Revilla defiende que Cantabria y Euskadi se coordinen en el toque de queda

En Cantabria las restricciones de la movilidad nocturna se aplican entre la medianoche y las 6.00 horas

26.10.2020 | 16:31
El lehendakari Iñigo Urkullu y el presidente de Cantabria Miguel Ángel Revilla escenifican en Itsaslur la recuperacion de los flujos humanos y comerciales entre Euskadi y Cantabria en el mes de junio

El presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, ha defendido hoy la necesidad de que las comunidades limítrofes se coordinen en las medidas para luchar contra el virus, sobre todo en las franjas horarias del toque de queda, algo que ya ha traslado al lehendakari, Iñigo Urkullu.

En Cantabria las restricciones de la movilidad nocturna se aplican entre la medianoche y las 6.00 horas, un horario que, según ha explicado, busca no perjudicar a la hostelería, cuyo cierre se ha establecido a las 23.00 horas.

Revilla ha dicho además, en la rueda de prensa tras la Conferencia de Presidentes, que no sería coherente que se permitiera a los restaurantes abrir hasta a esa hora y fijar el toque de queda también a las 23.00.

El presidente de Cantabria ha explicado que ya ha hablado sobre este asunto con el lehendakari, Iñigo UrkullU, y le ha trasladado que "sería bueno" que las comunidades próximas aplicaran "unas medidas parecidas".


MOVILIDAD LOS FINES DE SEMANA


A su juicio, un toque de queda más temprano en Euskadi, que aún no había acordado el horario del toque de queda cuando Revilla ha comparecido ante los medios, podría llevar a un aumento de la movilidad de la comunidad vecina a Cantabria, sobre todo los fines de semana.

Revilla, que ya mostró este domingo su apoyo al estado de alarma, ha subrayado también que lo importante "no es el plazo sino el contenido" porque el nuevo decreto "no limita nada" a las comunidades autónomas, que tienen capacidad hasta para decidir el cierre de su territorio.

Ha subrayado también que ahora cuentan con un "paraguas" que les proporciona seguridad jurídica a la hora de tomar medidas, sin que las tumben los tribunales como he venido ocurriendo hasta ahora en muchos casos.