¿Se vacunará contra el coronavirus con Astrazeneca a los mayores de 55 años?

Este lunes se decide a qué grupos se inyectará y si se amplía la franja de edad

22.03.2021 | 01:20
Una sanitaria extrae una dosis de un vial de AstraZeneca, que esta semana ha estado en el ojo del huracán.

Euskadi se prepara para reanudar la vacunación con AstraZeneca a partir del miércoles, tras el parón sufrido el pasado lunes a causa de las dudas que ha generado la vacuna de Oxford. Osakidetza retoma la inmunización con el desafío de superar los recelos de la ciudadanía y el alarmismo tras relacionarla con algunos casos de trombosis.

Pero primero este lunes se debe decidir en la reunión entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades quiénes serán los beneficiarios de este antídoto y si se amplía el rango de edad de los 55 hasta los 65 años. También se estudiará algún tipo de indicación para las mujeres menores de 55 años. Y es que la Ponencia de Vacunas del Ministerio acordó recomendar que se amplíe la administración del suero de AstraZeneca hasta los 65 años.

Este debate se abrió hace unas semanas en Europa, y varios países, entre ellos Alemania, decidieron incluir a este grupo en el plan para administrarla. Sin embargo, aquí, hasta ahora solo se había inoculado a menores de 55 años, la mayoría sanitarios, profesores y miembros de los cuerpos de seguridad.

Esta vacuna lleva una semana en el ojo del huracán ya que fue suspendida provisionalmente a la espera de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) verificara su seguridad, tras las dudas suscitadas por su supuesta relación con casos de trombosis. Finalmente, la EMA la avaló, y se decidió reanudar la vacunación a lo largo de esta semana, matizando algunas de sus recomendaciones.

Porque las autoridades sanitarias deben, sobre todo, combatir el descrédito surgido en torno a esta vacuna. En este sentido, el presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García Rojas, propuso este fin de semana una manera de recuperar la confianza de la población. "Tras todo lo acontecido con la vacuna de Oxford, hay que volver a generar confianza en la misma. Y creo que una estrategia acertada sería la de que nuestros políticos, todos, contribuyeran vacunándose con luz y taquígrafos. Ahí lo dejo". La polémica ha llevado a políticos de otros países a vacunarse con ella, como los primeros ministros del Reino Unido, Boris Johnson, o de Francia, Jean Castex.

grupos 'diana'
 

Sin embargo, es importante recordar que la administración de vacunas en España está regulada por edades y que AstraZeneca se administra actualmente solo a las profesiones esenciales dictaminadas, en una estrategia aprobada por el Consejo Interterritorial. Entre los colectivos incluidos figuran los profesores de Infantil, Primaria, Secundaria y necesidades especiales, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, los bomberos o las Fuerzas Armadas. Dentro del personal sociosanitario, el Gobierno incluye a fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, personal de oficinas de farmacia, medicina legal, servicios de ayuda a domicilio, centros de menores y de día, y trabajadores de Instituciones Penitenciarias.

Con la reanudación del preparado de Oxford, la campaña de vacunación volverá a contar con más de 940.000 dosis extras en circulación. Por ejemplo, solo Osakidetza mantiene paralizadas más de 30.000 dosis de esta firma.

El uso de AstraZeneca es urgente para reactivar el ritmo de vacunación ante el explosivo incremento de casos, ya que varias comunidades han comunicado un repunte de infecciones. Los contagios de covid han subido por cuarta semana consecutiva en todo el mundo. Y la pandemia atraviesa una evolución incierta.

Según el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, "los contagios son preocupantes en un momento en que vemos cómo impactan las variantes del coronavirus, las sociedades vuelven a reabrir y las vacunas se están distribuyendo de forma muy desigual".

"solo hay que mirar las cifras"

También el presidente de la Sociedad de Inmunología, Marcos López Hoyos, cree que al final se demostrará que no hay relación entre esta vacunación y los episodios trombóticos y avisa de que, en cualquier caso, "el riesgo asociado a la vacuna será siempre mucho más bajo que el de infectarse con covid".

López Hoyos hace además un llamamiento "a mirar las cifras", porque con 20 millones de dosis de AstraZeneca administradas, los episodios de tromboembolismo notificados han sido treinta. El presidente de la Asociación de Enfermería y Vacunas (Anenvac), José Antonio Forcada, considera que ha habido un "exceso de precaución" al suspender la vacuna y cree que las investigaciones abiertas quizá contribuyan a "afinar" más el público potencial para esta vacuna, y obviar a quienes tengan algún tipo de nexo común que pueda condicionar una disminución del número de plaquetas y una posible producción de trombos.

noticias de deia