Bilbao intermedia en el alquiler de locales cerrados por el covid-19

El servicio gratuito del Ayuntamiento mediará entre las partes para alcanzar pactos amistosos

27.06.2020 | 00:35
Imagen del Ayuntamiento de Bilbao

BILBAO – La crisis sanitaria no solo ha puesto en jaque al sistema sanitario sino también a la economía y, fundamentalmente, a comercio y hostelería. Entre las medidas activadas por el Ayuntamiento de Bilbao para contribuir a reflotar el tejido empresarial de la villa ayer puso en marcha un servicio gratuito de intermediación para facilitar que los arrendatarios de locales comerciales que hayan tenido que suspender temporalmente su actividad durante el estado de alarma lleguen a un acuerdo con los propietarios para el pago del alquiler.

El Consistorio pretende "facilitar el establecimiento de pactos de mutuo acuerdo, amistosos y favorables a ambas partes, con el fin de contribuir a la continuidad de la actividad", en un proceso en el que quede "excluida" la vía judicial, según informaron desde el Ayuntamiento.

Para acceder al servicio se pedirá como requisito que el arrendatario del local se haya visto obligado a suspender temporalmente su actividad como consecuencia de la declaración del estado de alarma por el coronavirus o que su facturación haya caído al menos un 75% con relación al semestre anterior a marzo de 2020.

El arrendatario que quiera acogerse a este servicio deberá encontrarse en el ejercicio de su actividad cuando haga la solicitud. Además, debe de tener el domicilio fiscal y/o social en el municipio de Bilbao.

En el caso de personas jurídicas que quieran acceder a este servicio no debe estar participada directa o indirectamente en más de un 25% por empresas que no reúnan estos requisitos. Los solicitantes tienen que tener alta en el IAE con anterioridad a la declaración del estado de alarma, el pasado 14 de marzo, y alta en régimen de autónomos o correspondiente.

Por último, para optar a este servicio se debe tener un contrato de arrendamiento de local de negocio, siempre y cuando no sea parte de una vivienda familiar y no exista relación de parentesco hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad con la parte arrendataria, ni sea socio o participe de la persona física o jurídica que actúe como arrendadora.

El Ayuntamiento indicó que este servicio de intermediación es una de las medidas del Plan BilbaoAurrera para hacer frente a los efectos de la crisis del coronavirus en la villa.

De hecho también ha aprobado, y en breve estarán en marcha, las ayudas directas para la compra de material de protección frente a gastos derivados por los protocolos de seguridad frente al covid-19 dirigido a pymes, microempresas y personas autónomas, con 500.000 euros.

Los incentivos fiscales a las empresas recogen todo un abanico de reducciones y bonificaciones en impuestos y tasas, que tendrá un impacto económico de menor ingreso de 3 millones de euros. Además se han ampliado en un 100% de las subvenciones nominativas concedidas a las Asociaciones de Comercio Zonales de Bilbao, en 276.000 euros.

El objetivo de estas medidas es impulsar las acciones extraordinarias de dinamización de la actividad comercial y de promoción y estímulo al consumo en los barrios.

noticias de deia