Dermatóloga del Servicio Navarro de Salud

Amaia Larumbe, dermatóloga: "Muchos pacientes acuden al dermatólogo por lesiones tras utilizar la mascarilla"

La dermatóloga Amaia Larumbe Irurzun advierte de que el acné y la rosácea son las enfermedades cutáneas que se han visto más afectadas por el uso continuo de la mascarilla

02.11.2020 | 09:44
La doctora Amaia Larumbe, en su despacho en la Clínica San Miguel.

Las mascarillas son un elemento indispensable para protegerse frente al covid-19 que avanza en una segunda oleada en la Comunidad Foral. No queda otra que ponérsela, pero hacerlo puede ser realmente molesto para algunas personas, como las que tienen que ver a través de unas gafas empañadas o aquellas que sufren de diversos problemas en la piel que se pueden ver acrecentados por el uso continuado de la mascarilla. Así lo expuso Amaia Larumbe Irurzun, dermatóloga del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, quien aseguró que cada vez son más los pacientes que acuden a su consulta con brotes de acné o dermatitis por la humedad que se queda retenida en los cubrebocas.

¿Se están solicitando más citas en Dermatología por problemas derivados del uso de la mascarilla?

Estamos notando muchísimo el aumento de pacientes que acuden al dermatólogo aquejados de aparición de nuevas lesiones por el uso de la mascarilla o por empeoramiento de lesiones que ya tenían previamente.

¿Por qué el uso de la mascarilla empeora el estado de la piel o las patologías previas en la misma?

El hecho de utilizar las mascarillas durante muchas horas, produce una mayor sudoración y un aumento de la humedad que queda retenida. Esto hace que nuestra piel produzca más cantidad de grasa por lo que todas las patologías relacionadas con el aumento de la secreción grasa se ven empeoradas por el uso prolongado de las mismas. Esto se ve acrecentado por la irritación que se produce por el roce continuo de la mascarilla en nariz y mejillas sobre todo. Por otro lado las personas que tienen una piel seca y que suelen presentar dermatitis en zona de mejillas y alrededor de la boca también han visto agravada la sequedad de la zona por el roce continuo de la mascarilla.

¿Qué patologías de la piel están siendo las más afectadas?

Las enfermedad de la piel que más están empeorando son sobre todo el acné y la rosácea. Se trata de enfermedades que tienen mucha relación con el aumento de la producción grasa. El uso de las mascarillas hace que tengamos mucha más grasa en la piel y por lo tanto se obstruya el poro, aparecen enrojecimientos en la piel, picor, puntos negros, granos e incluso quistes y cicatrices. Todo ello se ve agravado por la situación de estrés que estamos atravesando y que empeora aún más el acné y la rosácea. Por otro lado, también estamos viendo mucha gente con piel seca y tendencia a tener dermatitis y que el roce de mascarilla le está produciendo picor y una mayor irritación en las zonas de roce de la mascarilla. En todos los casos, es muy importante que una vez que estemos en casa y podamos quitarnos la mascarilla, nos lavemos la cara con jabones específicos según nuestro tipo de piel y nos aplicarnos una crema hidratante diferente según la patología que presentemos.

También se están viendo, además de los problemas en la piel, rozaduras en el puente de la nariz o detrás de las orejas. ¿Cómo lo evitamos?

Tenemos que trata de utilizar mascarillas homologadas pero que se adapten en la medida de lo posible a la fisionomía y tamaño de nuestra cara para evitar el roce continuo en el puente de la nariz y detrás de las orejas. Si esto no fuese posible, podríamos aplicarnos un poco de vaselina en la zona de roce y una vez que nos quitemos la mascarilla, aplicar una crema reparadora.

Además de la mascarilla, ¿el uso continuo del gel hidroalcohólico está causando también estragos en la piel de las manos?

El uso frecuente del gel hidroalcohólico va eliminado el manto lipidico que tenemos en la piel. Por ello la barrera cutánea se altera y esto hace que aparezcan dermatitis en la zona de manos sobre todo en aquellas personas con patologías previa tipo dermatitis atópica o irritativa de las manos. Dado que su uso es inevitable, es primordial la hidratación frecuente de las manos varias veces al día e incluso la utilización de cremas con un efecto barrera que nos protegen parcialmente del daño que nos producen los geles. También recomendamos siempre que sea posible, alternar el uso del gel hidroalcohólico con el lavado de manos con agua y jabón para trata de no dañar tanto las manos.

¿Hay casos en los que el uso de la mascarilla sea una contraindicación?

En los pacientes en los que existe un relación entre el uso de la mascarilla y la aparición de su enfermedad dermatológica, la recomendación es trata de utilizar la mascarilla solo cuando sea imprescindible y, si puede ser, que no sea mascarillas muy oclusivas. Eso si, de ahí a contraindicarla a día de hoy, no, ya que prevalece el beneficio que nos aporta su uso para evitar la propagación del virus.

¿Cuál debería ser el cuidado de la piel para evitar estos problemas y, una vez que los desarrollamos, cómo los tratamos?

Depende de la patología. Si el problema es que tenemos una piel seca o una dermatitis atópica es muy importante utilizar jabones suaves, sin detergente, que preserven el manto lipidico de la piel junto con cremas emolientes para pieles atópicas. Si pese a los cuidados, se desarrolla la enfermedad, será necesario la valoración por parte de un medico. Mientras que si el problemas es una piel grasa o mixta, con tendencia al acné, es necesario utilizar jabones específicos para ello que disminuyan la grasa y desobstruyan el poro junto con cremas fluidas y libres de aceites. Si aparecen los tan odiados granos, será necesario valorar al paciente para recomendar tratamientos tópicos con cremas con retinoides, ácido salicílico, ácido glicólico, niacinamida etc. y muchas veces asociarlo con tratamientos orales tipo antibióticos, antiandrogenos o en casos mas graves o persistentes con Isotretinoina oral.

En esta línea, imagino que también deberíamos limitar el uso del maquillaje.

Si se puede hay que tratar evitarlo dado que su uso junto con el uso de la mascarilla puede empeorar la obstrucción del folículo pilosebaceo y empeorar patologías como el acné. El caso de querer utilizarlo, siempre se recomiendan maquillajes con la certificación de que sean libres de grasa.

¿Se agravan estas dolencias con la reutilización de las mascarillas que así lo permiten?

La reutilización de las mascarillas puede producir más irritaciones en las zonas de roce por perdida de la estructura de la mascarilla y su uso inadecuado en tiempo y numero de usos, también puede dar lugar a una menor ventilación de la misma, produciendo mas grasa en la zona protegida por la mascarilla.

Entonces, ¿cuáles son las mejores mascarillas para evitar estos problemas?

Las mascarillas mas oclusivas son las FFP2 y las FFP3. Son las que nos aportan una mayor protección frente al virus pero también son las que más patologías cutáneas producen. Por ello, en la medida de lo posible y siempre que estén homologadas, recomendamos la utilización de mascarillas quirúrgicas higiénicas o de algodón que son más livianas y nos permiten cierta ventilación.