A la playa... no sin mi mascarilla

20.07.2020 | 02:02
Dos bañistas, ataviados con sus mascarillas, ayer en la playa de Ereaga de Getxo.

Durante el primer fin de semana de uso obligatorio de los dispositivos de protección facial frente al Covid-19, los vizcainos cumplen con la normativa en la playa por "responsabilidad" y en unas jornadas de intenso calor

FIN de semana de sol y calor, por lo que los arenales vizcainos registraron una gran afluencia, repletos de bañistas en busca de un refrescante chapuzón.

Unos arenales en los que las mascarillas fueron protagonistas. Los vizcainos, además del protector solar, se aplicaron también el facial para prevenir la expansión del Covid-19, cumpliendo así en su gran mayoría con la normativa que establece su uso obligatorio en Euskadi desde este pasado viernes por orden del Departamento de Salud del Gobierno vasco.

Unas mascarillas que son imprescindibles también en los paseos por la playa y desplazamientos por la orilla, y de los que únicamente se puede prescindir una vez ya asentados en la toalla, mientras se permanezca en un espacio determinado –siempre y cuando se pueda respetar la distancia de metro y medio entre las personas–, o para darse un chapuzón en la mar.

Una medida que respetaron y que comparten por "responsabilidad" los vizcainos que se acercaron ayer a la playa getxotarra de Ereaga, con los que pudo hablar este periódico. "Ponerse la mascarilla es algo que hay que hacer para que esta situación no vaya a más", afirmó el leioaztarra Josetxu, quien se mostró "de acuerdo" con la obligatoriedad de su uso. Por eso, cuando decidió salir a correr por la mañana por el entorno de Ereaga no se olvidó del dispositivo de protección fácil. "Mientras estaba corriendo no la llevaba puesta porque me ahogo. Es cierto que para hacer deporte es más complicado, pero para el resto de cosas hay que llevarla siempre", señaló. Así que no dudó en ponérsela mientras disfrutaba de un momento de respiro a la sombra contemplando el mar. "En general, la gente está cumpliendo con la norma. Es verdad que muchas personas la llevarán para evitar las multas, pero al menos la llevan", reflexionó.

En la misma línea se mostró la leioaztarra Susana, quien consideró que la pandemia es un problema que afecta a todos y que hay que atajar de forma común y solidaria. "La gente tiene que cumplir con la normativa y llevar la mascarilla, así como evitar las masificaciones, porque de lo contrario...", apuntó.

Quien también cumplió a rajatabla con la normativa establecida fue Amaia, otra vecina de Leioa, que cargada con una silla en una mano y el capazo en la otra no se olvidó de ponerse la mascarilla a la salida del arenal tras disfrutar de la soleada jornada.

"Llevar mascarilla es lo que toca ahora, no hay más", zanjó. Por lo que pudo comprobar, la mayoría de la gente "respeta y cumple" con la normativa. Incluso a la hora de dar un paseo por la orilla. "Es una situación más complicada, lo mismo que guardarla cuando se va al agua, pero es lo que hay", agregó.

Cierre de playas
Sobre esta línea, la coincidencia de fin de semana y buen tiempo –con 21 grados de temperatura en el agua y de 25 en el exterior– provocó que la afluencia a los arenales fuese muy elevada en algunas playas como la de La Arena, que comparten Muskiz y Zierbena, en la que ondeó la bandera roja de baño prohibido, mientras que en otros ocho arenales se recomendó precaución.

Precisamente, al mediodía, en La Arena se cerró el acceso a la playa debido al elevado aforo registrado. Esto provocó que se generasen colas en la entrada y que hasta, aproximadamente, las 14.30 horas no se permitiese de nuevo el paso tras liberarse algo el aforo.

En Sopela también se produjeron restricciones por la tarde en los accesos a la playa de Arriatera-Atxabiribil, y en Plentzia y Gorliz se alcanzó una ocupación elevada coincidiendo con la pleamar, a las 16.47 horas, que provocó la reducción de espacio. Asimismo, también tuvieron una alta ocupación las playas getxotarras de Ereaga y Arrigunaga, así como la de Toña, en Sukarrieta; la de San Antonio, en Busturia; y las de Isuntza y Karraspio, en Lekeitio, o la playa dinámica de Laga. Además, alcanzaron el aforo completo los arenales de Las Arenas, en Getxo; Barinatxe, en Sopela; Muriola, en Barrika, y Aritzatxu, en Bermeo, mientras que se cerraron las playas de Hondartzape, en Mundaka; y las de Barrika y Meñakoz, en Barrika, según informó Cruz Roja y la Diputación de Bizkaia.

"Hay que ponerse la mascarilla para que esto no vaya a más. Es cierto que para hacer deporte es más complicado"

Josetxu y Susana

Leioa

"Ahora mismo llevar la mascarilla es lo que toca, aunque a la hora de ir a darse un baño o pasear por la orilla es más complicado"

Amaia

Leioa


noticias de deia