició tras varias denuncias por problemas de convivencia vecinal en la calle Colombia de El Ejido, donde además se reseñaba la posible existencia de una plantación oculta de marihuana junto con un punto de venta de droga.

A través de sus vigilancias, los agentes observaron durante varios días y en diferentes franjas horarias un trasiego inusual de personas al interior del edificio, quienes tras un corto periodo de tiempo, salían del mismo de manera apresurada. Desde el exterior del inmueble, y en su azotea, podían observarse como asomaban varias plantas de marihuana de gran tamaño.

Así, durante la entrada y registro al edificio los agentes accedieron a la terraza, donde pudieron impedir que seis perros devorasen a otro para satisfacer su necesidad de alimento. Estos animales se encontraban con evidentes síntomas de malnutrición, y en unas condiciones higiénico-sanitarias lamentables.

La actuación policial evitó la muerte del can, el cual resultó malherido. La imprescindible colaboración de la Policía Local de El Ejido, y la Asociación Protectora de Animales S.O.S Adopta con sede en Pechina -Almería-, ha permitido la recogida y traslado de los animales, a los cuales se les están prestando los cuidados asistenciales necesarios.

HUIDA EN ROPA INTERIOR POR LA AZOTEA 


Al percatarse el arrestado de la entrada por la fuerza en su vivienda, emprendió una huida "desesperada en ropa interior y descalzo, saltando de azotea en azotea", para lo que tuvo que salvar desniveles notorios de más de cinco metros de altura. La Policía Nacional consiguió su arresto una vez que fue rodeado por varios agentes.

Durante el registro practicado, los agentes de la Comisaría de El Ejido hallaron 1.576 gramos de cogollos de marihuana, 157 gramos de hachís, 26 gramos de cocaína, 38 pastillas de éxtasis, dos básculas de precisión y 37 plantas de marihuana que alcanzaban el metro y medio de altura.