Premios Emakunde a la Igualdad 2020

Askabide: "El premio nos motiva para seguir ayudando a mujeres prostitutas"

El lehendakari ha ensalzado la aportación de esta organización que nació en la década de los ochenta en Bilbao

19.04.2021 | 17:53
La presidenta de Askabide, Miriam Santorcuato, recogiendo el Premio Emakunde a la Igualdad 2020

La presidenta de Askabide, Miriam Santorcuato, ha agradecido el Premio Emakunde a la Igualdad 2020 y ha asegurado que se trata de una "motivación" y un "aliciente" para continuar su labor de acompañamiento y ayuda a las mujeres que ejercen la prostitución en Euskadi. Santorcuato ha recibido este lunes este galardón de manos del lehendakari, Iñigo Urkullu, en reconocimiento a su trabajo con mujeres prostitutas y en situación de exclusión social, que se hace extensivo a otras organizaciones que trabajan en contextos similares.

En este sentido, el lehendakari ha ensalzado la aportación de esta organización que nació en la década de los ochenta en Bilbao en un contexto marcado por la incidencia del sida en este colectivo y ha subrayado que su trabajo "dignifica el objetivo de país de no dejar a nadie atrás", al tiempo que ha agradecido que "haga algo tan importante como escuchar, atender y tratar de ayudar con cercanía e interés".

Asimismo, ha puesto en valor la futura modificación de la ley vasca de igualdad, que será un instrumento para hacer frente a la violencia machista y para impulsar políticas de igualdad. La presidenta de Askabide ha asegurado que este premio es muy importante porque supone una "motivación" para seguir trabajando con un colectivo que "en los años ochenta era invisible y tenía muchas carencias y dificultades", y que en estos momentos "sigue invisibilizado y estigmatizado". "Eso no ha cambiado", ha apuntado.

Los voluntarios y profesionales de la asociación se encargan de identificar las necesidades, de acompañar y de apoyar a estas mujeres, mayoritariamente inmigrantes y procedentes de América Latina, en situación irregular y que ejercen la prostitución en locales, pero que con frecuencia se mueven entre ellos e incluso entre ciudades.
Ha explicado que se trata de formarlas para que puedan ser capaces de tomar "otras decisiones", así como de colaborar para prevenir la violencia que sufren "en todas sus formas" y para reivindicar sus derechos ante la sociedad con una labor importante de sensibilización.


IMPACTO DEL COVID

"Si conseguimos que la sociedad vea al colectivo como mujeres, como personas con dignidad y derechos conseguiremos una sociedad más inclusiva, más igualitaria y más justa", ha opinado. La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha advertido de que la pandemia ha acrecentado la situación de vulnerabilidad de estas mujeres. "Con el confinamiento se quedaron de un día para otro sin su lugar de trabajo y sin su espacio de habitabilidad cotidiana", ha explicado.

Artolazabal ha ensalzado el trabajo de Askabide y de la red del tercer sector en Euskadi en esta situación de emergencia sanitaria porque ha podido encauzar ayudas para llegar a "centenares de personas vulnerables como estas mujeres". En la misma línea, la presidenta de Emakunde, Izaskun Lanlaida, ha hecho hincapié en el apoyo al empoderamiento de este colectivo que lleva a cabo la entidad premiada y ha subrayado que se ha convertido en un "lugar de encuentro libre de perjuicio en el que pueden compartir sus necesidades y sus sueños".

noticias de deia