Curso académico 2019-2020

Gobierno vasco, universidades y Unibasq apuestan por acabar el curso a distancia

Pretenden "plantear algunas actividades académicas presenciales, en el contexto de una planificación de retorno progresivo a la actividad"

08.04.2020 | 11:03
Imagen de archivo del campus de Leioa de la UPV

El Departamento de Educación, la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), la Universidad de Deusto, Mondragon Unibertsitatea y Unibasq han hecho pública una declaración conjunta en la que se marcan como objetivo "completar el curso académico 2019-2020, recurriendo a la formación a distancia, utilizando metodologías docentes remotas para situaciones de emergencia".

También se proponen "habilitar la posibilidad de plantear algunas actividades académicas presenciales, en el contexto de una planificación de retorno progresivo a la actividad universitaria presencial, salvaguardando siempre la salud y la seguridad".

El Departamento de Educación del Gobierno vasco, las universidades --UPV/EHU, Universidad de Deusto y Mondragon Unibertsitatea-- así como Unibasq (Agencia de la Calidad del Sistema Universitario Vasco), se han emplazado para llegar a acuerdos sobre prioridades que atiendan a la situación de emergencia sanitaria Covid-19, y a futuros escenarios a corto y medio plazo.

En primer lugar, han subrayado una serie de elementos esenciales del contexto universitario y del trabajo que éste ha venido desarrollando a lo largo del tiempo, como la incorporación del SUV al Espacio Europeo de Educación Superior, que ha supuesto la adopción del aprendizaje centrado en estudiante, y la evaluación continua como sistema de evaluación de referencia en las universidades de Euskadi.

Por ello, consideran que "este modelo de evaluación debería, por tanto, ser el modelo de referencia en una situación en la que el modelo docente presencial ha evolucionado, de forma coyuntural, hacia una formación a distancia".

Además, el Departamento de Educación, junto con las universidades del SUV y Unibasq, trabajan "de manera estrecha y coordinada" en cuestiones académicas que han posibilitado que el SUV tenga características, modelos docentes y de acreditación sólidos ante situaciones críticas como la actual.

"Este es el modelo que se va a seguir desarrollando en esta crisis sanitaria, por tanto, en un marco de flexibilidad y confianza entre los agentes que conformamos nuestro sistema universitario, se seguirán adoptando progresivamente hasta final del curso académico todas las medidas oportunas con relación a la adaptación de las titulaciones, las asignaturas, las prácticas y su evaluación, así como su posterior seguimiento", aseguran en una declaración conjunta.

En este sentido, destaca que, "en esta situación de emergencia sanitaria" el Departamento de Educación, las universidades que conforman el SUV y Unibasq, se han centrado y se centran en unas prioridades, como atender a la crisis sanitaria y las personas en el contexto universitario, priorizando la salud y la seguridad de la comunidad universitaria.

Su objetivo es completar el curso académico 2019-2020, recurriendo a la formación a distancia, utilizando metodologías docentes remotas para situaciones de emergencia y priorizando la consecución de los resultados de aprendizaje y la adquisición de las competencias formuladas en las titulaciones, con los mejores estándares de calidad.

También se pretende asegurar que se alcanzan, "de una forma razonable, los resultados de aprendizaje previstos de las actividades experimentales presenciales y las prácticas externas".

Para ello, las universidades podrán valorar diferentes opciones, como puede ser reprogramar estas materias, una vez que se levanten las limitaciones a la actividad presencial; complementar, cuando sea posible, las prácticas con metodologías formativas alternativas; o reconocer desempeños profesionales excepcionales.

RETORNO PROGRESIVO

La pretensión también es "habilitar la posibilidad de plantear algunas actividades académicas presenciales, en el contexto de una planificación de retorno progresivo a la actividad universitaria presencial, salvaguardando siempre la salud y la seguridad de la comunidad universitaria, para aquellos casos concretos en los que dicha actividad no resulte factible de forma no presencial".

También se quiere "mitigar las posibles dificultades añadidas de estudiantes que por circunstancias socioeconómicas, tecnológicas o de otra índole tengan especiales dificultades para un normal aprovechamiento de la formación universitaria a distancia".

El objetivo, asimismo, es mantener el calendario marco académico planificado, salvo adaptaciones motivadas en los siguientes casos: realización de prácticas, la presentación de TFGs, TFMs y Tesis doctorales, o para los períodos de evaluación, focalizando esfuerzos en garantizar el adecuado desarrollo académico del alumnado.

De esta forma, se garantiza la calidad de la oferta académica universitaria vasca y de las instituciones universitarias que conforman el SUV, y específicamente la de la oferta de formación dual y habilitante en el contexto de la situación de emergencia.

Otro fin es fortalecer el Sistema Universitario Vasco en el ámbito de la formación a distancia, y en la necesaria previsión y planificación de respuestas ante la posibilidad de emergencias futuras.

ESFUERZOS ADICIONALES

Por otro lado, se reconocen "esfuerzos adicionales por parte de la comunidad universitaria y fortalezas" que son características relevantes de modelo universitario vasco.

En esta línea, reconocen "el trabajo y el esfuerzo de adaptación llevado a cabo por toda la comunidad universitaria sin excepción, responsables, profesorado, PAS, alumnado y agentes que colaboran en la principal misión universitaria, la formación".

Además, destacan "la colaboración con los agentes empresariales y otras entidades ha garantizado la consecución de los resultados de aprendizaje de la oferta de formación dual, siendo que un porcentaje importante de alumnado ha podido continuar su aprendizaje en la modalidad de teletrabajo". También la tutorización del alumnado por parte del personal docente, de las empresas y entidades se ha mantenido de manera general.

ACREDITACIÓN

La declaración conjunta señala que la extensión de la acreditación institucional en el SUV es un elemento esencial de nuestras universidades.

"Este modelo de acreditación de la calidad basado en la corresponsabilidad entre los agentes (agencia de calidad-universidad), es una característica extendida de manera amplia y singular en nuestro sistema universitario vasco", asevera.

Asimismo, la Agencia Unibasq, trabajará para "fortalecer" el modelo propio de acreditación institucional, "de forma que responda aún más a la singularidad" del sistema universitario de Euskadi.

En este contexto, destaca que el Plan del Sistema Universitario 2019-2022 es una herramienta sólida y flexible, cuyo objetivo principal es ayudar al fortalecimiento de las universidades del SUV. Las comisiones de seguimiento del plan analizarán el PSU 2019-2022 en atención a esta crisis sanitaria y para fortalecer la modalidad de educación a distancia.

El Departamento de Educación, la Universidad del País Vasco, Universidad de Deusto, Mondragon Unibertsitatea y Unibasq coinciden "en la necesidad de seguir colaborando desde el respeto a las competencias en materia de política universitaria del Departamento de Educación, a la autonomía de las universidades y a la independencia de Unibasq.

"El Sistema Universitario Vasco ha demostrado solidez, flexibilidad ante la emergencia y capacidad de colaboración y de llegar a acuerdos.

Seguiremos trabajando con intensidad en el marco de un modelo basado en la colaboración, la corresponsabilidad y la confianza entre los agentes", concluyen.

La declaración está suscrita por Cristina Uriarte, consejera de Educación, Nekane Balluerka, rectora de la UPV/EHU, Jose María Gubert, rector de la Universidad de Deusto Bixente Atxa, rector de Mondragon Unibertsitatea, e Iñaki Heras, director de Unibasq.