Desprendimiento en la AP-8

Euskadi contabiliza una veintena de desprendimientos en los últimos quince años

Laderas desplomadas causaron daños en viviendas, vehículos y carreteras

07.02.2020 | 06:21
Desprendimiento en Artxanda en 2018.

BILBAO - El derrumbe de ayer en Zaldibar se suma a una larga lista de derrumbes que se han sucedido a los largo de los últimos años en diferentes municipios de Euskadi provocando heridos y daños materiales y la alarma de vecinos que se han enfrentado a la ira de la naturaleza. El derrumbe de la AP-8 a su paso por Zaldibar se suma así a los ocurridos en Elgoibar, Deba, Ondarroa, Bakio, Ermua y, más recientemente, en Larrabetzu o Ermua.

De hecho, lo ocurrido ayer en Zaldibar guarda similitudes con el derrumbe de 2018 en Larrabetzu, según los expertos. El desprendimiento de una ladera sobre la carretera BI-3102 mantuvo cortada la vía cinco meses por la magnitud de los daños, lo que obligó a desviar la circulación entre Gamiz-Fika y Larrabetzu-Morga. Según los datos aportados entonces, se produjo un deslizamiento de la ladera de cerca de 25.000 metros cuadrados, estando la carretera BI-3102 dentro de esa superficie deslizada.

Derrumbe en Ondarroa Sin duda, uno de los derrumbes más importantes ocurridos en Bizkaia fue el que tuvo lugar en 2016 en Ondarroa. 176 familias tuvieron que ser desalojadas ante el desplome de la ladera sobre sus casas. Los residentes en el barrio de Kamiñalde tardaron más de un año en volver a sus viviendas.

También en Ermua, en 2012, el desprendimiento de una parte importante de una ladera obligó a desalojar 25 viviendas de un edificio que se vio afectado por el derrumbe.

Elgoibar también sufrió un susto parecido en 2010. En aquella ocasión un conductor resultó herido al desprenderse parte de una ladera en la autopista AP-8 a la altura del municipio. Parte de un talud se desprendió sobre uno de los carriles de la calzada en sentido Irun y, como consecuencia de este hecho, una furgoneta se salió de la calzada y su conductor quedó atrapado.

En 2005, un desprendimiento debido al parecer a la lluvia y las heladas sepultó a cuatro vehículos y cortó la AP-8 a la altura de Deba. Fue el sexto desde el 17 de junio de 1988. Bakio, Artxanda, Rekalde... fueron otros de los lugares afectados por derrumbes registrados en Euskadi en los últimos quince años.