Iceta destaca la labor de quienes se han volcado "al servicio de los demás" poniendo en riesgo su propia vida

"Habéis sido sembradores de vida y habéis mantenido la llama de la esperanza que tanto necesitamos", ha destacado

25.07.2020 | 13:53
Iceta ha presidido una eucaristía por las víctimas de la pandemia.

El obispo de Bilbao, Mario Iceta, ha agradecido este sábado la labor de quienes durante la pandemia de covid-19 se han volcado "al servicio de los demás" poniendo en riesgo sus propias vidas.

Iceta ha presidido una eucaristía por las víctimas de la pandemia que se ha desarrollado en la catedral de Santiago --patrono de Bilbao-- junto con el obispo auxiliar, Joseba Segura, y miembros del cabildo catedral, presbíteros y diáconos diocesanos.

La eucaristía, ha contado, entre otros, con la presencia del alcalde de la capital vizcaina, Juan María Aburto, la presidenta de las Juntas Generales, Ana Otadui, el subdelegado del Gobierno en el Territorio, Vicente Reyes, y el diputado foral de Hacienda, José María Iruarrizaga.

En su homilía, Iceta ha advertido de que la pandemia de covid-19 que se padece no es, tal y "como muestra la historia de la humanidad, la primera ni desgraciadamente será la última".

En este contexto, ha tenido un recuerdo para los países más empobrecidos y ha recordado las epidemias de malaria, peste o cólera, la gripe de 1918 o el ébola.

Asimismo, y tras recordar a las víctimas mortales de los últimos meses, ha destacado la labor desarrollada por "personas, familias profesionales, voluntarios, organizaciones, instituciones, parroquias... que se han volcado sin reservas incluso a riesgo de sus propias vidas en el servicio de los demás" para servir y atender.

"Habéis sido sembradores de vida y habéis mantenido la llama de la esperanza que tanto necesitamos. Habéis mostrado el auténtico rostro de la fraternidad humana", ha añadido.

Iceta, que ha afirmado que la muerte "nos ha golpeado duramente", ha tenido un recuerdo para las personas mayores y los enfermos, y ha incidido en que "muchas familias han visto enfermar y fallecer a sus seres queridos". "Ofrecemos esta eucaristía por ellos", ha expresado.

Por último, ha defendido la necesidad de ayudar a los perjudicados, de tal forma que "la crisis económica y social requiere redoblar esfuerzos en generosidad y compromiso personal, social e institucional". "Es tiempo para la magnanimidad, la generosidad, el esfuerzo, la constancia superando intereses particulares", ha finalizado.

noticias de deia