La hostelería podrá abrir el interior de los locales con un aforo del 50%

Se permitirá hasta el 50% de aforo en comercios y centros comerciales

19.05.2020 | 13:41
Imagen de una terraza en la plaza de Santiago de Bilbao, ayer al mediodía.

El Gobierno vasco plantea de cara a la fase 2 de la desescalada que la hostelería pueda abrir el interior de los locales con un aforo del 50%.

En la rueda de prensa posterior al consejo de Gobierno, la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, ha destacado los temas que el Ejecutivo está negociando bilateralmente con el español de cara a esa fase y que se han incluido en la propuesta presentada para solicitar la transición a esa nueva etapa.

Uno de los ámbitos de negociación tiene que ver con las mascarillas, y ha aludido al uso obligatorio en los espacios cerrados. Además, ha destacado el hecho de que sea "muy recomendable" en los espacios públicos en los que no se puede garantizar la distancia de dos metros.

Por otra parte, en relación a actividades culturales y de ocio, plantea que, siempre que se puedan mantener los dos metros de distancia, se pueda llegar a un aforo de hasta el 50% en locales como cine o museos.

En hostelería también plantea que se puedan abrir el interior de los locales con un aforo del 50%, pero siempre con clientes en mesa y sentados y respetando la distancia de dos metros. Propone, asimismo, permitir hasta el 50% de aforo en comercios y centros comerciales.

Según ha explicado, propone este 50% igual al permitido en las terrazas "para generar menos confusión" y mantener el mismo aforo dentro que fuera del local. Sobre las sociedades gastronómicas, el Gobierno vasco las considera en su propuesta "exactamente igual" que los restaurantes y bares.

Propone, asimismo, permitir hasta el 50% de aforo en comercios y centros comerciales. Sobre el turismo activo y naturaleza, ha recordado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, ya planteó el pasado viernes que las actividades de senderismo no tengan que estar acompañadas por un promotor privado sino que se puedan realizar en familia o entre amigos.

REUNIONES FAMILIARES


En el caso de la reuniones familiares en domicilios o locales privados, piden al Gobierno español una normativa que "aclare perfecamente cómo se puede realizar y de cuántas personas pueden ser esas reuniones".

Tapia ha explicado que "no queda claro, ni dentro de la orden del 9 de mayo ni en la de la semana pasada" porque en la primera hace referencia a 10 personas y en el segundo a 15 y en referencia a la "libre circulación".

"Queda un poco a la interpretación jurídica que se le quiera dar. Lo que solicitamos al gobierno es que se aclare jurídicamente, en la nueva orden, que efectivamente esos grupos pueden ser para libre circulación y para permanencia en determinados ámbitos privados", ha indicado.

En relación a la movilidad, la consejera ha explicado que piden que se mantenga como hasta ahora "libre" dentro del Territorio histórico y sugiere que se abra la posibilidad de movilidad entre territorios históricos de Euskadi, aunque solo por razones socioeconómica no por ocio, deporte o cultura, supuestos que Tapia ha indicado que se dejarían para "una siguiente fase".

"La movilidad no se pide que sea libre en toda la comunidad autónoma sino en cada uno de los Territorios Históricos en los que cada ciudadanos reside", ha insistido antes de precisar que "el movimiento libre no significa sin responsabilidad", sino que es necesario "seguir siendo responsables porque esto no ha acabado y hay que continuar siendo muy rigurosos en el cumplimiento de las recomendaciones".

En Educación, plantea la reapertura de la actividad educativa de forma presencial, a partir del 25 de mayo, para determinados niveles educativos.

EXÁMENES EN RECINTOS FERIALES


También proponen la apertura de recientos feriales, "no tanto para la celebración de grandes congresos que no tendrían ninguna lógica en estos momentos", sino para poder realizar distintos tipos de exámenes como el de selectividad, "alguno de HABE e incluso alguna oposición pendiente".

Tapia ha explicado que en este tipo de recintos "se puede mantener la seguridad, organizar mejor las entradas y salidas de personas, y celebrar con mayores garantías".

Según ha explicado, solicitan la apertura de recintos como el BEC o Ficoba y ha indicado que "no quiere decir que se vaya a utilizar" sino que solicitan "tener la previsión" de que puedan ser usados "si fuera necesario" para no tener que recurrir a una orden específica "deprisa y corriendo".

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad ha aclarado que el Gobierno vasco no propone el paso a una fase 1,5 o 2,5 sino que ha planteado al Gobierno español que "toda Euskadi, porque tiene los parámetros suficientes, pase a la fase 2" y, además, ha presentado estas propuesta de medidas para negociar de forma "bilateral" con el gobierno del Estado.

En este sentido también se ha pronunciado la consejera de Salud, Nekane Murga, quien ha ha indicado que "la situación epidemiológica y asistencial es buena" en Euskadi y, por ello, se ha solicitado el paso a la 'fase 2' de desescalada para el conjunto de la comunidad autónoma. "Todos los territorios históricos están en situación de pasar a la fase 2", ha insistido.

La responsable del área de Salud ha valorado la capacidad "muy importante" de Euskadi en el ámbito epidemiológico y asistencial. Según los datos del Departamento, Euskadi cuenta con una tasa de 2,8 camas de UCI y una tasa de 38,9 camas de hospitalización por 10.000 habitantes; se han realizado más de 73.900 test PCR por millón de habitante (a fecha 16 de mayo), lo que sitúa a Euskadi por encima de la media europea; el índice R0 en Euskadi se sitúa por debajo del 1 en sus tres territorios y, "de una semana a otra de mayo, el número de nuevos casos ha descendido un tercio".

A estos datos, se le añaden las medidas puestas en marcha como la "vuelta paulatina" a la actividad asistencial en Osakidetza dado que, según ha indicado Nekane Murga, desde principios de mes, todas las organizaciones sanitarias integradas de Osakidetza están trabajando para ir recuperando "la actividad ordinaria".

Asimismo, también ha destacado el despliegue del Plan de Vigilancia y control para la epidemia, dirigido a identificar de manera precoz los nuevos casos, realizar su seguimiento y el de sus contactos estrechos, así como monitorizar el curso de la pandemia.

"La situación es buena, la tendencia es positiva y, por eso, hemos hecho la solicitud de pasar a la segunda fase", ha manifestado Murga, que ha valorado que "esto ha sido posible gracias a la actitud ejemplar" de la población vasca y el trabajo de los trabajadores sanitarios, sociosanitarios y otras actividades esenciales.

No obstante, ha advertido de que "esto no ha acabado" y, por ello, no se debe "bajar la guardia". En este sentido, ha insistido en que la reducción de restricciones de movilidad no supone "carta blanca" para efectuarla "de cualquier modo". Asimismo, ha remarcado que esta mayor movilidad debe ir acompañada de "mayor uso de mascarillas" y ha instado a la ciudadanía a cumplir todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias "con máximo rigor y compromiso individual y colectivo".