comienza este sábado

Arranca la temporada oficial de baño en Euskadi con 35 playas de agua excelente

Semanalmente se recogerán muestras para el análisis microbiológico de  las 41 zonas de baño, y se valorarán servicios y limpieza

09.02.2020 | 04:38
Playa de Arrigunaga.

Semanalmente se recogerán muestras para de  las 41 zonas de baño

BILBAO. Durante la temporada de baño, el Departamento de Salud toma cada  semana muestras para el análisis microbiológico de las 41 zonas de  baño e informa sobre la calidad del agua de cada zona de baño.

La  calidad de agua de las playas es generalmente muy buena, pero a lo  largo de la temporada de baño se pueden producir alteraciones  puntuales debido a condiciones meteorológicas adversas, que de forma  puntual pueden producir cambios en la misma, según ha explicado URA.

En ese sentido, la Agencia Vasca del Agua ha recordado que,  coincidiendo con la apertura de la temporada oficial de baño, el año  pasado concurrieron episodios de fuertes lluvias a raíz de las cuales  se produjeron lo que la normativa define como episodios de  contaminación de corta duración en las aguas costeras cercanas a las  zonas de baño oficiales.

Estos episodios tuvieron su origen bien en los desbordamientos de  los sistemas de saneamiento comarcales, de las redes municipales,  bien en la propia escorrentía -urbana y rural- que se genera en la  cuenca vertiente y arrastra la suciedad depositada en la misma.

URA ha señalado que estos episodios de contaminación de corta  duración son una situación anómala que se suelen presentar asociada a  lluvias intensas, y, normalmente, tienen una duración inferior a 72  horas.

En el caso de los sistemas de saneamiento comarcales, los  desbordamientos se producen porque en la práctica no es posible  construir los sistemas colectores y las instalaciones de tratamiento  de manera que se puedan someter a tratamiento la totalidad de las  aguas residuales en circunstancias tales como lluvias torrenciales  inusuales. Se trata de situaciones que "están recogidas en sus  respectivas autorizaciones de vertido, con estrictas condiciones y  deberes", ha precisado URA.

A partir de ahora, el Departamento de Salud, URA y los entes  gestores de saneamiento urbano informarán conjuntamente y de forma  inmediata en caso de que se produzcan estos episodios de  contaminación de corta duración asociados a desbordamientos  producidos por lluvias intensas.

Ante estos episodios, en base a la autorización de vertido, los  entes gestores de la red de saneamiento informarán a Salud Pública y  a URA sobre los puntos donde se produzcan los desbordamientos, la  duración y los volúmenes vertidos.

En cuanto se dé aviso de un episodio durante la temporada oficial  de baños, Salud Pública volverá a analizar la calidad de las aguas  para baño e informará de los resultados a los gestores de las zonas  de baño. Asimismo, mantendrá la vigilancia hasta que los resultados  indiquen la vuelta a la normalidad.

Por su parte, la Agencia Vasca del Agua velará por el cumplimiento  de la autorización de vertido por parte de las entidades gestoras, lo  que requiere por su parte la contención de la mayor parte de las  aguas de lluvia infiltradas en los sistemas de saneamiento, la  adopción de medidas para reducir los desbordamientos y el control de  los volúmenes vertidos.

En este sentido, URA ha destacado que los entes que gestionan las  aguas urbanas están llevando a cabo "una encomiable y costosa labor"  para extender las redes separativas (pluviales y saneamiento) y  construir tanques de tormentas, cuya función no es otra que la de  contener los caudales iniciales generados por las lluvias, para  derivarlos a las depuradoras una vez que el episodio haya cesado.

Estos episodios de contaminación de corta duración debido a  desbordamientos ocurren durante todo el año en momentos de  precipitaciones intensas o prolongadas, si bien se hacen más patentes  y causan mayor alerta cuando coinciden con la temporada oficial de  baño.