Más de 700 fieles han reservado cita para asistir a misa en Begoña el día de la Amatxu

La crisis del coronavirus obliga a modificar la celebración y se suspenden las eucaristías de madrugada

10.08.2020 | 00:22
Varios grupos de fieles, ayer ante la entrada a la basílica de Begoña, que el próximo sábado celebrará el día de la Virgen.

Todos los caminos llevan a la Amatxu de Begoña, pero este año es la excepción. La crisis sanitaria por el coronavirus ha obligado a replantear la festividad litúrgica del 15 de agosto que cada edición ha guiado hasta las puertas del templo a miles de devotos de diferentes rincones de Bizkaia. Este año el Día de la Asunción será diferente. No habrá las tradicionales misas de madrugada y habrá que pedir cita para acudir a una de las ocho eucaristías que se han organizado para la ocasión. Hasta ayer, tal y como adelantó a este periódico el sacristán de la basílica de Begoña, Enrique Franco, un total de 730 personas han reservado ya sitio para escuchar misa a los pies de la Virgen. Una vez dentro, los asistentes tendrán que respetar en todo momento las recomendaciones sanitarias derivadas de la pandemia del covid-19. Se mantendrán así las restricciones de aforo y las medidas de higiene actualmente vigentes.

Devotos de la Amatxu de Begoña, con mascarilla y manteniendo la distancia de seguridad por la crisis del covid-19, se congregaron ayer a la entrada de la basílica. Foto: Oskar M. Bernal

La crisis del coronavirus ha obligado a modificar la celebración del próximo 15 de agosto, pero los miembros de la Hermandad de la Cofradía de Begoña no han parado de trabajar para que, a pesar de la situación excepcional, no se renuncie a celebrar esta festividad tan arraigada. Su colaboración con la parroquia es esencial. Por eso, han dejado atrás sus labores habituales para que ese día se desarrolle según lo previsto. "Ayudaremos a que se cumplan las medidas a rajatabla porque lo primero es la salud de la gente", dice tajante el presidente de la Cofradía, Javier Diago.

"En cada misa habrá un máximo de 255 personas, lo que supone un total de 2.040 feligreses. Animo a todo el mundo a que venga porque hemos notado una menor afluencia de fieles al templo. No sé si porque no saben que pueden pedir cita o porque tienen miedo", lamenta Franco. Todavía no se han ocupado todos los asientos, pero la misa mayor de las 12.00 horas, que estará presidida por el obispo Mario Iceta y en la que participará el alcalde de Bilbao junto a otros miembros del Consistorio, está casi al completo y esperan que "hoy esta misa quede llena". El sacristán informa también de que una vez en la entrada lateral en las verjas de acceso al Obispado, donde los asistentes deberán estar media hora antes, todos ellos tendrán que acreditarse con su DNI para poder acceder a la misa. Una vez dentro, se desinfectarán los zapatos en una alfombra, así como las manos con un gel. "No deberán olvidarse de la mascarilla", recuerda Franco. No obstante, el atrio permanecerá abierto durante todo el día para facilitar que las personas que quieran rezar o ver a la Amatxu, lo puedan hacer sin entrar al templo.

Misas cada dos horas
 

El día anterior, el viernes, a las 19.00 horas, tendrá lugar la primera de las ocho eucaristías y ya el sábado a las 06.00 horas el templo acogerá a los feligreses más madrugadores. Desde ese momento, las misas se celebrarán cada dos horas puesto que la hora intermedia se aprovechará para desinfectar todo el espacio. Es decir, las misas quedarán repartidas de la siguiente manera: a las 06.00, a las 08.00, a las 10.00, y a las 12.00 horas con la misa mayor, y ya por la tarde las primeras serán a las 16.00, 18.00 y 20.00 horas. Durante el mediodía, la basílica permanecerá abierta, pero no se podrá acceder al interior.

Cabe destacar también que este año no habrá puestos en el exterior del templo, pero sí uno de información donde se encontrarán miembros de la Cofradía. En ese mismo lugar, todo el que quiera podrá adquirir la Lotería de Navidad de la Hermandad. "Queremos que sea una venta rápida, dinámica de dame cuatro boletos y ya está. De esta forma evitamos colas y aglomeraciones. El que quiera otros objetos puede encontrarlos en la tienda como siempre", concluye Javier Diago.

Al detalle

En novena. El 6 de agosto comenzó la novena en honor a la Amatxu de Begoña que se rezará al finalizar todas las misas hasta el día 15. Ese mismo día se revistió con el manto blanco para que lo luzca los nueve días previos a la festividad.

 

Difusión de las misas. Se ofrecerán todas las eucaristías por 'streaming' desde la página web de la Diócesis www.bizkeliza.org para todas aquellas personas que no puedan acudir a Begoña. Las emisoras diocesanas Bizkaia Irratia y Radio Popular- Herri Irratia retransmitirán las misas de las 10.00 y 12.00 horas en directo. Además, Telebilbao también emitirá la misa mayor, que tendrá lugar a las 12.00 horas.

Se rompe la tradición

Sin aurresku El Alcalde de Bilbao no bailará

El Ayuntamiento de Bilbao, en coordinación con el Obispado, han decidido suspender el tradicoinal aurresku de Begoña y la romería que cada 15 de agosto se celebra con motivo del día de la Amatxu. Una tradición que se rescató a comienzos de la década de los 90 y que debido a la crisis sanitaria ha sido suspendida.

 

Con cita por primera vez Habrá que reservar

Para ver a la Amatxu se podrá pedir cita a través de la página www.bizkeliza.org o llamando al 94 412 70 91 de 12.30 a 13.30 horas y por las tarde de 17.00 a 18.30 los días laborables. No obstante, el atrio permanecerá abierto durante todo el 15 de agosto para aquellas personas que quieran rezar o ver a la Virgen, pero sin entrar al templo.

 

Kioscos, música... No habrá actividad en el exterior

Entre las medidas excepcionales se ha acordado también suspender la actividad en el exterior del templo donde, tras las misas, los devotos disfrutaban del ambiente festivo con la música, adquirían las típicas rosquillas y pasaban un rato agradable.

Aforo

255

es el aforo de personas para cada euscaristía que deberán inscribirse con antelación y acreditarse el mismo día con DNI. Accederán desde la puerta lateral en las verjas de entrada al Obispado, que se abrirá media horas antes de cada celebración y la iglesia desinfectará el lugar tras cada celebración.

"Animo a todo el mundo a que venga al templo; hemos notado una menor afluencia"

Enrique Franco

Sacristán de la basílica de Begoña

"Ayudaremos a que se cumplan las medidas a rajatabla; lo primero es la salud de la gente"

Javier Diago

Presidente de la Hermandad de Begoña