Entrevista al catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra

López-Goñi, catedrático de Microbiología: "Hay que vacunarse con la que toque, sea la china o la rusa"

El catedrático de Microbiología confía en que 2022 sea un año más normal

30.03.2021 | 10:07
López-Goñi, catedrático de Microbiología: "Hay que vacunarse con la que toque, sea la china o la rusa"
El catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra, Ignacio López-Goñi

Ignacio López-Goñi insiste en la importancia de vacunar al mayor ritmo posible. En una entrevista en Onda-Vasca Grupo Noticias, el catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra destaca la urgencia de vacunar a los mayores de 65 años dado que es el colectivo que más riesgo corre frente al virus. Por ello, considera un error que se paralizase la administración de AstraZeneca en contra de la opinión de la Agencia Europa del Medicamento, y piensa que próximamente se ampliará el espectro de edad para recibir la vacuna de AstraZeneca dada la falta de dosis.

"Tengo mucho más miedo al virus que a las vacunas, y lo que hay que hacer es vacunarse con la que toque, sea la china o la rusa", destaca el microbiólogo, quetambiñen se muestra partidario de primar la administración de la primera dosis ya que muchos estudios indican la alta efectividad de "una sola dosis de vacunas como Pfizer o Moderna"

López-Goñi afirma que todos los indicadores van al alza, por lo que estamos ante una cuarta oleada de la pandemia. Considera que no será la última y vaticina que lograremos llegar a un escenario de normalidad a finales de 2021. "Confío en que el 2022 se aun año más normal. Dependerá de la vacunación. Poco a poco el virus perderá su virulencia y no llegará a colapsar el sistema sanitario. Es lo que hay que lograr este año y quizás lleguemos al final al término de 2021".

Además, el experto ha criticado la lentitud de las administraciones a la hora de tomar decisiones. "Hay otro lugares en el que han optado por medidas más contundentes y cortas para erradicar el virus. Les ha ido mejor, también económicamente. En Europa hemos optado por convivir con el virus".

Además, el microbiólogo considera que hay muchos factores deben tenerse en cuenta a la hora de decidir sobre la actividad en interiores, pero señala que lo que está demostrado es que "un sitio cerrado, concurrido, con la gente hablando, y sin mascarilla, es un evento de superpropagación".