Piden la dimisión de Teodoro García Egea y López Miras por saltarse las normas sanitarias

La imagen de una comida con siete comensales abre una polémica cruzada entre PP y PSOE

19.04.2021 | 01:04
García Egea y López Miras, en la imagen de la polémica comida en Murcia.

Cuando parecía que las aguas habían vuelto a su cauce tras la fallida presentación de una moción de censura en Murcia, una polémica foto, en la que se aprecia cómo siete personas –todas ellas pertenecientes al PP murciano– comparten mesa en un restaurante vuelve a agitar la polémica. Más si cabe, si entre ellos están el presidente de la comunidad, Fernando López Miras, y el secretario general popular, Teodoro García Egea. PSOE y Unidas Podemos pidieron la dimisión de López Miras por "saltarse las leyes y las normas sanitarias" al compartir mesa y mantel "sin mascarillas ni distancia de seguridad". El PP negó que incumplieran la normativa.

Una fotografía tomada por un ciudadano fue la que comenzó la avalancha en redes sociales; más cuando fue rebotada por el Partido Socialista de la Región de Murcia (PSRM). En ella se aprecia a López Miras y a García Egea compartiendo mesa con Marcos Ortuño, consejero de Presidencia; Antonio Luengo, consejero de Agricultura; José Miguel Luengo, alcalde de San Javier, y Francisco Abril, director general de Administración Local, junto a una séptima persona –el propietario del restaurante– ajena al partido. En total, siete comensales cuando la normativa sanitaria deja claro que solo pueden reunirse seis personas en torno a la mesa. Ante la polémica generada, el PP murciano escribió un hilo en Twitter en el que expuso que la foto estaba sacada de contexto –por la perspectiva de la imagen–, ya que el propietario del restaurante El Pulpito se habría mantenido a una distancia prudencial. Los populares trataron de explicar la "manipulación" a través de un vídeo recreación, en el que participan personas ajenas a la citada comida y se demostraría que, si se toma la foto de frente, puede parecer que una persona situada lejos está en esa misma mesa.
 



 

 

Sea como fuere, la controversia ya estaba generada para entonces. Y es que en un comunicado de prensa el vicesecretario general y portavoz del PSRM, Francisco Lucas, consideró que todos los miembros del PP murciano que aparecen en la instantánea deben dejar sus puestos. "Deben asumir responsabilidades y dimitir de inmediato", afirmó. "La ley es muy clara y se la han saltado, porque se creen impunes a todo, y no se conforman con comprar voluntades y formar un gobierno de tránsfugas y de expulsados de la extrema derecha, ahora se vuelven a reír de toda la ciudadanía de la región", prosiguió, recordando cómo López Miras salvó su puesto de presidente en Murcia. "Es intolerable que un responsable público se salte la ley a la torera, una absoluta falta de ética de los mismos que luego salen muy solemnes a pedir responsabilidad y confrontar con el Gobierno de España", manifestó. Similar fue la reacción de Unidas Podemos, cuyo coordinador autonómico y diputado en el Congreso, Javier Sánchez Serna, apuntó que "la fotografía representa perfectamente la impunidad con la que el PP se mueve por la región. Robo de vacunas, corrupción, transfuguismo y escaqueo. El PP ya no respeta ni las normas sanitarias que piden cumplir al resto de la población".

Reacción del PP





 

Por su parte, el PP se defendió por boca de Miriam Guardiola, su portavoz en Murcia, que aseguró que el PSRM "sigue haciendo un ridículo monumental porque en todo momento se cumplieron las normas sanitarias. Con este tipo de bulos lo único que consigue es criminalizar a la hostelería en vez de ayudarla". Además, esgrimió un comunicado público del propio restaurante asegurando que no hubo incumplimiento.

"Es intolerable que un responsable político se salte la ley a la torera, porque se creen impunes"

Francisco Lucas

Portavoz del PSRM


noticias de deia