La mascarilla será obligatoria en Ordizia y se limitará el ocio

Nekane Murga "descarta" el confinamiento, pero se tomarán medidas para tener controlado el brote

08.07.2020 | 00:11
Imagen de las colas para hacerse pruebas PCR ayer en Ordizia.

El brote detectado en Ordizia sigue acaparando la actualidad en la evolución del covid-19 en Euskadi. A última hora de la tarde de ayer, se habían realizado cerca de 1.700 pruebas PCR entre sus habitantes y se sabía el resultado de alrededor de 1.000, con un balance provisional de 19 positivos, lo que eleva a 35 el número total de personas rlacionadas con este foco. Unas cifras que confirman la seriedad del rebrote y que provocan que el Departamento de Salud del Gobierno vasco, junto con el propio Ayuntamiento de Ordizia, tome medidas que hará oficiales a lo largo del día de hoy: el uso de la mascarilla será obligatorio y se limitará el ocio. Según ha podido saber este periódico, también se aplicarán estas medidas en Beasain, Idiazabal y Lazkao, los otros tres municipios cuyos alcaldes estuvieron reunidos ayer con Nekane Murga. Lo que no se contempla es confinar Ordizia o limitar la movilidad de su población.

"Queremos intensificar el uso de la mascarilla y reducir el ocio nocturno", indicó la consejera de Salud. Es decir, se limitará el horario de ocio, además de "reducir el aforo de la hostelería en el interior y que el consumo sea sentado, en terrazas exteriores y con las mesas a cierta distancia". "Se van a tomar una serie de medidas que estamos preparando desde el punto de vista jurídico. Queremos reducir las posibilidades de ocio en los puntos donde hemos identificado que hay mayor riesgo". Murga también quiso dejar claro que "se descarta" el confinamiento de la zona de Ordizia: "No hay datos que nos hagan tomar esta decisión. Tampoco limitar la movilidad de la gente nos parece una medida eficaz".

La consejera de Salud se mostró contundente con la necesidad de usar mascarilla. "Hay un elevado número de infectados en la franja de edad entre los 18 y los 35 años. Son personas que tienen muy pocos síntomas, pero pueden ser vehículo de transmisión hacia personas de mayor riesgo. Esto se puede evitar con distancia y mascarilla. Se ha producido por excesiva proximidad en el ocio, al estar con amistades. Es imprescindible la mascarilla en este tipo de actividades. Pensamos que si vamos a un bar a beber, pues ya no te la pones, pero el riesgo de infección es directamente proporcional al tiempo que estás sin mascarilla. Si te la quitas el rato que estás bebiendo pero te la pones el resto del tiempo, estás quitando una alta probabilidad de contagiarte. Pido a todo el mundo, independientemente de la actividad que vaya a realizar, que lleve mascarilla cuando salgamos de casa. Y en estos momentos, esto es especialmente importante en el Goierri".

Murga recordó que "teóricamente, la mascarilla es obligatoria cuando no se puede mantener la distancia y eso es algo que las personas tienen que tener claro. Ya tenemos legislación que lo dice, vamos a ver si hay una fórmula para hacer su uso más obligatorio". También indicó que "ya existe la posibilidad" de sancionar si no se usa la mascarilla: "Cuando no se puede mantener la distancia su uso es obligatorio y ya se podrían poner sanciones por esto. Pero lo importante es que nos demos cuenta de la utilidad que tiene".

La consejera de Salud insistió en apelar a la responsabilidad individual: "Vamos a seguir expectantes, y si hay que tomar medidas en otras zonas de Euskadi en ocio o en otras actividades, se tomarán. No dudaremos en actuar con firmeza. Pero vamos a convivir meses con el virus, y no todo va a ser cerrar y prohibir, porque hay una responsabilidad individual y debemos apoyar al comercio local y a la hostelería siendo responsables".

Antes de la citada reunión con los alcaldes, Nekane Murga había hecho por la mañana su habitual repaso diario a los datos que deja la pandemia y ya había insistido en la necesidad de usar protección: "Es realmente triste que usamos poco la mascarilla cuando nuestros hábitos sociales son de cierta proximidad". Preguntada por la posibilidad de multar a quien no lleve mascarilla, no descartó esa posibilidad: "Vamos a ver. Si hay casos asintomáticos que pueden estar contagiando, una de las medidas preventivas puede ser esta. Su uso es eficaz". Murga advierte una relajación evidente de la población en el ocio: "El contagio en relaciones sociales es posible. Pido moderación a la gente. Lo sucedido en Ordizia puede pasar en cualquier municipio".

protección en la playa Además de los bares, otro de los lugares donde apenas se ven mascarillas es en las playas, que además están registrando una importante afluencia de gente los días de buen tiempo. Nekane Murga también recomienda llevar protección en los arenales: "Si vemos que el foco de contagios pueden ser las playas, tendremos que hacer intervenciones para favorecer el uso de la mascarilla. Al aire libre, si mantienes los dos metros de distancia, el riesgo puede ser bajo, pero es verdad que las playas están muy concurridas. Si vamos a una playa en la que hay mucha gente, debemos llevar mascarilla".

noticias de deia