alerta mundial por el coronavirus

Todas las calles de Bilbao limitarán su velocidad a 30 por hora desde verano

La medida, que ya se aplica en el 87% de las vías, se ampliará a las conexiones entre barrios y las entradas a la ciudad

10.05.2020 | 02:27
Todo Bilbao tendrá limitada la velocidad a treinta kilómetros por hora. Foto: Oskar González

Bilbao – El Ayuntamiento ampliará a todas las calles de la villa la limitación de velocidad de 30 kilómetros por hora a partir de este verano, una medida que ya se aplica en el 87% de las vías de la ciudad. Así lo anunció ayer el alcalde, Juan Mari Aburto, junto a otras medidas que en el ámbito de la movilidad que se pondrán en marcha mañana, como la recuperación del servicio de alquiler de bicicletas municipales, el incremento de frecuencias en media docena de líneas de Bilbobus o la ampliación a todos los semáforos de la prioridad para el peatón. Es el día, además, en el que la OTA volverá a funcionar en Bilbao.

A finales de junio hará dos años que la capital vizcaina, de forma pionera en un municipio de su tamaño, redujo a 30 kilómetros por hora la velocidad en prácticamente toda la ciudad, el 87% de los 377 kilómetros que tiene en total la villa. Los resultados, según detalló ayer el concejal de Movilidad y Sostenibilidad, Alfonso Gil, no se han hecho esperar: el ruido de la ciudad ha descendido en tres decibelios, las emisiones de gases y partículas nocivas se han reducido de forma significativa, y se registran menos heridos y accidentes de tráfico. Ahora, el Ayuntamiento quiere dar un paso más, "un paso decisivo" en palabras del alcalde, ampliando a todas las vías de la ciudad, que todavía se mantenían con una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora, esta limitación.

Esta decisión, destacó Juan Mari Aburto, convertirá a Bilbao en "la primera ciudad del mundo de más de 300.000 habitantes, que adopta esta medida pionera en el ámbito de la ciudad". Para el responsable del área, "Bilbao 30 es una apuesta arriesgada pero segura porque garantiza la salud de nuestra gente. Y este gobierno tiene muy claro que la salud tiene que estar por encima de todo". Aunque ambicioso, el Ayuntamiento se marca el objetivo de reducir a cero los siniestros de tráfico, con una movilidad "segura y sostenible. Ya hoy los ciudadanos nos están demostrando que esa convivencia en el espacio público nos hará una ciudad muy distinta. Estoy seguro de que, a la larga, esta decisión se va a ver respaldada sin ninguna duda por el conjunto de los vecinos", confió Gil.

Las nuevas calles en las que se incorporará esta nueva limitación serán las que sirven de conexión entre diferentes barrios y las vías de entrada y salida de la villa, donde todavía se mantiene la velocidad máxima de 50 kilómetros por hora. Sabino Arana, Gran Vía, Hurtado de Amezaga o Autonomía serán algunas de las vías que se incorporarán a esta nueva limitación. No será necesario realizar ningún tipo de adecuación de las vías, sino únicamente cambiar las señales tanto verticales como horizontales, pintadas en el suelo, con la nueva cifra.

La puesta en marcha de la medida será gradual, a partir de este verano, siguiendo la misma dinámica que se adoptó hace dos años. "Haremos un desarrollo paulatino hasta que la medida sea de obligado cumplimiento. La primera fase la hicimos en un mes de julio, dejando a la ciudadanía que fuera transitando en esos meses que eran de menor tránsito. En septiembre, cuando hicimos las primeras mediciones, vimos que la gente había sido absolutamente responsable con la medida. Ahora queremos que la ciudadanía nos vuelva a ayudar", explicó Alfonso Gil.

Coincidiendo con la entrada de la fase 1 de la desescalada, el Ayuntamiento pondrá en marcha mañana una serie de medidas para facilitar la movilidad de los ciudadanos siguiendo, destacó Aburto, los criterios de "salubridad, seguridad, sostenibilidad y responsabilidad. Es el tiempo de dar respuesta a las necesidades de las personas".

alquiler de bicicletas Así, desde el lunes se reanudará el servicio de alquiler de bicicletas BilbaoBizi, en horario de lunes a viernes de 7.00 a 20.00 horas, con un tiempo máximo de uso continuado de 30 minutos y únicamente para los desplazamientos que requieran las tareas esenciales como acudir al centro de trabajo. "No se podrán utilizar para el ocio", advirtió Alfonso Gil. Será obligatorio, además, el uso de guantes y mascarillas, y se llevarán a cabo desinfecciones de los puntos de préstamo y de las propias bicicletas a lo largo de todo el día y al cierre del servicio.

También recuperarán el 100% del servicio seis nuevas líneas –durante estas semanas solo cinco, las que comunicaban con los hospitales, han funcionado con todas sus frecuencias–, mientras que los servicios Gautxori se mantendrán suspendidos. Para evitar problemas de aforo, se han dispuesto varias unidades de refuerzo por la ciudad que se utilizarán cuando las unidades no puedan recoger más viajeros, ya que solo se podrán utilizar la mitad de los asientos y el 25% del aforo entre quienes viajen de pie.

Responsabilidad. El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, hizo un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos en la entrada a esta nueva fase. "Lo hemos hecho muy bien durante el confinamiento. Llega un tiempo en el que tenemos más apertura pero os pido que seáis responsables. Se tiene que instaurar una cultura de cumplimiento de la norma, que es síntoma de civismo. Es responsabilidad pública, compromiso y respeto al resto de la ciudadanía", pidió a los vecinos de la villa.

Las medidas

Semáforos

Más tiempo al peatón. Desde ayer, 50 pasos semafóricos en los que los peatones esperan menos y tienen más tiempo para pasar. La medida está siendo monitorizada y, si los resultados son positivos, se ampliarán al resto de la ciudad de forma permanente. Así, los ciclos semafóricos, que actualmente son de 120 segundos, se reducirán a 90, "dando prioridad al peatón y haciendo esperar más al vehículo".

Ascensores

Más aforo. Si hasta ahora únicamente podía entrar una persona por viaje en los 44 ascensores municipales, a partir del lunes se permitirá completar la mitad del aforo. "Como transporte público que es", recordó el concejal de Transportes y Movilidad Sostenible, los usuarios deberán utilizar mascarilla, "algo muy importante en un espacio tan limitado". Las rampas también se mantienen operativas, en las que se pide guardar los dos metros de distanciamiento físico. Todas ellas se desinfectan a diario.

Autobuses

Más líneas al 100%. Cinco líneas se han mantenido estas semanas prácticamente al 100% y desde el lunes seis más recuperarán sus frecuencias habituales: serán la L18, L30, L48, L56, L77 y A6, las más utilizadas. Se trata de "dar respuesta a las necesidades de movilidad de la ciudadanía", destacó Alfonso Gil. Habrá unidades que se sumarán al operativo en caso de necesidad, será obligatorio el uso de mascarillas y solo se podrá pagar con Barik. "El transporte público está al servicio de la ciudadanía; en la medida en que se pueda, que no se coja el vehículo privado", pidió el concejal.

Taxis

Más viajeros. Desde el lunes podrán viajar dos personas por cada fila de asientos –hay algunos que cuentan con más de una fila de asientes tras el conductor–, colocándose uno al lado de cada puerta, a excepción del copiloto, que deberá seguir vacío. Tanto conductores como usuarios deberán utilizar mascarillas. "Es un servicio público muy importante a utilizar en estos momentos y una oportunidad para no coger el vehículo privado", invitó Gil.

OTA

Operativa desde mañana. "Es un servicio que cuando no está se le echa de menos", consideró el concejal, que advirtió de la presencia de "coches lapa, que son muy molestos para la reactivación paulatina que tenemos que ir haciendo". Funcionará en su horario habitual y se reforzará la higienización de todos los elementos susceptibles de transmitir el virus.

noticias de deia