no hay nuevos contagios

El Departamento de Salud da por cerrado el brote de legionelosis detectado en Gasteiz

El último caso de los nueve confirmados inició los síntomas el 12 de  febrero y desde entonces no se ha detectado ningún nuevo contagio

08.02.2020 | 21:10
Legionelosis.

El último caso de los nueve confirmados inició los síntomas el 12 de  febrero

BILBAO. El Departamento de Salud del Gobierno vasco y Osakidetza han dado  por cerrado el brote de legionelosis detectado en Gasteiz. Desde el  pasado mes de enero se ha confirmado la presencia de esta bacteria en  nueve personas, y todas ellas han precisado de hospitalización aunque  en la actualidad ninguna de ellas permanece hospitalizada. Además,  todos los lugares en los que se ha detectado la presencia de esta  bacteria, un total de cinco, han sido limpiados y desinfectados.

Según ha recordado Osakidetza, el inicio de los síntomas de estos  nueve casos se ha producido entre 7 de enero y el 12 de febrero. Una  vez pasado el periodo de incubación de la Legionella y al no haberse  detectado ningún nuevo caso, la Dirección de Salud Pública y  Adicciones da por cerrado el brote del que ha venido informando las  últimas semanas.

Las personas afectadas han sido seis hombres y tres mujeres, con  edades comprendidas entre los 30 y los 86 años. Todos los casos han  precisado de ingreso hospitalario, dos de ellos con estancia en la  UCI. No se ha encontrado ningún vínculo entre los casos más allá de  la agrupación temporal.

Durante el tiempo en el que se ha mantenido activo el protocolo,  se han intensificado los controles en la ciudad para tratar de  determinar el origen del foco, por medio de una estrecha colaboración  que se ha establecido entre el Departamento de Salud del Gobierno  vasco y el Ayuntamiento de Gasteiz.

Las principales actuaciones han ido encaminadas a muestrear todas  las torres de refrigeración de la ciudad y de su entorno, cerca de 70  ubicadas en empresas, grandes superficies comerciales y edificios  públicos, además de los nebulizadores y lavacoches de las zonas  frecuentadas por los casos.

Además, y como medida cautelar se ha procedido al cierre de todas  las fuentes ornamentales, hasta proceder a su limpieza y  desfinfección. También se han inspeccionado los camiones cisterna de  limpieza urbana, deteniéndose su uso hasta su limpieza y  desinfección, y también un pozo del que cogen agua.

Como consecuencia de este "riguroso" control, se ha detectado  presencia de Legionella pneumophila serogrupo 1 en las muestras  ambientales de tres torres de refrigeración, que ya han sido  limpiadas y desfinfectadas, así como en dos camiones cisterna de  limpieza, que han sido retirados de circulación, según ha indicado  Osakidetza.

Los análisis se centran ahora en determinar si la bacteria de  Legionella detectada en estos lugares es la misma que la detectada en  las personas infectadas, lo que permitirá determinar el foco o los  focos de este contagio, ya que no se descarta que no hay un foco  emisor común.

UN TOTAL DE 118 CASOS EN EUSKADI 2018

Durante el año 2018, en Euskadi se confirmaron un total de 118  casos de personas afectadas por esta bacteria, lo que representa una  tasa de incidencia de 5 por 100.000 habitantes. Por territorios, en  Alava se registraron 18 casos, 54 en Gipuzkoa y 46 en Bizkaia.

La legionelosis está causada por la bacteria llamada Legionella,  que se encuentra en el medio natural, en la mayoría de las ocasiones  en el agua de los ríos y lagos. Es capaz de sobrevivir a un amplio  rango de condiciones físico-químicas hasta llegar a los sistemas de  abastecimiento de agua de las ciudades, y se multiplica en función de  la temperatura de la misma.

Por ello los sistemas de agua caliente, como duchas, o las torres  de enfriamientos de los sistemas de aire acondicionado, son lugares  propicios más que se desarrolle esta bacteria, que no se transmite de  persona a persona, sino por vía aérea mediante la inhalación de  aerosoles contaminados con la bacteria.

El periodo de incubación oscila entre los 2 y los 10 días. La  legionelosis tiene un tratamiento eficaz mediante la administración  de antibióticos, pero si los casos son graves puede requerir soporte  avanzado en el hospital.