El lehendakari cree necesario prorrogar el estado de alarma, pero flexibilizando actividades

Llama a los vascos a pasar la Semana Santa en casa para evitar que el "el enorme esfuerzo colectivo que se libra, caiga en saco roto".

07.04.2020 | 12:42
Un comercio con ropa de temperada cerrado a la espera que finalice el confinamiento, debido a la pandemia del coronavirus.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, cree necesario prorrogar el estado de alarma por la pandemia del coronavirus, pero ya ha reclamado al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que haya una aplicación "más flexible" del decreto, "que permita ciertas actividades" para propiciar un "alivio social, siempre manteniendo las garantías de salud y de seguridad para las personas".

Además, ha realizado un llamamiento a los vascos a pasar la Semana Santa en casa para evitar que "el enorme esfuerzo colectivo que se libra, caiga en saco roto". "Tenemos que mantener las medidas de confinamiento y autoprotección", ha asegurado.

Durante su intervención tras la celebración del Consejo de Gobierno, Urkullu ha recordado que el pasado domingo, en la reunión con Sánchez y el resto de presidentes autonómicos, trasladó la postura del Gobierno Vasco favorable a prorrogar las medidas de aislamiento social.

"Estamos siguiendo las recomendaciones de los expertos sanitarios para continuar siendo efectivos en la acción contra el Covid-19. En este sentido, cree que se trata de "una prórroga oportuna y necesaria".

"Nuestra prioridad sigue siendo la atención sanitaria y socio sanitaria. Va a seguir siendo prioritario garantizar la disponibilidad de material sanitario, reforzar los equipos profesionales, disponer de suficientes Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y atender con especial dedicación la situación en las residencias", ha apuntado.


APLICACIÓN MÁS FLEXIBLE


Iñigo Urkullu ha destacado que, en la reunión del domingo, solicitó analizar una aplicación "más flexible, que permita ciertas actividades que supongan un alivio social, siempre, manteniendo las garantías de salud y de seguridad para las personas".

"Estamos centrados en la situación de emergencia sanitaria que vivimos. Al mismo tiempo, debemos anticiparnos a escenarios que se van a presentar en el futuro más próximo. Es nuestra responsabilidad", ha aseverado.

Por ello, el Gobierno vasco trabaja en un 'Plan de vuelta a la normalidad', que "deberá aplicarse de forma gradual y progresiva".

En cuando al ámbito de la Educación, organiza el final del curso escolar y trabaja ya en el próximo curso "a fin de paliar las consecuencias que están generando las medidas adoptadas este último mes".

DECISIONES ECÓMICAS Y SOCIALES


También ha anunciado que, en las próximas semanas, tomarán decisiones en el ámbito económico y social, y aunque no pueden "aventurar los plazos", sí tienen que trabajar "los protocolos para llevarlas a cabo".

"En esta fase, es fundamental mantener la colaboración interinstitucional. Así se lo he trasladado al Presidente del Gobierno español, quien mantiene una disposición a trabajar desde el diálogo y la colaboración", ha apuntado.

MENSAJE A LOS VASCOS


El lehendakari ha concluido su intervención con un mensaje dirigido la sociedad vasca: "Entramos en una Semana Santa muy diferente. Tenemos que pasarla en casa", ha apuntado, para afirmar que el Departamento de Seguridad va a articular un dispositivo para evitar el movimiento a segundas residencias.

"Tenemos que mantener las medidas de confinamiento y autoprotección. Tenemos que evitar a toda costa que el enorme esfuerzo colectivo que estamos librando caiga en saco roto. Vamos en la buena dirección", ha concluido.