Nueve muertes más elevan a 60 los fallecidos en las residencias alavesas

La Diputación Araba refuerza las contrataciones para responder a la necesidad de personal de las residencias del IFBS

04.04.2020 | 18:19
Personal de limpieza listo para proceder a la desinfección de un centro residencial

Los nueve nuevos fallecimientos registrados en las últimas horas entre usuarios de las residencias de mayores de Araba elevan a 60 el número de ancianos que han perdido la vida por el coronavirus en este tipo de centros desde el inicio de la pandemia en el territorio alavés.

Según ha informado la Diputación, en la última actualización de datos, a fecha de este pasado jueves, 2 de abril, se han registrado nueve fallecimientos más de personas usuarias de las residencias para personas mayores de Álava que eran positivas por Covid-19.

Estos datos responden a situaciones de empeoramiento de salud de algunos residentes en las últimas semanas, y, desde el inicio de la crisis sanitaria causada por el coronavirus, se han contabilizado un total de 60 personas fallecidas, de las que 40 residían en centros privados, 17 en residencias forales y las tres restantes en equipamientos municipales del territorio.

Los decesos se han producido mayoritariamente en centros hospitalarios (35) y 25 han tenido lugar en las residencias.

Asimismo, un total de 303 residentes son casos positivos por coronavirus. El incremento de estos casos está en consonancia con el aumento de test realizados en los últimos días, ha indicado Diputación.

Los centros residenciales han derivado a los hospitales a 44 de estas personas por su grave estado de salud, y se encargan de atender a la mayor parte de las personas con coronavirus (259).

De los casos positivos, 167 son personas usuarias de los centros privados que hay en Álava, 130 residen en residencias forales, y las seis restantes, en equipamientos municipales del territorio. No se han registrado cambios en las residencias para personas con discapacidad.

REFUERZO DE LAS CONTRATACIONES

Según ha destacado la Diputación alavesa, desde el inicio de la emergencia sanitaria, el Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS) ha reforzado las contrataciones para responder a la necesidad de personal de atención directa en sus residencias para personas mayores y personas con discapacidad, siendo la categoría de auxiliar de enfermería la que más se ha incrementado.

Son precisamente estos centros donde más requieren un refuerzo a sus plantillas de profesionales, ya que en los mismos residen las personas más vulnerables al Covid-19 debido a su elevada edad y a las múltiples patologías que sufren, ha indicado.

En las últimas semanas y a medida que han aumentado las necesidades de las residencias debido al número de personas usuarias contagiadas por coronavirus, se han realizado nuevas contrataciones adicionales, con la intención de reforzar la capacidad operativa de estos centros.

Para ello, el IFBS, organismo autónomo dependiente del Departamento de Políticas Sociales de la Diputación Foral de Araba, ha seleccionado nuevo personal en sus propias bolsas de trabajo así como en Lanbide.

También ha reubicado personal, un total de 55 personas, procedentes de centros que han dejado de prestar servicio, como son los centros de día, los centros ocupacionales o el Centro de Autonomía Personal.

Con este mismo objetivo, ha procedido, además, a la ampliación de la jornada al personal que prestaba servicios con dedicación inferior al 100%, computándose un total de 163 ampliaciones.

Diputación ha señalado que, "especialmente importante es el refuerzo de personal de atención directa que se ha asignado esta misma semana al nuevo centro sociosanitario de referencia en Araba frente al Covid-19 ubicado en la residencia Zadorra, al que se han destinado 39 profesionales (29 auxiliares de enfermería y 9 enfermeras)".

Asimismo, el IFBS está procediendo a prestar apoyo a los centros de titularidad privada para la búsqueda de personal que pueda cubrir las bajas y reforzar las plantillas de estas residencias.

De esta manera, ha remitido a Lanbide ofertas de empleo en las categorías de auxiliar de enfermería, monitor de discapacidad, cocinero/a y ayudante de cocina, con destino a los centros privados.

También se ha contactado con el Colegio Oficial de Enfermería de Araba y centros de formación profesional del territorio para incluir las ofertas en sus bolsas de trabajo.

Como consecuencia de todo ello, el IFBS ha podido facilitar medio centenar de currículos a residencias privadas que demandan estos perfiles profesionales.

noticias de deia